Las Garza unen anécdotas en teatro
22 | ENE | 2020
Las Garza unen anécdotas en teatro
Las actrices estrenarán la puesta el 26 de agosto en el Foro Lucerna. Foto/DIEGO SÁNCHEZ. EL UNIVERSAL

Las Garza unen anécdotas en teatro

30/07/2019
00:12
Sughey Baños
-A +A
Ana Silvia, Mariana y María actúan en obra que aborda la menstruación

[email protected]

En México hay muchas dinastías que han hecho historia en los escenarios: los Fábregas, los Bichir, las Pinal y ahora toca el turno a las mujeres Garza (Ana Silvia Garza, Mariana Garza y María Perroni Garza), quienes compartirán por primera vez el escenario gracias a la obra Nuestro cuaderno rojo.

“¡Por fin se cumple un sueño de mucho tiempo! María desde que tenía cuatro decidió que quería hacer teatro, a los seis comenzó de manera profesional, así que prácticamente toda su vida ha estado en teatro y de todos estos años hasta hoy comienza a cumplirse uno de mis sueños, que es compartir con ella escena, estoy honrada de estar con mi santa madre”, señaló Mariana.

Ana Silvia Garza dijo que con este proyecto se da cuenta que todo lo que se imagina se puede hacer realidad y ella siempre se vio con ellas en el escenario.

Pero la idea de montar este texto de Claudia Romero fue de la directora Alejandra Ballina por una razón muy especial: la historia habla del primer periodo menstrual de una niña, quien a pesar de tener información al respecto, acude a su madre y abuela para que le cuenten cómo vivieron ese momento y le den el cariño que necesita.

“Queremos abrir el tema, que se convierta en algo de discusión o plática en la familia. La obra se basa en el libro My little red book, de Rachel Kauder, pero lo que lo hace diferente es lo que hicieron Alejandra y Claudia, las tres generaciones hablando de que les sucedió en su primer periodo y luego van a contar historias que vienen en este cuaderno”, explicó Mariana sobre el montaje, que estrenará el 26 de agosto en el Foro Lucerna.

La directora explicó que si bien la relación entre ellas ya está a priori establecida, ellas tendrán que interpretar personajes que no tendrán relación entre sí.

“Se creó un espacio lúdico donde ellas comienzan a contar estas historias en lugar de hacer sólo una lectura; tampoco nos cerramos a que la puesta con el tiempo se pueda modificar, tal vez de entre el público resulte un testimonio”, señaló Ballina.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios