Se encuentra usted aquí

¿Videgaray de salvavidas?

Convertido en las vueltas de la ruleta en algo así como el paladín del país en el escenario turbulento, ya canciller, ya renegociador en jefe del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ya relevo en el Banco de México, lo cierto es que la ficha técnica del ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, está muy lejos del brillo con que se le pondera
05/12/2016
01:54
-A +A

El efecto Trump nos alcanza en medio de una grave debilidad financiera fruto, sí, de fenómenos externos, pero también de excesos, omisiones y decisiones equivocadas.

Llevada la deuda externa a niveles muy por encima del equilibrio prudencial, un billón más por año en cada uno de los cuatro que lleva el actual gobierno, el pago del servicio gravita sobre la solvencia del país para crecer bajo pautas internas.

El pago de principal e intereses de la deuda total del país creció 16% en los primeros 10 meses del año.

Rota la línea de flotación, el gobierno, sin embargo, sigue gastando más de lo que ingresa a las arcas. Aunque durante el periodo de enero-octubre la recaudación impositiva creció 10.8%, para llegar a 2 billones 337 mil millones… el gobierno erogó 4 billones 100 mil millones de pesos.

El crecimiento, a contrapelo de los recortes presupuestales, es superior en 3.6% real, es decir descontando la inflación, al registrado en el mismo periodo de 2015.

La exposición de motivos habla de dos subsidios a título de muletas a Petróleos Mexicanos, uno por 26 mil 500 millones de pesos, y otro por 134 mil 200, entregando el primero en abril y el segundo en agosto.

El caso es que la Secretaría de Hacienda ha sido algo así como la contraloría financiera de Pemex. De sus oficinas salen los funcionarios responsables de la distribución presupuestal de la empresa productiva de Estado. Y ahí, naturalmente, se aprueban sus programas de endeudamiento.

Pemex está a punto de ser degradado en su calidad crediticia, pese al aval del gobierno, ante su colosal deuda.

Desde otro ángulo, el gobierno debió incrementar sobre la marcha en 4.7% el subsidio que reclaman los formidables boquetes en materia de reservas para hacer frente a las jubilaciones y pensiones de los trabajadores públicos.

La mayoría de los fondos de apoyo estatales o federales están quebrados.

A la llegada de Luis Videgaray a las oficinas de Palacio Nacional se habló de una solución integral y a fondo para enfrentar el problema soslayado por décadas, a contrapelo de las advertencias.

Los únicos capítulos revisados fueron Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, a cambio de aportar el gobierno un tanto más del costo que logró reducir la negociación con los sindicatos.

Otro capítulo que creció en materia de erogaciones fue las participaciones a entidades federativas, con un salto de siete por ciento sobre lo previsto, en un escenario que plantea la sospecha de selectividad hacia el partido oficial, con énfasis en procesos electorales próximos.

El caso es que, en contraste, durante enero-octubre los apoyos en materia de programas sociales cayeron 1.1%.

El desequilibrio volvió estéril el incremento en la recaudación provocado por una miscelánea fiscal cuya agresividad frenó el crecimiento económico del país.

Mientras las obras publicas de infraestructura se cuentan con los dedos, la atonía en el pago de facturas a contratistas y proveedores públicos provocó la quiebra de centenares de ellos.

¿Videgaray, el hombre al que elogió Donald Trump, el discípulo favorito de Pedro Aspe, como el salvavidas del país?

Balance general. La maniobra diseñada por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos de decidir en dos fases el incremento a la percepción tiene como objetivo cerrar la puerta para que el global porcentual sea extensivo a las pensiones.

Como usted sabe, aunque el porcentaje en que creció el salario mínimo fue de 9.58%, para llegar de 73.64 a 80.04 pesos, se planteó un primer salto de 3.9 y el resto se anexó a título de extraordinario.

Bajo esa etiqueta, el que subsistirá como oficial para efecto de pensiones sería el primero.

La Coparmex, como usted sabe, pedía un crecimiento de 22% para alcanzar 89.35 pesos, lo que provocó el grito en el cielo del resto de los organismos empresariales, en cuyo marco se aliaron con la propia Comisión Nacional de Salarios Mínimos para cerrar el paso a la propuesta bajo el argumento de provocar un efecto dominó.

Allá ellos Aunque sostiene que a su empresa estelar, Telcel, no le afecta, el magnate Carlos Slim critica lo que califica de agresivas estrategias en materia de tarifas al público de la AT&T, que a su juicio le están haciendo perder dinero.

La firma que aglutinó a Nextel y Iusacell registró una pérdida de 148 millones de dólares en el tercer trimestre del año, superando los 134 del periodo anterior.

Lo cierto es que aún con la cartera ganada con sus planes de bajísimo costo, la firma estadounidense no ha logrado desbancar a la Telefónica México del segundo lugar del mercado.

Telcel tiene el 66% de éste.

Después de años de ser socio de Teléfonos de México la AT&T decidió vender su participación accionaria para competir en el mercado sudamericano. Sin embargo, en la coyuntura de la venta de Nextel decidió regresar para hacerle frente a su antiguo socio.

Guerra de tarifas en telefonía móvil.

Reaparece Mancera. Alejado por años de los reflectores, hace unos días, a la vera de la tumultuaria presentación del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, en el Club de Industriales, reapareció en la escena publica el último director general del Banco de México, Miguel Mancera.

Al final de su mandato el banco central tomó la etiqueta de autónomo, cambiándose el cargo por el de gobernador.

Hombre inflexible en la ortodoxia, Mancera enfrentó más de una crisis, la última de las cuales llegó a la vera de la macrodevaluación del 19 de diciembre de 1984.

Crisis y oportunidad. Quien acaba de realizar su tradicional evento anual para analizar perspectiva fue la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos que encabeza Pedro Borda.

En el ámbito económico el director general del Banco Azteca, Alejandro Valenzuela, habló de un panorama nebuloso durante los primeros 100 días del gobierno de Donald Trump; una posible caída de la Unión Europea, y el resurgimiento de China como opción para acuerdos mercantiles.

Trión a la vista. Esta mañana finalmente se decidirá quiénes serán las empresas privadas nacionales o multinacionales que vayan con Pemex en sociedad para explotar el campo Trión, ubicado en aguas profundas.

La tarea reclama una inversión de 100 a 200 millones de dólares, por más que la empresa productiva de Estados había iniciado ya trabajos preliminares.

A la posibilidad se han acercado 14 firmas.

[email protected]

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la prensa los difíciles problemas financieros del país y del...

Comentarios

MÁS EN OPINIÓN