Suscríbete

Se va Tomás, El Sembrador

Salvador García Soto

El que la cabeza de Tomás Zerón —principal responsable del caso Ayotzinapa y de la manipulación de testimonios y diligencias, desde la confesión “bajo tortura” de Sidronio Casarrubias hasta la siembra de evidencias en el río San Juan— haya rodado a 10 días del segundo aniversario de la masacre de los 43 normalistas en Iguala, confirma el debilitamiento de un caso que está a punto de colapsarse jurídicamente y cuya cuestionada “verdad histórica”, de la que fue artífice el ahora ex director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), ya resulta insostenible.

La presión de los padres de los normalistas, que se negaban a dialogar con la PGR hasta en tanto no se fuera Zerón de Lucio, fue determinante para que la procuradora Arely Gómez finalmente lograra, después de pedirlo en varias ocasiones, que en Los Pinos le autorizaran la salida del funcionario que fue obligada a aceptar en su equipo de trabajo, aunque nunca estuvo de acuerdo con su estilo y dudosos métodos de “investigación”. Y es que a Tomás lo protegía fuertemente el consejero Jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos Cervantes, que lo conoce desde el Estado de México cuando, como director de Inteligencia, Zerón fue parte fundamental, junto con Alfredo Castillo, de la investigación y muy dudosa conclusión del caso de la niña Paulette, en la procuraduría del entonces gobernador Enrique Peña Nieto.

La cercanía del segundo aniversario de la masacre de Iguala, junto al reciente amparo otorgado a Sidronio Casarrubias, el principal testigo de la “verdad histórica” y su posible liberación “por actos de tortura”, hicieron insostenible la permanencia del director de la AIC, tocado desde que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH lo acusó de “sembrar evidencias” en el río San Juan. Zerón fue grabado en video en el paraje donde un día después encontraron los restos del normalista Alexander Mora. El funcionario caminaba junto a un testigo al que trasladó al lugar de manera ilegal y violando el debido proceso, pues no tenía facultades para realizar esa diligencia.

Desde entonces la procuradora Arely Gómez ordenó una investigación interna para determinar si Zerón violó la ley y los protocolos de investigación. Pero ante la tardanza para entregar resultados de esas investigaciones, los padres de los normalistas se levantaron de la mesa de diálogo con la PGR el pasado 18 de agosto y amenazaron que no volverían hasta que fuera destituido el director de la AIC.

Ayer, finalmente y en forma de “renuncia”, se fue Tomás Zerón de Lucio. Curiosamente fue la misma figura que el presidente Peña Nieto utilizó recientemente para despedir del gabinete al secretario de Hacienda Luis Videgaray. La procuradora Gómez informó anoche en un comunicado que aceptaba “la renuncia” y también despidió con elogios y reconocimientos al funcionario. La pregunta es si la procuradora cree que con su renuncia basta para borrar posibles delitos cometidos por Zerón contra la procuración de justicia ¿La PGR permitirá la impunidad? No sería la primera vez; tampoco la última.

NOTAS INDISCRETAS… Hace unos días Andrés Manuel López Obrador llamó la atención con un spot contra Peña Nieto donde decía: “Habrá una rebelión en la granja”, parafraseando la novela de George Orwell. Y ayer el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Jorge Olvera García, criticó duramente el presupuesto 2017. “Los recortes al presupuesto de la educación son un suicidio para el país. Son la destrucción de un futuro que ya nació y equivalen a construir un muro que dividiría a la sociedad porque estaría negando la posibilidad de lograr la igualdad”. Las declaraciones del rector mexiquense sorprenden por la cercanía que la UAEM solía tener con Peña Nieto. ¿Será el inicio de la rebelión en la granja?.. Dos fallos ayer del Tribunal Electoral del Poder Judicial sobre elecciones locales del 5 de junio. Uno permitió al magistrado Fernando Chevallier, del Tribunal Electoral de Puebla, revisar las impugnaciones a la elección local, luego de que el funcionario declarara que los comicios poblanos fueron casi “perfectos”, aún antes de revisar las quejas. Los magistrados federales, sólo llamaron “imprudente” e “irresponsable” a su colega poblano, pero no lo inhabilitaron para atender las quejas de los partidos. El otro fallo confirmó la anulación de la elección de la alcaldía de Zacatecas, que ganó la candidata de Morena, Soledad Luévano. La anulación, dijeron, no fue por la figura de “embajadores de la soberanía nacional”, sino por fallas en el recurso de impugnación de Morena, esto porque el partido había dicho que con ese caso buscaban sentar un precedente contra López Obrador, que recorre el país como “embajador de la soberanía nacional”… Los dados mandan doble Escalera. Mejora el tiro.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios