Antonio Campos cuestiona la fe que hay en EU

En su cinta "El diablo en todas partes", el director explora a individuos que realizan atrocidades en nombre de Dios

Antonio Campos cuestiona la fe que hay en EU
Robert Pattinson interpreta a Preston Teagardin, un predicador que usa su elocuencia y carisma para envolver a las personas. Foto: NETFLIX
Espectáculos 18/09/2020 03:01 Ariel León Luna Actualizada 03:01
Guardando favorito...

¿Puede sobrevivir en medio de un entorno violento, lleno de corrupción y tragedia, alguien que busque la justicia y que, pese a crecer con un significado retorcido de lo que es la fe y lo que se debe hacer en su nombre, busque el bien común?

Esa es una de las tantas preguntas que se plantea Antonio Campos, director de la película El diablo en todas partes, que esta semana llegó al servicio Netflix.

Se cuenta la historia de varios individuos afincados en un pueblo de Ohio en la década de los 50, la mayoría de ellos haciendo atrocidades en nombre de la fe.

“A medida que crecía, pensé que el cristianismo tenía un mensaje positivo, pero siempre tuve problemas con la forma en que operaba la Iglesia y la forma en que veía la religión organizada operando, eso no se sentía tan puro; es obvio ahora que hay corrupción en esas instituciones”, relató el realizador.

Uno de los protagonistas de esta adaptación es Arvin Rusell (Tom Holland), quien es criado por su abuela Emma tras la trágica muerte de su padre, Willard Rusell (Bill Skarsgård).

Tiempo después, el joven Arvin se enfrentará a un nuevo predicador hedonista (interpretado por Robert Pattinson) y a un policía corrupto, a la par de que por su pueblo pasan un matrimonio de psicópatas que asesinan a personas que recogen en la carretera. Todos se rigen bajo el precepto de que ese es un lugar sin Dios.

“La fe de la gente es complicada y la relación de este país (EU) con ella es complicada, y la película, sin ser religiosa, explora esa relación. Se trata de la forma en que las personas pueden justificar cosas horribles a través de su fe”, detalló Antonio.

La película, al igual que el libro, se desarrolla a lo largo de generaciones (dos décadas) y tiene como tema central historias de fe y violencia que se cruzan en el corazón de un Estados Unidos que para el director, es similar al que actualmente existe.

Además de actuar, Jake Gyllenhall produce la película; Mia Wasikowska y Sebastian Stan conforman el elenco, y cuenta con la narrativa de Donald Ray Pollock, escritor del libro en el cual se basa el filme.

“Contar con (Donald) es un gran premio”, dijo Campos.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios