El crimen se divide calles de la Cuauhtémoc

Héctor De Mauleón

En la delegación Cuauhtémoc, el crimen se distribuye por calles. En Amado Nervo y Enrique González Martínez, por ejemplo, roban coches: estas calles entrañables de la colonia Santa María la Ribera registraron en 2014 y 2015 el número más alto de denuncias por robo de vehículo.

La segunda colonia donde más robos de autos ocurren en la delegación, es la Roma Norte. Ahí sobresale, especialmente, la calle de Guadalajara.

En esos dos años se robaron mil 986 autos en la Cuauhtémoc.

Arcos de Belén, Avenida Hidalgo, Balderas e Izazaga son, en tanto, las calles donde ocurren más asaltos en transporte público. En los años arriba señalados, se denunciaron 766 delitos de este tipo.

De acuerdo con un “Índice delictivo” realizado hace unas semanas por las autoridades delegacionales, entre 12:00 y 18:00 hay un alto riesgo de sufrir un asalto si uno toma micros o autobuses en las colonias Centro, Guerrero, Doctores, Roma Norte y Juárez.

La delegación Cuauhtémoc consta de poco más de 32.44 kilómetros cuadrados. Sin embargo, el robo a transeúntes se concentra con mayor intensidad en unas cuantas calles.

Esas calles son: Eje Central, República del Salvador, Doctor Arce y Eje 1 Poniente.

Las colonias más inseguras para caminar después de las nueve de la noche, y entre las seis y las diez de la mañana, son, según el “Índice”: Centro, Doctores, Guerrero, Roma Norte y Morelos. En estos sectores de la delegación hay constancia de 3 mil 14 asaltos en dos años.

Los vecinos de la Cuauhtémoc han transmitido a las autoridades, de acuerdo con el documento, un miedo constante a “dejar sola la casa”. La pesadilla ha cumplido sus peores augurios en dos calles de la Roma —Anáhuac y Tonalá-—, en una calle del Centro —Ayuntamiento— y en otra de la colonia Tránsito —Fray Servando Teresa de Mier—.

En esas zonas, el robo a casa-habitación puede ocurrir a cualquier hora. El documento indica que las colonias más vulnerables son: Roma Sur, Centro, Atlampa, Tránsito y Doctores.

Los camiones y camionetas que reparten mercancías son asaltados sobre todo en Belisario Domínguez, Revillagigedo, Eje Central Lázaro Cárdenas, Galeana y Debussy. El año pasado fueron denunciados 33 asaltos en el Centro, 12 en la Doctores, 11 en la Obrera, ocho en la Guerrero y ocho en Peralvillo.

Eso explica también que los robos a negocio más frecuentes ocurran en el Centro. El “Índice” registra también una alta incidencia en las colonias Roma Norte, Obrera y Santa María.

Lo más peligroso que puede hacer quien camina por calles de la demarcación entre las 14:00 y las 18:00 horas es entrar a un cajero automático. De acuerdo con el “Índice delictivo de la delegación Cuauhtémoc”, hay altas probabilidades de ser asaltado si el cajero está en calles de la colonia Roma —en especial Coahuila y Tabasco—; en avenida Cuauhtémoc o en Doctor Vértiz, a la altura de la Doctores; o bien en la colonia Hipódromo Condesa (los cajeros de Santa María la Ribera figuran también entre los que presentan mayor riesgo).

El diagnóstico arriba citado indica que en la demarcación hubo 181 homicidios entre 2014 y 2015: 25 ocurrieron en la colonia Morelos, 15 en el Centro, 14 en la Guerrero, diez en la Doctores y siete en la Atlampa.

Cuatro calles de la Morelos y el Centro —Florida, Toltecas, Allende y República de Nicaragua— obtuvieron triste reconocimiento como puntos de la demarcación donde más personas perdieron la vida. En las mismas colonias se registró el mayor número de lesiones por armas de fuego.

El documento señala que las zonas de la delegación en que se denunció la mayor cantidad de violaciones fueron las colonias Centro, Peralvillo, Morelos, Obrera y Doctores.

El “Índice delictivo” indica que el Centro, la Doctores y la Guerrero son las colonias más peligrosas de la demarcación, y que la Roma Norte se ha convertido en uno de los focos más atractivos para la delincuencia.

De las 43 colonias que conforman el mapa delegacional, las principales señales de alerta están también en Santa María la Ribera, la colonia Morelos y la Obrera.

Existe pues un diagnóstico. Sólo falta que alguien vaya a la farmacia a surtir la receta.

@hdemauleon

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios