Agustín Lara murió hace 49 años, así fue el adiós al "Flaco de Oro"
18 | NOV | 2019
Agustín Lara
Agustín Lara

Agustín Lara, el adiós al poeta "feo" que enamoró a las mujeres

06/11/2019
00:20
Reyna Avendaño
Ciudad de México
-A +A
El “Flaco de Oro”, compositor de temas como “Solamente una vez” y “Piensa en mi”, estuvo inconsciente los últimos días antes de morir, falleció el 6 de noviembre de 1970

Agustín Lara, el artista que le cantó majestuosamente al amor y a las mujeres estuvo inconsciente los últimos días de su vida, el poeta creador de temas como “Solamente una vez”, “Piensa en mi” o “Arráncame la vida” falleció el 6 de noviembre de 1970.

El compositor estuvo en coma durante 23 días, murió de un paro cardiorrespiratorio por una insuficiencia cardíaca y un enfisema pulmonar crónico. Eran las 15:50 horas cuando en la habitación 347 del Hospital Inglés el "Flaco de Oro" dio su último respiro; fue despedido como un genio de la canción romántica.

“Agustín Lara ya sólo vive en sus canciones. Unas manos y una inspiración maravillosas que hicieron cantar a México entero, fueron arrebatadas ayer, para siempre, por la implacable Parca”, reportó EL UNIVERSAL en su primera plana del sábado 7 de noviembre de 1970.

Una fotografía de un joven Agustín Lara ilustra la noticia en la que se detalla que en el momento en el que ocurrió su muerte, el músico se encontraba sólo con el médico residente, pues debido a que el estado de salud de Agustín había registrado una leve mejoría, su esposa Rocío Durán no estaba a su lado en ese momento.

Por Decreto Presidencial de Gustavo Díaz Ordaz, los restos mortales del músico poeta fueron sepultados en la Rotonda de los Hombres Ilustres del Panteón Civil. 

agustin_lara_nota_muerte.jpg

El adiós a Agustín Lara se dio primero en la Sociedad de Autores y Compositores de México, después recibió un homenaje en el Teatro Jorge Negrete y posteriormente uno en el Palacio de Bellas Artes.

Fue en este recinto, donde el cronista de la ciudad, Salvador Novo, expresó que con la muerte de Agustín Lara se iba un artista, pero quedaba en el corazón de todos los mexicanos el gran calor de su obra inmortal. 


Todos lloraron la muerte de Agustín Lara 

El 8 de noviembre, las esquelas por el fallecimiento de Agustín Lara inundaron las páginas de este diario, Telesistema Mexicano, la XEW y la Sociedad de Autores y Compositores de Música, fueron algunos de los que externaron sus lamentos por la pérdida del gran artista.

esquela1_0.jpg

esquela3_0.jpg

La XEW resaltó el talento que Agustín Lara tenía para cantar con belleza, ternura y una magistral lírica apasionada a la mujer.    

esquela2_0.jpgesquela4.jpg

El lunes 9 de noviembre, en EL UNIVERSAL se invitaba al público a escuchar el homenaje a Agustín Lara que duraría 24 horas, en las que iban a poder escucharse sus canciones, a sus intérpretes y entrevistas exclusivas con el compositor. 

agustin_lara_programa_radio.jpg
 

Agustín Lara, el flaco más amoroso 

Agustín Lara le cantó al amor y al desamor que le inspiraron las mujeres, aquellas a las que dedicó gran parte de su creación musical.

El compositor se casó por primera vez con Carmen Zozaya, cuando tenía 39 años, luego aparecieron en su vida María Félix, Clarita Martínez, Yolanda Garza y finalmente, en 1965, se casó con Rocío Durán en España.
  
Rafael Lara Zetina, sobrino de Agustín Lara, contó a EL UNIVERSAL que en su adolescencia, el compositor sufrió porque sus amigos disfrutaban poniéndole apodos siempre inspirados en su cuerpo delgado, tales como “El huracán”, “El siluetas”, “El silbido”, pero él solía responder de manera amable: “Soy flaco pero honrado”.

agustin_lara_flaco_de_oro_.jpg

En una charla con este diario, años antes de su muerte, Lara abordó con humor el tema de su físico.

“Desde que nací mi padre descubrió que yo era muy feo y válgame decir que no exageraba ni mentía; nací feo y lo seguí siendo toda mi vida. Yo creo que Dios me vio tan feo que dijo: A éste le vamos a dar un poco de inspiración porque si no le va a ir muy mal en la vida al pobre”, expresó.   

agustin_lara_caricatura.jpg
Caricatura del maestro Agustín Lara días antes de morir. Hemeroteca EL UNIVERSAL 

Tras la muerte de Lara, Zetina comentó sobre el efecto que Agustín tenía con las mujeres, recordó el testimonio que unos días antes había dado la actriz Vianey Lárraga:

“Lo que pasaba con Agustín es que nos trataba con tanta delicadeza, con tanta caballerosidad, que uno llegaba a pensar que era realmente una reina y él un simple súbdito. Ya fuera de la vida de Agustín nadie volvía a tratarnos como reinas y se rompía el encanto. Entonces ya era tarde para regresar a su cariño, porque la mujer que entraba en su vida era todo para él, pero la que salía de ella se perdía para siempre en su olvido”.

agustin_lara_.jpg

En una entrevista que María Félix ofreció en 1991 a Jacobo Zabludovsky y Verónica Castro, así recordó al compositor que le escribió el tema “María bonita”, y con quien estuvo casada durante seis años. 

“Agustín era formidable, Agustín era un tipazo, dicen que no era guapo, a mi me parecía que tenía una vanguardeza (sic), voz armoniosa; hay veces que no necesitas más que la voz para saber que está guapo”, expresó. 

agustin_lara_y_maria_felix_.jpg
Cuentan que María Félix fue el amor de su vida. Con “La Doña” contrajo nupcias integrando una pareja envidiada. Muchos fueron los romances, reales o ficticios del notable compositor, pero el que realmente dejó huella (y ahí está “María bonita” para confirmar esto) fue de la sensacional sonorense. Hemeroteca EL UNIVERSAL

 


Agustín Lara siempre se aferró a la música
 

Agustín Lara, uno de los compositores más importantes de México nació en Tlacotalpan Veracruz el 14 de octubre de 1900. A sus seis años viajó con su familia a la Ciudad de México, llegaron a vivir a Coyoacán, con la tía Refugio, hermana mayor de la madre del pequeño Agustín.

La señora Refugio era directora de un hospicio en Coyoacán y según contó el propio Agustín, fue ahí donde recibió la “semilla musical” que floreciera posteriormente en él, pues tocaba un armonio a escondidas de la directora, su tía, y sobre todo, de su padre, quien tenía para él otros planes: que fuera un militar.

También lee: ​La falsa muerte de Agustín Lara

Cuando Lara llegó a la adolescencia ya dominaba el piano, improvisaba melodías y memorizaba compases en forma extraordinaria.

A los 13 años, en un ambiente de mucha pobreza, Agustín logró trabajar como pianista de un “Club de Señoras”, donde estuvo muy cerca de la vida dramática, la bohemia y las mujeres. Y aunque su padre lo envió al Colegio Militar para disciplinarlo, Lara reprobó en el primer año.       

Agustín Lara comenzó su carrera en un cabaret de la colonia Santa María la Redonda, hacia 1925, una vez liberado de la disciplina militar. A esa edad Agustín había vivido ya tórridos romances con artistas que se iniciaban como él, pero también con gente del bajo mundo.

agustin_lara_musico_poeta_0.jpg
Agustín Lara, un maestro del piano. Fototeca EL UNIVERSAL 

Se sabe que una amante suya, en un acto de ira por celos, lo agredió con una botella y le rasgó la cara. Lara se desenvolvió en este mundo, durante sus primeros años, después fue “descubierto” por los industriales del radio, quienes vieron éxito en sus melodías.

Lara surge en la vida artística en 1927 con la canción “Imposible”, en 1930 el interés de la recién creada XEW no lo perdió de vista, pues ya se había formado la figura de un hombre romántico, bohemio, poeta y amante de la belleza femenina.

Lee también: Historias de las estrellas del ayer 

Dentro de la radio se hizo célebre “La hora íntima de Agustín Lara” que consistía en estrenar en cada una alguna creación inédita del músico.

Surgieron éxitos como “Rival”, “Piensa en mí”, “Hastío”, “Granada”, "Farolito", "Aventurera", "Veracruz", Pecadora",  entre muchas otras; los conocedores calculan que Agustín Lara compuso no menos de 2 mil melodías, varias de ellas desconocidas al momento de su muerte. 

Figuras como Toña la Negra, Libertad Lamarque, Pedro Vargas, Carlos Gardel, Hugo del Carril y Pedro Infante, entre muchos otros, han inmortalizado sus canciones que siguen fascinando y enamorando, así como Agustín Lara lo hizo.

También lee: ¿Te acuerdas del Cancionero Picot? 

rad 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios