Kanye West, feliz porque podrá votar por sí mismo para ser presidente de EU

Espectáculos 03/11/2020 12:11 Redacción y EFE Actualizada 18:01
Guardando favorito...

El mundo de la música tiene una relación complicada con Trump, desde estrellas de la talla de Taylor Swift y Elton John a bandas como los Rolling Stones o R.E.M. le desdeñan

Pocos aliados tenía ya Donald Trump en los círculos musicales y este año perdió a Kanye West, su principal adulador.

Kanye West pasó de visitar al presidente en el Despacho Oval a decir que "todo es un caos" y competir contra él como candidato independiente en algunos estados.

El rapero externó su felicidad porque por primera vez votará por alguien en quien confía plenamente: por sí mismo, así lo reveló a través de un mensaje en su cuenta de Twitter. 

"Dios es tan bueno. Hoy voy a votar por primera vez en mi vida por el presidente de los Estados Unidos, y es por alguien en quien realmente confío ... en mí", se lee.. 

 

Las reacciones de los cibernautas se dividieron entre los que aplaudieron sus palabras y los que le dedicaron memes y burlas. 

También lee: Jennifer Aniston pide no votar por Kanye West y ser responsables  

elecciones_eu_2020.jpg 

elecciones_eu_2020_0.jpg
Una persona vestida como Jesús sostiene un cartel apoyando a Kanye West afuera de un mitin de la campaña "Make America Great Again" en el Aeropuerto Internacional de Rochester en Rochester, Minnesota. Foto: AFP  

Quizás el rapero 50 Cents ocupe el lugar de West tras apoyar a Trump porque no quiere que le suban los impuestos, aunque luego retiró sus palabras.

Al menos Johnny Rotten (Juanito Podrido), de los Sex Pistols, es de los pocos que mantienen su fidelidad a Trump: "La única opción responsable", asegura. 

Lee también: Kanye West figura como candidato presidencial en Mississippi 

El mundo de la música tiene una relación complicada con Trump, desde estrellas de la talla de Taylor Swift y Elton John a bandas como los Rolling Stones o R.E.M. le desdeñan y rechazan que sus canciones suenen en su campaña. 

La disputa entre el inquilino de la Casa Blanca y el mundo de la música comenzó mucho antes de su mandato, cuando los Rolling Stones y Neil Young se quejaron públicamente de que Trump amenizara con sus canciones los primeros actos de campaña, allá por 2015.

A las protestas se sumaron pronto Elton John -de quien el mandatario estadounidense es fan declarado-, Adele y hasta familias de artistas fallecidos como Leonard Cohen o Luciano Pavarotti, que alegan que sus valores no comulgan con los del republicano.

Los rockeros no quieren a Trump

Cuando Trump formalizó su candidatura en 2015, el himno "Start Me Up" se convirtió en un clásico para cerrar sus primeros mítines hasta que los Rolling Stones pidieron en 2016 la retirada del tema, una disputa que escaló a una carta de "cese y desistimiento" enviada por su equipo legal este año.

A los Stones se unió Neil Young, quien afirmó que "no le gustaba la idea" de que su música sonara en actos de Trump por su "misoginia" y "racismo".

Los componentes de R.E.M. siguieron los mismos pasos y dieron otro más al recuperar "World Leader Pretend" como himno anti Trump para la iniciativa "30 días, 30 canciones", una lista de canciones protesta contra el mandatario.

También lee: Eduardo Verástegui reitera apoyo a Trump por ser provida y estar en contra del aborto 

Patti Smith, U2, Pearl Jam, Arcade Fire, Radiohead, Bruce Springsteen, Stevie Wonder y Guns N' Roses son algunos de los músicos que incluyeron canciones en esa lista con títulos tan sugerentes como "People Have the Power", "World Wide Suicide", "Idioteque" o "You Haven't Done Nothing".

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

This is @joebiden’s hometown. This is more than where he’s from. This is who he’s for.

Una publicación compartida de Bruce Springsteen (@springsteen) el

 

Joan Baez recuperó la canción protesta con "Nasty Man"

Quien llegó algo más lejos fue Joan Baez, que encontró en el mandatario la inspiración suficiente para componer su primera canción original en más de 20 años: "Nasty Man" (hombre asqueroso/desagradable).
Y la inspiración no fue nada positiva.

"Cuando a nadie le importe un carajo sus tuits, él estará finalmente y para siempre obsoleto", terminan sus versos.

A los artistas latinos "les hierve la sangre" con Trump 

Ricky Martin fue de los primeros en alzar su voz contra Trump cuando era un aspirante del Partido Republicano con un discurso que "hervía la sangre" al cantante de "Vida Loca" por su "acoso gratuito a la comunidad latina".

Becky G, nacida y criada en Los Ángeles en una familia de origen mexicano, tampoco se alegró por la victoria de Trump: "Él no nos dividirá", dijo durante su toma de posesión al hablar "por todos los que llegaron a EE.UU. en busca de una vida mejor".

Incluso Jennifer Lopez recordó la separación de niños de sus familias en la frontera durante su actuación en la Super Bowl con una referencia a la jaulas que no pasó desapercibida.

Por su parte, Bad Bunny llevó en otro espectáculo una camiseta con el mensaje "Tú eres twitero o presidente?".

J Balvin, Shakira, Marc Anthony y Romeo Santos son otros de los latinos que han criticado a Trump en sus conciertos.

Trump tampoco es "Pop"

El mundo del pop tampoco muestra su agrado por Trump.

Ni Madonna, ni Cher, ni Katy Perry, ni Miley Cyrus han tenido palabras agradables por el presidente. Tampoco Justin Bieber, quien pide en redes sociales el voto contra él, ya que es canadiense y aunque reside en Los Ángeles (EE.UU.) no puede votar. 

Los británicos Harry Styles y Adele también quieren que Trump salga de la Casa Blanca. "Soy británica pero lo que pasa en Estados Unidos me afecta", dijo la autora de "Rolling in the Deep".

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Get this White supremacist out of the White House #bidenharris2020

Una publicación compartida de Madonna (@madonna) el


Otras artistas como Billie Eilish insisten en que "Trump está destruyendo su país", mientras que Lana del Rey promovió conjuros contra él y llegó a decir que su triunfo en las urnas fue "una pérdida para la cultura".

Incluso Taylor Swift rompió el silencio en torno a sus preferencias políticas -hasta entonces una incógnita- para dejar claro que con Trump no va a ningún sitio.

rad 
 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios