Aduanas: gallinita ciega

Alberto Barranco

Obsesionado en la búsqueda del infraganti desde su época de subsecretario de Ingresos, ya como secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz convocaba al personal de vuelo de la dependencia a una gira de inspección por las aduanas del país… ordenando la modificación de los destinos en pleno vuelo, para evitar alertas

La inspección era exhaustiva. De la operación en marcha en el recinto fiscalizado de Manzanillo a la vigilancia de las aduanas y el largo rato en el sistema de monitoreo: —Ese lleva 10 minutos parado en la cabina del trailer.

La sorpresa ponía en la antesala del infarto a más de un jefazo, provocando un inusitado revuelo en la posibilidad de abrir contenedores al azar.

Los tiempos cambian.

Hete aquí que desde noviembre del 2014 el sistema de aduanas del país carece de servicio de Video Vigilancia, es decir la posibilidad de monitoreo desde el llamado C2 ubicado en las oficinas centrales del Servicio de Procesamiento Electrónico de Datos con sede en el estado de Querétaro.

El escenario se vuelve más patético al impacto de la decisión presidencial de cerrar las operaciones de todas las garitas de internación y aeropuertos fronterizos, donde se realizaba una segunda revisión no sólo a vehículos con mercancía, sino a turistas.

La tentación hacia la corrupción, pues, tiene prácticamente luz verde.

Ese mismo año se terminó la vigencia de tres contratos que permitían la vigilancia estricta de cara a vehículos pesados y ligeros, en prenda de seguridad.

Dos de éstos se habían entregado a la empresa Sixsigma Networks, conocida como Kio, propiedad de María Asunción Aramburuzavala. El primero era por 3 mil 500 millones de pesos para tareas estrictas de video vigilancia. El segundo, ya sin licitación al calce, es decir bajo asignación, fue por 2 mil 900 millones de pesos, en extensión al primero.

En paralelo, ese mismo 2008 se le otorgó a la firma Integradores de Tecnología un contrato por 997 millones de pesos para control de opera vehicular en los accesos aduanales para vehículos ligeros.

Ninguno de ellos está ya vigente, con la novedad de que dos años después no se ha convocado a nuevas licitaciones para ubicar relevos o ratificar a las firmas favorecidas.

Naturalmente, la omisión genera incertidumbre en la seguridad y los movimientos realizados en las aduanas o recintos fiscales, con la novedad de que a partir de entonces han disminuido las denuncias de contrabando de armas y dinero.

La revisión a los vehículos se realiza de manera manual y aleatoria, lo que, naturalmente, abre la puerta a la discrecionalidad de las revisiones.

En la misma ruta, los equipos de rayos X instalados en varias garitas de internación están apagados o no funcionan.

Estos los había adquirido el Servicio de Administración Tributaria en el 2011, con una inversión de 900 millones de dólares.

El vendedor fue la empresa Rapiscan.

¿Se aflojó la rienda de que se presumía durante los sexenios salinista, zedillista y foxista?

¿De qué le sirve a las aduanas invertir en equipos de seguridad que están en desuso? ¿A qué la eliminación de las garitas de internación como segunda instancia en el servicio de revisión en aeropuertos fronterizos?

Las preguntas están en la mesa.

 

Balance general. Señalábamos hace unos días que sólo un milagro permitiría que el grupo ICA recibiera un jugoso contrato para infraestructura del nuevo aeropuerto, dada la lejanía de su oferta con la más atractiva de las 16 planteadas.

Bien, pues el milagro se hizo.

La constructora encabezada por Bernardo Quintana Issac recibió el contrato de la discordia para la loza de cimentación del edificio terminal.

ICA va en consorcio con las firmas Construcciones y Trituraciones, Impulsora de Desarrollo Industrial, Constructora El Cazón y Operadora de Infraestructura.

Su filial en juego es ICA Constructora de Infraestructura.

La oferta ganadora es de 7 mil 555 millones 647 mil pesos.

La más baja la había colocado otro consorcio integrado por Isolux de México, Corsán-Cervin Construcción y Proa Mina.

Esta era de 4 mil 930 millones.

El milagro se dio en la magia de la puntuación entre ofertas técnicas y ofertas económicas.

Las veladoras se están apagando.

 

No a Nadro. Finalmente, como era de esperarse, dada la irregularidad a que se había asido, el Primer Tribunal Colegiado Especializado en Telecomunicaciones desechó “por notoria improcedencia” el amparo obtenido por Marina Matarazzo, esposa del presidente de Nacional de Drogas, Pablo Escandón Cusi, contra actos de la Comisión Federal de Competencia Económica.

La protección de la ley la había concedido un juez ajeno a la causa, dado que el marco de los casos donde se presumen violaciones a la Ley Federal de Competencia Económica lo atienden jueces especializados.

La señora Matarazzo impugnaba un oficio de la Cofece en que se exigía abrir los cauces a una investigación sobre posible simulación en la compra de 50% del capital de la empresa Marzam.

Esta, como Nacional de Drogas, se dedica a la distribución de medicinas.

La presunción es que la operación se haya realizado con la fachada de un fondo holandés… poniendo el dinero en la mesa Nadro.

 

Se rajó Pemex. Finalmente, en presunción de que le fuera impuesta una cuantiosa multa por la Comisión Federal de Competencia, Petróleos Mexicanos decidió realizar un acto de contrición, propósito de enmienda al calce, frente a una investigación que le ubicaba como presunto responsable de una práctica monopólica absoluta en el mercado de diésel marino. En la penitencia, la empresa productiva de Estado se compromete a no otorgar beneficio en forma discrecional a los distintos compradores de sus petrolíferos; a no suspender a los usuarios bajo contrato la venta de primera mano y comercialización de combustibles.

Además, Pemex está obligado a contratar los servicios de un auditor externo que presente un informe periódico a la Comisión sobre el asunto. Los datos deben entregarse cada seis meses. La empresa está obligada a hacer públicos los compromisos pactados.

 

Axtel sí. Aunque no le entró de lleno a la compra de la carretera virtual, Axtel participará en el escenario de la red compartida para abrir banda ancha móvil de última generación, en afán de potencializar las nuevas tecnologías.

La firma está especializada en soluciones para los mercados empresarial y residencial.

 

Argumento balín. Calificada como el gran misterio la tarea que en el papel realiza la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos para durante un año evaluar qué porcentaje podría incrementarse sin lesionar el aparato productivo, la instancia se resiste a abrir el telón.

Conminada por la Comisión Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública a la información pública de los estudios, dijo que hacerlo “tensaría” la relación entre empleados y empresas.

Hágame usted favor…

Naturalmente, el argumento se rechazó por balín.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios