15 | FEB | 2019
Del Conde hace un viaje anual a una isla cerca de Cancún (ACANTO)

El amigo de Fidel cuenta su vida

17/07/2018
00:05
César Huerta Ortiz
-A +A
Antonio del Conde, que le prestó el barco Granma y le dio armas para la Revolución Cubana, protagoniza Semillas de pólvora

[email protected]

La salida de Fidel Castro de México en 1956 y el comienzo de la Revolución Cubana no podría explicarse sin un hombre que le prestó el barco Granma y lo abasteció del armamento necesario para la lucha.

A sus 92 años, el mexicano Antonio del Conde es el personaje central de Semillas de pólvora, documental ahora en producción.

Lo dirige Arturo González Villaseñor, quien en 2014 saltó con Llévate mis amores, acerca del grupo de mujeres conocidas como Las patronas, quienes dan de comer a los migrantes centroamericanos a su paso por México en tren.

“Semillas de pólvora es un viaje que hacemos con él en automóvil de la Ciudad de México a una isla cercana de Cancún, verlo con una vitalidad que nos hace pensar lo que era esa generación de guerrilleros.

“No me interesaba retratar a alguien en redención o en la cama contando sus memorias, sino que se viera esa fuerza en un viaje que él hace cada año”, comenta el realizador.

Del Conde conoció a Castro cuando éste entró a su armería de la capital mexicana en julio de 1955 y le preguntó por unos mecanismos belgas.

Los dos se hicieron amigos. Castro le llamó “cuate”. Un año después, 89 cubanos salieron de Tuxpan, Veracruz, para iniciar la revolución.

En las primeras secuencias de Semillas de pólvora, detalla González Villaseñor, se mostrará un espacio real con varios libros, una fotografía de Fidel y varias banderas del país caribeño, mientras el protagonista busca unos huaraches para el viaje.

Nada forzó durante las 40 horas de material levantado, asegura el entrevistado, aunque algunas escenas parecerían controladas por él.

De Conde, para apoyar la revolución, abandonó a su familia y conoció a una de su hijas hasta que ella tuvo 21 años.

“Lo más trascendental de la historia, para mí, es ver lo que estamos dispuestos a hacer para cumplir un ideal, una convicción”, señala.

“El documental no tiene nada qué ver con lo panfletario o contra la revolución, sino que tratará de ver la esencia de este hombre a partir de un viaje y el reencuentro familiar”, subraya González Villaseñor.

Semillas de pólvora buscará estar en el Working progress del festival de Los Cabos a fines de año para la posproducción y estrenar en 2019.

Producido por la compañía Acanto, la cubana Geraldine Orta y la mexicana Mariana Navarro, el largometraje es fotografiado por Jorge Linares.

El guión es escrito por el entrevistado, Antonio Mecalco y Paula Markovitch (El premio).

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios