Se encuentra usted aquí

EPN y padres de Ayotzinapa: ¿dialogar para qué?

21/09/2015
02:07
-A +A

Por segunda ocasión el presidente recibirá a los padres de los 43 normalistas el jueves 24 de septiembre, dos días antes de que se cumpla el primer aniversario de la desaparición y muerte de los estudiantes. El encuentro, del que no se precisa aún hora ni lugar —aunque podría ser de nueva cuenta en Los Pinos— no será un momento fácil para el mandatario, como no lo fue la primer reunión del 29 de octubre de 2014. Si en aquella ocasión los familiares increparon y exigieron al presidente, según un video filtrado de la reunión privada, esta vez los papás llegarán con la desesperación acumulada de un año, mayor aleccionamiento político de grupos radicales que los asesoran y, sobre todo, en posición de ventaja que les dio el informe del GIEI avalado y apoyado por el gobierno, y que dio la razón a las familias.

Si bien el presidente llegará al encuentro con información sobre la detención de un presunto “autor material” de la desaparición de los estudiantes, Gildardo López Astudillo, capturado el viernes pasado y a quien interroga la SEIDO, la combatividad y animosidad de los padres, que sostienen que sus hijos están vivos y que insisten en que se investigue el papel que jugó la Policía Federal y el Ejército en el operativo en el que secuestraron a sus hijos, harán palidecer cualquier dato nuevo que arroje la declaración del llamado Gil.

Los asesores presidenciales analizan acciones y posiciones del gobierno para contener la presión de grupos que, junto con los padres, harán de esta semana un intento más de enjuiciamiento de la administración peñista. El nuevo jefe de asesores, Francisco Guzmán, analiza varias opciones, incluidas voces que sugieren aceptar errores cometidos por su ex procurador Jesús Murillo Karam, a quién se buscó proteger al sacarlo del gabinete 10 días antes del informe del GIEI.

Pero como se ve muy difícil que Peña Nieto sacrifique a gente tan cercana, lo que sí podría ocurrir es que desde Los Pinos reactiven “líneas de investigación” desechadas en las primeras averiguaciones. Una tiene que ver con el ex gobernador Ángel Aguirre y el conocimiento que tuvo de los hechos y su cercana relación con el matrimonio Abarca. Pero no pararía con —el hasta ahora “intocable”— Aguirre, sino que seguiría hacia el PRD. Y ahí la lista va desde funcionarios locales como Lázaro Mazón, Armando Ríos Piter, Sebastián de la Rosa, actual coordinador de los diputados locales, hasta líderes nacionales como Jesús Zambrano y Jesús Ortega y el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, de quien se sabe ayudó logísticamente a la fuga de los Abarca.

Si Peña aceptó recibir a los padres de Ayotzinapa por segunda vez, a unas horas del primer aniversario, difícilmente será para darles condolencias y promesas como en aquel primer encuentro. Algo tendrá que darles a los engallados y embravecidos padres. Y hay dos cosas que ellos quieren: la primera, saber dónde están sus hijos y qué hicieron con ellos o con sus restos; y la segunda, justicia.

NOTAS INDISCRETAS… A propósito de Graco Ramírez, a muchos les extrañó la ausencia del morelense en el tercer informe de Miguel Ángel Mancera. Sobre todo porque el jefe de Gobierno del DF siempre ha cuidado la cortesía y cooperación con el estado vecino. Y no faltó quien interpretara: o Graco ya se creyó que puede ser candidato presidencial y está viendo a Mancera como rival, o los graves problemas de seguridad, señalamientos de corrupción que involucran a su círculo familiar y cercano u otros conflictos locales lo tienen clavado en su laberinto… Ayer desde la catedral de La Habana, el papa Francisco dejó de lado la homilía preparada e hizo toda una disertación de la pobreza. “El espíritu mundano no la conoce, la esconde, no por pudor, sino por desprecio ¿Cuántas almas entristecidas, almas generosas, que empezaron bien y después se les fue pegando el amor a esa mundanidad rica y terminaron mal, terminaron sin amor? porque la riqueza pauperiza”, dijo. Y pidió a obispos, sacerdotes y consagrados “amar la pobreza como a una madre”. ¿Cuántos cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes mexicanos aman la pobreza y cuántos se han dejado seducir por esa “mundanidad rica”?...Los dados mandan Serpiente. Semana difícil.

[email protected]

Salvador García Soto
Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.