La genómica y su impacto en la economía

Enrique de la Madrid

Como resultado del estudio del genoma, hoy se pueden prevenir enfermedades, desarrollar alimentos, entre muchas otras aplicaciones

En la economía del conocimiento, los países que logren aprovechar los avances tecnológicos e incorporarlos a sus procesos económicos y sociales, serán también los que generarán mayor prosperidad y mejor nivel de vida para sus habitantes. Una de las ramas más relevantes en este sentido es el estudio del genoma y sus aplicaciones.

Hace unos días tuve la oportunidad de leer el libro La innovación genómica y su impacto en la economía, del doctor Gerardo Jiménez, pediatra genetista y cientítico mexicano, reconocido internacionalmente por sus contribuciones al campo de la Medicina Genómica. En esta ocasión me gustaría compartir algunos aspectos sumamente relevantes planteados en este libro.

La ciencia genómica se encarga de estudiar el ADN, la molécula que confiere a los seres vivos sus características físicas y químicas. Es una especie de manual de instrucciones en el que se define cómo funcionan las células de los organismos, así como su composición y estructura.

Según el texto, gracias al conocimiento de la secuencia del ADN ahora es posible modificarlo y utilizarlo para beneficio de las personas. Como resultado del estudio del genoma, actualmente se pueden prevenir y curar enfermedades, proteger especies animales, desarrollar alimentos, entre muchas otras aplicaciones.

Las infecciones matan a más de 13 millones de personas en el mundo. De acuerdo con la OMS mil 500 personas mueren cada hora por una infección y la mitad son menores de 5 años. A decir del libro, la secuencia de ADN de virus y bacterias permite definir el origen de un brote infeccioso, lo que constituye uno de los grandes avances para detectar con precisión posibles epidemias. Las nuevas tecnologías genómicas han permitido el diseño de microchips capaces de detectar con precisión la presencia de virus conocidos, como se demostró en la epidemia del SARS.

Además, las secuencias de ADN ofrecen la posibilidad de alterar los componentes de bacterias y virus y causar así la inhibición de su crecimiento o su muerte. Muchos microorganismos han generado resistencia a los tratamientos médicos, por lo que el conocimiento del genoma ha llevado al diseño de medicamentos más efectivos y contribuido al desarrollo de nuevas vacunas.

Por otra parte, es común escuchar que los medicamentos tienen reacciones adversas en muchos pacientes. Se estima que 82% de los adultos estadounidenses toma cuando menos un medicamento y al mismo tiempo se calcula que anualmente en Estados Unidos hay 700 mil consultas a urgencias y 120 mil hospitalizaciones debido a reacciones adversas a fármacos, con un costo cercano a los 3 mil 500 millones de dólares.

De acuerdo con Jiménez, la farmacogenómica, una rama del estudio del genoma, permite identificar variaciones en el ADN de las personas a fin de poder calcular dosis personalizadas de fármacos o bien determinar la conveniencia de usar un medicamento específico. Con ello se reduce de forma importante el daño a la salud y los costos asociados a reacciones adversas a medicamentos.

Asimismo, cada año 12.7 millones de personas son diagnosticadas con cáncer y 7.6 millones mueren a causa de esta enfermedad. De acuerdo con el texto, el estudio del ADN de los tumores y la forma en que se activan para causar cáncer es cada día más relevante en el diseño de tratamientos más efectivos para este padecimiento, cuyo origen es la combinación de factores genéticos y medioambientales.

El texto establece que el avance tecnológico que ha supuesto el estudio del ADN ha sido altamente redituable. El análisis económico del Proyecto del Genoma Humano indica que a diez años de terminado dicho proyecto, el retorno de la inversión hecha por el gobierno de Estados Unidos ha sido de 141 dólares por cada dólar invertido. Por ello, traducir el conocimiento científico y tecnológico en aplicaciones para las necesidades de los mercados globales constituirá uno de los principales elementos que determinen el crecimiento futuro de los países.

En mi próxima participación continuaré abundando sobre las contribuciones que tiene esta importante rama de la ciencia al desarrollo económico.

Director general de Bancomext.
@edelamadrid
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios