The Cure ilumina la noche
13 | NOV | 2019
The Cure ilumina la noche
Muchos hombres se caracterizaron como el cantante de la banda, Robert Smith. VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL

The Cure ilumina la noche

09/10/2019
01:07
Elizabeth Escobar
-A +A
Luego de años de ausencia en México, la banda congregó a sus seguidores en el Foro Sol en un concierto enmarcado por un día frío y nublado

[email protected]

 

The Cure hace temblar nuevamente el Foro Sol con su presentación, fueron los saltos y los gritos de euforia que hicieron que el lugar se estremeciera al ritmo de sus éxitos que interpretaron en un concierto que duro casi tres horas, aproximadamente.

Como un homenaje a la melancolía y obscuridad, miles de personas se dieron cita en el recinto, la mayoría de ellos usando playeras negras con estampados del nombre de la banda, muchos hombres aprovecharon para sacar el delineador negro y el labial rojo y caracterizarse como el vocalista, cada quien a su manera estaba ansioso y listo para pasar una noche sin igual.

Un día nublado y frío, acompañado de la euforia de miles de personas, fueron el escenario perfecto para que la banda conformada por el líder y vocalista Robert Smith, el bajista Simon Gallup, el baterista Jason Cooper, el tecladista Roger O´Donnell y el guitarrista Reeves Gabrels, salieran al escenario en punto de las 9:09 de la noche.

Fue la canción “Plainsong” y "Pictures of you" con las que abrieron el espectáculo, ante una audiencia muy emocionada y frenética por ver a Smith en acción, sobre todo la intensidad del público se podía apreciar en la explanada del lugar, en donde solo se podía observar masas de gente moviéndose de un lado a otro, todos intentando llegar lo más cerca posible del escenario.

Continuando con "A night like this", "Just one kiss", "Lovesong", entre otras, los fanáticos saltaban sin cesar, cantando cada estrofa de las canciones, uno que otro por un arrebato de frenesí arrojaban cerveza por doquier y muchos trataban de grabar con su celular todo lo que estaba haciendo su banda favorita.

“Muchas gracias", decía en español el vocalista cada vez que terminaba de interpretar una canción haciendo gritar ensordecedoramente a 65 mil personas de acuerdo a datos proporcionados por Ocesa.

La escenografía compuesta por luces robóticas ubicadas en todas las extremidades del escenario, que se prendían y apagaban al ritmo de los acordes de cada instrumento musical, junto a una red de luces pequeñas sobre puestas en la pantalla gigante trasera, hicieron que se proyectarán diversos efectos especiales.

Continuaron temas como "Last dance", en su tema "Burn" aparecieron grandes llamas de fuego en la pantalla, mientras que todo el lugar se iluminó de rojo, así continuó con "Fascination street" en donde aparecieron luces de los colores del arcoíris, con "Never enough" fue una explosión de colores morados y rojos y así en cada canción los colores cambiaban.

A una hora de haber iniciado el show la banda inició a tocar algunos de sus éxitos más esperados de todos sus admiradores "In between days" y  “Just like heaven” haciendo cantar a todos, mientras que las pantallas laterales proyectaban a algunos fanáticos que se encontraban entre la multitud agitando varias banderas mexicanas.

La melancolía y la tranquilidad llegó con "From the edge of the deep green sea" en donde varios aprovecharon para sentarse un momento, pero el gusto duró poco, porque al inicio de los acordes de "Play for today" el subidón de adrenalina regresó a todos los presentes que iniciaron a corear con un “Ooohhh" durante toda la canción y los brincos no se hicieron esperar con "A forest".

 La velada continuó con un primer encore con temas como "Shake dog shake", "Disintegration", "The caterpillar",  "Friday I'm in love", "Why can't I be you?", entre otros, llegando el momento del segundo encore, en donde tras un breve descanso, los británicos salieron nuevamente al escenario ante una audiencia que aún no se cansaba y quería seguir escuchándolos.

Es así que iniciaron con algunos temas que todos aman y que fueron guardados para el final, entre ellos estuvieron “Three imaginary boys”, la ya icónica canción de muchos de sus admiradores "Boys don't cry", “10:15 Saturday night” y cerrando con su presentación con “Killing an Arab”, en donde el tecladista sostuvo la bandera mexicana y con un “Gracias México”, la banda salió del escenario.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios