La Roca va al siguiente nivel: va por un Oscar
22 | ENE | 2020
La Roca va al siguiente nivel: va por un Oscar
Los personajes tendrán que librar los peligros del desierto. SONY PICTURES

La Roca va al siguiente nivel: va por un Oscar

10/12/2019
00:48
Ariel León Luna
-A +A
Dwayne Johnson, quien protagoniza la secuela de "Jumanji" , dice que su próximo reto es ganar un Oscar

En "Jumanji: El siguiente nivel" Dwayne Johnson regresa como un explorador virtual de un juego de consola, el cual tendrá que librar los peligros del desierto, la jungla y los miedos de su personaje.

En la vida real, Johnson no sólo se ha enfrentado a las limitaciones que implicaron ser un luchador que quiso ser actor, a lo largo de la vida también ha tenido que enfrentarse a la marginación de la que salió siendo un destacado jugador de futbol americano y que más tarde se hizo luchador. También lidió por provenir de una etnia hawaianos aun cuando era de una estirpe aristocrática Semoana y de una etnia afrocanadiense.

Pese a todo, hoy Johnson es el actor mejor pagado de Hollywood (por séptimo año consecutivo) y al año hace al menos cinco películas. ¿Su próxima meta? Quizá obtener un Oscar, porque, dice, aún con las limitaciones que se le presentaron en su juventud, hoy está en un lugar privilegiado y parece no haber reto imposible para él.

“Me siento honrado de estar en este punto de mi carrera, siempre existen dudas de la gente que está a tu alrededor, de la industria pero sobre todo de ti. Recibí tantos ‘nos’ que hubo un momento en el que creí que era imposible. Cuando empecé en la lucha pensaban que era para lo único para lo que servía y ser actor fue otro reto porque tuve que demostrar que lo podía hacer, y vemos hoy aquí hablando de una película tan grande como Jumanji que está en su segunda parte”, comentó el actor en entrevista con EL UNIVERSAL.

Esta tenacidad y constancia en su vida —diario del levanta a las 6:00 horas, hace ocho comidas al día y por nada deja las clases de actuación y su tiempo en el gimnasio— han hecho que hoy sepa que quiere estar actuando por siempre y que sus retos sean probar nuevos géneros, y aunque dice que para él los reconocimientos de la industria sea algo que no busque, afirma que si llegan, los recibirá con gusto pues ahora está consciente de que si se lo propone, no sería raro verlo con pedir por una estatuilla.

“Claro que el reconocimiento es importante para cualquier actor, no hay que mentir. Pero también es cierto que disfrutar mientras haces esto también es parte del reconocimiento. Amo viajar por todo el mundo con mi trabajo, hacer películas de todo tipo, acción, comedia y por qué no, también drama. Un Oscar no es algo tan descabellado, todo puede pasar y son esos retos los que te motivan a levantarte diario y hacerlo mejor”.

Para el actor de 47 años, este podría ser el mayor reto de su vida, ya que sus inicios en la actuación, en 2003 y 2004, fue nominado al Razzie al peor actor por sus papeles en El rey Escorpión y Pisando fuerte. En 2005 ganó finalmente el galardón por su interpretación en la cinta Doom, de la que el propio Johnson dijo que había traicionado la saga de videojuegos.

Mezcla de diversión y enseñanza

Ahora, dijo, Dwayne busca con cada trabajo ser una mezcla perfecta entre diversión y enseñanza, porque para él una de las cosas que más le atrajo de esta secuela de Jumanji es que le da el protagonismo a unos inadaptados (outsiders) con lo que sin duda dijo se siente identificado, pues él mismo a lo largo de su vida se ha sentido así.

“Creo que todos en algún punto de nuestra vida nos sentimos así (outsiders), porque a veces estamos en lugares en los que no debemos estar, o porque queremos hacer cosas que son distintas al entonarnos en el que estamos; hoy me siento tranquilo con el lugar en el que estoy, haciendo lo que hago y tengo muchas metas pero sin duda todas tienen que ver con esto que hago”, señaló el histrión.

La primera cinta que él protagonizó de este remake, Jumanji: En la selva fue un éxito de taquilla superando los 957 millones de dólares, algo inesperado para esta historia basada en el popular filme de Robin Williams de 1995.

Para esta nueva entrega, la cinta tiene un mayor presupuesto e incluye estrellas (Danny de Vito y Danny Glover) y con ello habrá una mayor expectativa por superar lo antes conseguido. Dwayne aseguró no sentirse temeroso o nervioso con el resultado de la película; de no tener la certeza en el proyecto, no lo habría aceptado y mucho menos lo habría producido.

La cinta, que estrena este viernes, cuenta con los mismos cuatro adolescentes pero ahora las reglas han cambiado: sus personajes se han intercambiado entre sí.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios