¿Por qué este lago cristalino está lleno de piedras de colores?

Las tonalidades van del rojo intenso pasando por el rosa, hasta el azul

lago_piedras_colores
Las piedras de distintas tonalidades del Lago McDonald son solo uno de los atractivos del Parque Nacional Glacier./Foto: Istockphoto.
Destinos 17/08/2020 00:28 Marisa Zannie Actualizada 22:16

El Lago McDonald -que nada tiene que ver ni con el granjero ni con las hamburguesas- es solo uno de los más de 700 que forman parte del Parque Nacional Glacier, en Montana, Estados Unidos. Son tantos, que solamente 131 de ellos tienen nombre.

Lee más: Cuánto cuesta dormir en los hoteles más raros de México.

200 de los lagos del Glacier miden más de 20 mil metros cuadrados, y una docena de ellos incluso supera las 400 hectáreas de extensión, lo cual es muy raro en lagos de montaña.

jinrui_qu_flickr_ok.jpg
(Foto: Jinriu Qu para Flickr.)

Leer más: 6 campañas de promoción turística que salieron mal 

Lagos y rocas

Una de las características más atractivas de los lagos de este parque, es que sus aguas son inusualmente limpias y transparentes; esto se debe a que las bajas temperaturas que ahí prevalecen durante todo el año previenen el crecimiento de plancton y de plantas marinas. En estos lagos no es raro que puedas ver detalles del fondo, a 10, y hasta más, metros de profundidad.

Un bello fenómeno que ocurre aquí es la presencia -en algunos de ellos- de grandes extensiones de miles de piedras de colores, que pueden observarse en las orillas de algunos de sus lagos, justo bajo la superficie del agua.

Estas piedras van del rojo intenso al marrón y del verde al azul, y pueden verse en abundancia en las orillas del Lago McDonald, en la parte oeste del parque. El McDonald es el más grande de los lagos del Glacier, con una extensión de dos mil 700 hectáreas; también es el más largo, pues se extiende por 15 kilómetros, y el más profundo, con 141 metros en su parte más honda.

Sin embargo, no es el único dentro del parque donde puedes encontrar estas coloridas rocas, también las hay en el Lago Bowman, en el Otokomi, el Trout y en el Arroyo McDonald, aunque no en la misma cantidad.

lago_bowman_ok.jpg
(Piedras de colores en el Lago Bowman. Foto: Istockphoto.)

El libro “Glacier-Waterton International Peace Park” de Vicky Spring y Tom Kirkendall, da la siguiente explicación sobre la existencia de este curioso fenómeno: "Las tonalidades de las piedras se determinan por la presencia o ausencia de hierro; las de color rojo intenso estuvieron alguna vez en un medio ambiente de oceáno poco profundo, y el hierro que contienen se oxidó con la exposición al aire al bajar la marea. Las rocas con esta coloración muchas veces tienen marcas de formas onduladas.

"Por su parte, las piedras verdes vienen de un medio ambiente oceánico mucho más profundo; aunque contienen la misma cantidad de hierro, su exposición al aire fue mínima y la oxidación no las tiñó de rojo". Cuando estas rocas rojas y verdes fueron sometidas a distintos grados de calor y presión, adquirieron sus distintos tonos.

Si vas de visita al parque, los guardabosques están calificados para darte una explicación mucho más detallada sobre los cómos y porqués de estas coloridas piedras.

Grandes rocas con estas características están -y estuvieron- en todo el parque, y datan de distintas eras. Cuando se formaron los glaciares, estos rompieron las grandes rocas y las hicieron pedacitos, los cuales cayeron a los ríos que, a su vez, las fueron arrastrando durante muchos años hacia los lagos. La erosión del agua fue haciéndolas más redondas que afiladas y es así que hoy podemos encontrarlas - y fotografiarlas- aquí. 

No te quede la menor duda de que el Lago McDonald, y en sí, todo el parque Glacier, te dará un contenido espectacular para Instagram. 

parque_ok.jpg
(Foto: Istockphoto.)

Leer más: Dónde están las fascinantes cuevas de mármol de color azul

El parque

El Glacier está ubicado justo en la zona de la frontera estadounidense que colinda con las provincias de Alberta y Columbia Británica de Canadá, y tiene la impresionante extensión de cuatro mil kilómetros cuadrados. Es tan grande que dentro de él hay dos cadenas de montañas, derivadas de las Rocallosas; más de mil especies de plantas y cientos de especies animales, además de los numerosos lagos que ya mencionamos, así como inesperadas cascadas.

Este vasto parque forma parte de ''La corona del ecosistema continental", una muy extensa área de tierras protegidas que abarca nada más y nada menos que ¡41 mil kilómetros cuadrados! y que constituye el mayor ecosistema que permanece intacto en los Estados Unidos.

El parque nacional fue clasificado como tal en 1910, y antes fue habitado por indios americanos. Los glaciares que le dieron nombre ascendían a más o menos 150; esto, a mediados del siglo XIX, durante la llamada 'pequeña era del hielo'. Para el año de 2010, solo quedaban 25 de ellos activos; los científicos que los estudian aseguran que si la tendencia en el cambio climático sigue como va, estos habrán desaparecido en su totalidad dentro de apenas 10 años, en 2030.

Por otra parte, conserva casi todas sus especies de plantas y animales originales. En él habitan osos grizzly, alces y cabras de montaña, así como especies en peligro de extinción: los glotones y los linces canadienses. Cientos de especies de aves, más de una docena de distintos tipos de peces y unos cuantos reptiles y anfibios han sido documentados en sus tierras. Sus numerosos ecosistemas van desde la pradera hasta la tundra.

El Glacier hace frontera con el Parque Nacional de los Lagos Waterton, en Canadá y, juntos, se conocen como el Parque Internacional de la Paz Waterton-Glacier. Fue el primero nombrado como tal, lo cual ocurrió en 1932. Ambos fueron designados por las Naciones Unidas como Reservas de la Biósfera en 1976 y, en 1995, como Patrimonio de la Humanidad.

waterton-lakes-alberta-canada-rocky-mountains-nature-travel-beauty.jpg
(Parque Nacional de los Lagos Waterton, en Canadá. Foto: Pikist.)

Pueden encontrarse en el parque Glacier bosques prístinos, praderas alpinas al estilo de La Novicia Rebelde, agrestes montañas y espectaculares lagos. 

Es un verdadero paraíso para los aficionados al senderismo, sobre todo para los que buscan paz y tranquilidad y un profundo contacto con la naturaleza. 

Lee más: Estas son algunas de las albercas naturales más bonitas de México.

Hay además 350 chalets, hoteles y otras construcciones dentro del parque clasificados como Sitios Históricos, pues fueron construidos recién que el parque nacional se constituyó como tal. En resumen, hay un poco de todo para los amantes de la naturaleza.

Si ya te entró la curiosidad por visitar este parque y el Lago McDonald, puedes hospedarte en una cabaña del Lake McDonald Lodge, un chalet de estilo suizo desde donde puedes hacer actividades como tomar un tour en los famosos camiones rojos remodelados del parque, montar a caballo, hacer caminatas guiadas, tours en bote por el lago, y rafting.
 

Comentarios

 

Video