Los amigos del canciller

Katia D'Artigues

Mientras que ayer Barack Obama ofreció su último mensaje como presidente de Estados Unidos y en la Casa Blanca se preparan para la llegada de Donald Trump, despejamos la duda de cómo fue que Luis Videgaray se hizo amigo de Jared Kushner, yerno del próximo presidente estadounidense y recién nombrado asesor especial del mandatario. Recuerde que ambos personajes fueron quienes amarraron la visita de Trump a nuestro país.

—Es una gente extraordinariamente competente de quien yo tengo una impresión muy favorable— le dijo ayer sobre Kushner el nuevo canciller Luis Videgaray a Carlos Loret de Mola en entrevista.

Kushner, algo así como el orgullo del nepotismo trumpista, el esposo de su hija más cercana, Ivanka, se hizo conocido de Videgaray a través del mundo de las finanzas, en Wall Street. Por, como dijo Videgaray, “actividades propias del secretario de Hacienda”. O del mundo de las élites que gobiernan el mundo (esto lo digo yo).

Videgaray dijo que la invitación que el gobierno federal mandó a Trump y a Hillary al mismo tiempo, fue respondida, en cuestión de horas, por quien ahora está a punto de ser presidente de EU...

—(¿Volvería a invitar a Trump?) En principio sí; pero de manera diferente. Es un hecho que en la visita cometimos algunos errores muy importantes. Creo que se dio de manera muy precipitada; pero en el fondo ¿lo importante qué era? Hay un señor que puede ser presidente de Estados Unidos, que tiene una opinión profundamente negativa de México... debemos acercarnos, debemos dialogar, debemos dar una visión distinta de México. Eso por supuesto que lo volvería hacer. Las condiciones particulares en que se dio la visita, creo que podríamos haberlo hecho mucho mejor.

El precandida... perdón, el canciller ayer sostuvo que esta reunión entre Trump y Peña (de la cual no sabía en su momento la canciller Claudia Ruiz Massieu, se la saltaron) será un “precedente positivo” para la relación entre ambos países.

Sobre el muro, informó que en esa visita le dijeron que no pagarían por algo así. “No solamente por una razón económica, por un tema de dignidad y soberanía”.

Ah, vaya...

 

Pero ¿quién es Jared Kushner? Tiene 35 años y conoció a su esposa Ivanka hace 10 años. Encabeza la firma inmobiliaria Kushner Companies, instalada en el número 666 de la Quinta Avenida. También es dueño de la publicación The New York Observer, donde él mismo ha escrito a favor de su suegro.

No fue un joven brillante en los estudios. Estudió en Harvard, universidad a la que junto con Cornell y Princeton, su padre donó 2 millones y medio de dólares.

Ojo, el padre de Jared, Charles Kushner, corredor de bienes raíces, fue procesado en 2005 por evasión fiscal y fraude electoral, y manipulación de testigos, entre otros. En el pasado fue donante de las campañas demócratas, entre ellas la de Hillary Clinton al Senado.

Los abuelos del próximo asesor presidencial nacieron en Polonia, fueron sobrevivientes del Holocausto y llegaron a territorio estadounidense en 1949. Kushner profesa la religión judía ortodoxa. La misma Ivanka se convirtió al judaísmo al casarse con él.

Previo a las elecciones en las que ganó, Trump acordó con Kushner que él se hiciera cargo de sus mensajes en Facebook. Kushner lo hizo bien: aumentó mucho el flujo de ellos y logró recolectar más de 250 millones de dólares en cuatro meses a través de usar nuevas tecnologías.

Ahora, el problema para Trump es que, con el nombramiento oficial de su yerno, estaría violando una ley antinepotismo decretada desde que John F. Kennedy nombró a su hermano Robert, fiscal General, a cargo del Departamento de Justicia. ¿Les importará a nuestros vecinos?

 

Siguen las reacciones sobre la firma del Pacto... perdón, del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar del lunes pasado.

A las críticas de la Coparmex sobre la falta de seriedad para llegar a un consenso se suma ahora Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno capitalino, quien consideró ayer que era un documento con “buenas intenciones” y nada en concreto.

—Yo creo que se están equivocando— dijo.

Lo cierto es que Presidencia —¿será que aún lo estaban “planchando”?— no difundió, sino hasta cerca de la medianoche del lunes, las 35 acciones a implementar completas.

 

¿Cuáles son algunas de estas medidas? Entre ellas están además de “mantener la estabilidad de precios de la canasta básica”, evitar alzas injustificadas de precios, “reforzar la política farmacéutica para continuar con la entrada acelerada de medicamentos genéricos”, apoyos al diésel agropecuario y marítimo, reforzar la infraestructura de transporte y tratar de que sean de gas (ojalá que también accesibles), flexibilizar los créditos del Infonavit a fin de que la vivienda de los derechohabientes esté cerca de su fuente de empleo, expansión de los servicios de guardería del IMSS, vincular a beneficiarios del programa Prospera con empresas del sector energético.

Se contempla una campaña de información para que las personas de más de 65 años y que aún no han retirado su ahorro de su cuenta de retiro lo hagan.

Se emitirá un decreto para la repatriación de capital mexicano en el exterior (inversiones mexicanas en el extranjero).

Se fomentará la inversión y el empleo, vía las Asociaciones Público-Privadas, se buscará continuar con la construcción de hospitales, escuelas y carreteras. Se reasignarán 18 mil millones de pesos para la banca de desarrollo, acelerar el desarrollo de las famosas Zonas Económicas especiales.

También está la implementación de estímulos fiscales en materia de investigación y desarrollo de tecnología. Una depreciación acelerada para pequeñas y medianas empresas

En materia de política fiscal responsable, los funcionarios seguramente sufrirán con el recorte de un 10 por ciento en los apoyos para combustibles, telefonía celular y viáticos además de su sueldo. Prometen un manejo “prudente y eficiente” de la deuda pública (¿a poco tiene que haber un pacto para garantizar esto?)

Se comprometen también a acelerar “la instrumentación de las reformas estructurales en favor del Estado de Derecho, la transparencia y el combate a la corrupción”, entre otros.

Lástima que en este acuerdo no se contempló que los representantes de los diversos niveles de gobierno, y representantes de los trabajadores, sean un mínimo de sensibles. Digo como no llegar un reloj Patek Philippe de 408 mil pesos a firmar algo así como lo hizo Carlos Aceves del Olmo.

Ayer Barack Obama ofreció su discurso público de despedida como presidente. Lo hizo en McCormick Place, en Chicago, Illinois, donde inició su carrera. Un evento público que se desbordó y que al final se necesitaban hasta 5 mil dólares para garantizar un lugar para escucharlo.

Es parte de la despedida de la Casa Blanca, la cual dejará a Donald Trump el próximo 20 de enero. En lo que esta fecha llega, ya tiene una propuesta de trabajo.

Se la lanzó Spotify, la plataforma de música vía Internet. Le proponen el cargo de “Presidente de Playlist”. Entre las características a cumplir para ocupar la plaza están contar con experiencia de 8 años en el liderazgo de un país como Estados Unidos, experiencia en la programación de playlists a nivel nacional , ética en el trabajo, facilidad para trabajar en equipo y haber sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz. Es decir: le hicieron el puesto.

En un juego de pensar al futuro, ¿qué trabajos le ofrecerían a nuestros funcionarios en el 2018? ¿Por ejemplo, al Presidente o al canciller?

El letrero está colocado en la escuela secundaria Francisco Medina Cedillo, en Tampico Tamaulipas. Es un aviso dirigido a los padres de familia:

--Este instituto escolar prohíbe la entrada a personas con las siguientes características: con piercing, hombres con aretes y cortes de pelo inapropiados. Además de ropa inadecuada como minifaldas, leggins, licras, pantalones muy ajustados, blusas de tiro, escotes pronunciados, franelas sin mangas, jeans con roturas, shorts, etcétera. ¡Gracias por el buen ejemplo!”.

Bueno, para las autoridades locales de educación se trata de una medida que se contempla en los reglamentos de la escuela.

Mmmm, aún así, ¿no suena un mucho discriminatorio?

Ella lo cuestionó:

--(señor presidente) Se fue de vacaciones varias veces, se fue con su mujer y su hijita a disfrutar de la buena vida, mientras el pueblo se sigue muriendo de hambre...¿No ve, no escucha, no quiere sentir?: parte de las preguntas de Hebe de Bonanifi, de las Madres de la Plaza de Mayo, al presidente Mauricio Macri, al referirse al escándalo de la venta de terrenos a Joe Lewis, amigo de Macri. Cualquier semejanza con la realidad nacional, es mera coincidencia.

 

[email protected]

http://blogs.eluniversal.com.mx/camposeliseos/

http://twitter.com/kdartigues

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios