¿Dará AMLO la bienvenida a Barbosa?

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

¿Dará AMLO la bienvenida a Barbosa?

Vaya escandalera que armó el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, con su anuncio de ayer de que apoyará a Andrés Manuel López Obrador en su camino por la Presidencia de la República en 2018. Nos dicen que los más molestos con el senador Barbosa se encuentran en las oficinas del Zócalo de la Ciudad de México, pues aseguran que hasta hace poco tiempo don Miguel había jurado amor eterno a su tocayo el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Nos dicen que ayer el legislador no solo ofreció apoyo a AMLO, sino que se fue dándole varios machucones a Mancera. Nos comentan que por no dejar, algunos perredistas ya están armando una antología de las frases que Barbosa le dedicó tiempo atrás a López Obrador, que no son precisamente de admiración. Esos mismos perredistas ya armaron una apuesta en la que compiten por ver quién atina a la fecha en la que Andrés Manuel le dará la bienvenida al senador Barbosa. La mayoría puesta a que nunca y algunos otros que jamás.

A temblar, llegó el azote de los partidos

Focos rojos y sirenas comenzaron a sonar en los cuarteles de Morena, PRI, PAN y PRD, pues llegó el azote de los partidos. El problema es que en su primer día de existencia el movimiento que busca quitar el poder a los políticos de siempre, cambió su nombre. “Ahora o nunca”, como se dijo que se iba a llamar el movimiento que encabeza Emilio Álvarez Icaza y con el que busca llegar a la Presidencia de la República, ahora sólo se llama “Ahora”, quizá porque don Emilio comprendió que nunca hay que decir nunca, no sea que para dentro de seis años se requiera de otro paladín de la democracia. Hasta algunos de sus más cercanos lamentan la salida en falso que Álvarez Icaza tuvo el pasado domingo, cuando ni esos más cercanos lo acompañaron en su destape-presentación. Nos comentan que les duele que un hombre con su prestigio en la lucha por la defensa de los derechos humanos haya hecho tan malos cálculos y puesto en riesgo, precisamente, ese prestigio ganado. Añaden que no le falta razón en su postura de que la mayor parte de la clase política es impresentable y que hay un gran enojo con ese grupo, pero que precisamente por eso el movimiento debió surgir con mayor organización y fuerza. Sin embargo, hay algunos del clan de los políticamente correctos, que cobran con una mano contratos con el gobierno y que escriben en sus redes con la otra, que opinan que el hecho de que la convocatoria del domingo haya sido muy pobre, no tiene la menor importancia.

Preocupa equidad de género en elección del INE

Nos dicen que el Comité Técnico de Evaluación que trabajará para elegir a los tres consejeros del INE en la Cámara de Diputados podría verse desde su creación en el ojo del huracán. Nos hacen ver, de entrada, que sólo hay una mujer, María Leoba Castañeda, lo que no habla muy bien de la equidad de género. En el camino se quedaron buenos cuadros, entre ellos Soledad Loaeza, cuya inclusión podría haber aumentado la presencia femenina. El comité tendrá que definir 15 aspirantes que puedan llegar al INE, y de esa lista los diputados deberán elegir a los sustitutos de los tres consejeros salientes: Arturo Sánchez, Javier Santiago Castillo y Beatriz Galindo. Nos comentan que ojalá el hecho de que sólo hay una mujer, no sea indicador de que también viene en camino un resultado adverso para la equidad de género en el instituto.

Apapacho presidencial

El que recibió ayer un apapacho presidencial en corto fue el director del Seguro Social, Mikel Arriola. En la gira presidencial por San Luis Potosí, don Mikel presentó el plan de infraestructura médica para el último tercio del sexenio. Ayer el presidente Enrique Peña Nieto inauguró en ese estado la primera clínica familiar de un paquete de 40. Adicionalmente se entregarán 12 grandes hospitales con una inversión total de 20 mil millones de pesos. Se trata, dijo Arriola al mandatario, de la inversión en obras más grande de la historia del IMSS en 50 años. El Presidente, nos relatan, le dijo al director del IMSS: “Buenos datos”, y le dio una buena palmada en la espalda.

 

**En la imagen Miguel Barbosa

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios