La historia de 7 cocteles clásicos

Old fashioned, daiquirí y otros 5 drinks legendarios

De dónde son estos cocteles clásicos y cuál es su historia
Tus bebidas mezcladas predilectas pueden tener un origen que no sospechabas./Fotos: Istockphoto y Flickr
Destinos 17/04/2020 00:59 Marisa Zannie Actualizada 01:00
Guardando favorito...

Pues sí, estamos guardados, en cuarentena, y la sed digamos que se nos exacerba a muchos. El calorcito de la temporada ayuda y, en menos de lo que te lo piensas, ya estás en la barra o en la cocina pensando en prepararte un rico coctel para aligerar la tarde.

Para que la experiencia sea  tan cultural como hedonista, aquí te contamos el origen de algunos de los cocteles más populares en el mundo, para que tengas algo en qué pensar mientras mueves el shaker para salpimentar la charla en tus reuniones cocteleras en Zoom o para que, cuando por fin te puedas reunir con alguien, tengas algo de qué platicar en lo que preparas estas bebidas. 

Aquí, la historia de 7 emblemáticos cocteles

daiquiri_ok.jpg

Daiquirí
Allá en la época de la Colonia, las marinas de España e Inglaterra se agarraban a trancazos cada que podían sobre los territorios no reclamados del Caribe y Sudamérica. Todos sabemos que la única manera de tener a los marineros tranquilos y con ánimo de pelea, era mantenerlos medio mareados. Con este propósito, inicialmente, la marina inglesa les asignaba un galón de cerveza al día a cada uno. Pronto se dieron cuenta de que cargar con eso era todo un lío.

De acuerdo con The Alcohol Professor, sustituyeron la cerveza con una pinta de ron, mucho más potente y del cual era necesario mucho menos para obtener el mismo punch. Claro, los marinos se la pasaban perfectamente ebrios todo el tiempo. Para ayudar a que la borrachera fuera un poco menos intensa, el almirante Edward Vernon ordenó que se rebajara el ron con agua y limón y éste fue el primer protodaiquirí.

Leer también: 7 grandes misterios que esconden las profundidades de la Antártida

Muchos años después, a fines de los 1800, según cuenta la historia, el ingeniero estadounidense Jennings Cox , quien se dedicaba a la minería en Cuba, tenía invitados y se quedó sin gin. Mandó entonces a comprar el primer licor fuerte que sus sirvientes encontraran y éste fue, naturalmente, ron de caña. Para suavizarlo, Cox le añadió jugo de limón, azúcar, agua mineral y hielo, y ¡tarán! lo convirtió en un ponche que encantó a sus amigos y que, por tanto, bautizó igual que una playa ocupada por los estadounidenses, cercana a la mina donde laboraba: Daiquirí.

Dato adicional: en la Habana se encuentra el bal El Floridita, del que era muy asiduo el escritor Ernest Hemingway. De hecho, el cantinero le creó un daiquirí que lleva su nombre. 

Lee también: Recorridos virtuales creados para niños en 5 museos increíbles 

bloody_mary_ok.jpg

Bloody Mary
El origen del nombre y la receta original son motivo de controversia, pero en lo que todos los historiadores de alcohol están de acuerdo es en que el Bloody Mary nació en el bar Harry's New York (nada que ver con el de Venecia) de París. Este bar abrió en 1911, cuando un jockey estadounidense desmanteló un bar neoyorquino y lo reconstruyó en París. Éste se convirtió, bajo el mando de Harry MacElhone, en el favorito de los estadounidenses expatriados en la Ciudad Luz, ávidos de alcohol debido a la prohibición que en ese entonces (de 1920 a 1933) estaba en efecto en su país.

Al mismo tiempo, por ahí de 1920, empezaron a llegar a París los emigrados rusos, trayendo consigo el vodka y el caviar. El bartender de Harry's, Ferdinand 'Pete' Petiot, no sabía qué hacer con este licor que no le sabía a nada.

Durante un año estuvo experimentando con él, hasta que se le ocurrió mezclarlo con el entonces novedoso y muy americano jugo de tomate enlatado y algunos sazonadores. De acuerdo con la revista Esquire, el primer nombre de este coctel, que desde entonces tiene fama de curar la cruda, fue Cubo de sangre, que eventualmente evolucionó en Bloody Mary, también uno de los favoritos del escritor Ernest Hemingway.

margarita_ok.jpg

Margarita
Como sucede con muchas cosas populares, el origen del coctel Margarita se atribuye a más de una persona. Una de las versiones más recurrentes es la que asegura que Carlos 'Danny' Herrera, creó esta bebida en su restaurante de Tijuana, Rancho La Gloria, en 1938. De acuerdo con la leyenda, Carlos inventó esta bebida para una de sus clientas, una aspirante a actriz llamada Marjorie King, quien era alérgica a los licores duros, pero no al tequila. Para hacerlo más agradable al delicado paladar de su amiga y clienta, combinó los elementos del clásico shot: limón y sal con azúcar y hielo para convertirlo en una bebida refrescante.

Leer también: Ya existe el Museo de Arte del Covid-19

Otra versión recurrente es la que asegura que la creadora del coctel fue la socialité de Dallas, Texas, Margarita Sames, quien dijo haberlo inventado para sus invitados en su casa de Acapulco, en 1948. Uno de ellos  era Tommy Hilton, quien al paso del tiempo, supuestamente añadió el coctel al menú de los bares de sus hoteles y lo popularizó en Estados Unidos.

old_fashioned_ok.jpg

Old fashioned
Este coctel es uno de los más antiguos de los que se tiene registro y, por lo mismo, su origen y su historia se han vuelto un tanto confusos. De acuerdo con Robert Simonson, autor del libro Old fashioned: la historia del primer coctel clásico en el mundo, el old fashioned whiskey cocktail, nombre completo y apellidos de la bebida original, data de los albores de la coctelería, nació en Louisville, Kentucky, y su receta original fue registrada por primera vez ¡en 1806! Esta indica que debe hacerse con whisky (por supuesto), un poco de azúcar, un poco de agua y unas gotas de bitter.

Cosa rara en coctelería, con sus múltiples y eventuales variantes, este coctel nunca ha dejado de estar vigente. Inicialmente se servía sin hielo y era considerado una bebida matutina. Para 1840, era el drink de moda entre los jóvenes -algo así como el Aperol Spritz de ese momento- y para 1870, los bartenders empezaron a hacer sus propias versiones, añadiendo ingredientes como ajenjo o anís al entonces llamado Whisky Cocktail. Hoy en día puede llevar una cereza, una rebanada de naranja y hasta piña, y, lo más importante, un terrón de azúcar desbaratado con un mortero ¡ah, y se sirve con hielo!

mai_tai_ok.jpg

Mai tai
De acuerdo con la revista Eater, el Mai tai llegó a ser tan popular en las décadas de los cuarenta y cincuenta, que acabó con la oferta de ron en la época. Según la versión más extendida, este coctel fue inventado en 1944 por Victor J, Bergeron, dueño y creador de la cadena de restaurantes de lujo de tema polinesio, Trader Vic, en California, y era mucho menos dulce de lo que es hoy en día.

Se trataba de un coctel creado con la intención de resaltar el sabor de un buen ron añejo. Llevaba, además de este destilado, un poco de limón, orgeat (jarabe de azahar y almendras), curaçao y jarabe simple. De acuerdo con la leyenda, Bergeron lo mezcló en un shaker con hielo y lo sirvió a algunos de sus amigos tahitianos, y a uno de ellos le gustó tanto que exclamó ¡Maita’i roa a’e!, que se traduce como ¡Fuera de este mundo! ¡Lo mejor! Así que  el empresario bautizó a su coctel como Mai tai: lo mejor.

Leer también:  Conoce el nuevo tour virtual de Banksy, el grafitero más famoso del mundo

singapore_sling_ok.jpg

Singapur sling
El Bar Long y el Hotel Raffles, que aún existen y son de las atracciones turísticas más visitadas en Singapur, es donde se creó el Singapore Sling. De acuerdo con la historia oficial, Ngiam Tong Boon, un talentoso bartender chino, ideó esta bebida en 1915 como un ponche refrescante socialmente aceptable para que las damas de sociedad lo bebieran en público. El coctel parece un inofensivo ponche de frutas de color rosa y espíritu tropical, pero en realidad es una potente mezcla de brandy de cereza, ginebra, Cointreau, granadina y Dom Benedictine, mezclados con jugo de piña y limón, aunque la receta ha tenido distintas variantes con el tiempo.

El verdadero chiste del Singapore Sling es beberlo en el propio Long Bar, con un bol de cacahuates, tirando las cáscaras al piso. Sin embargo, aunque no se beba en el bar donde se inventó, este coctel tiene muchos fans alrededor del mundo.

sazerac_ok.jpg

Sazerac
De acuerdo con la historia, el coctel oficial de Nueva Orleans, desde 2008, el Sazerac, nació cuando en 1850, Sewell T. Taylor, vendió su bar The Merchant's Exchange Coffee House, para convertirse en importador de licores. Una de ellas era un cognac llamado Sazerac de Forge et Fils. El bar, a su vez, fue adquirido por Aaron Bird, quien le cambió el nombre por Sazerac Coffee House. De acuerdo con la leyenda, Bird empezó a servir el entonces llamado Coctel Sazerac, hecho con el cognac importado por Taylor y con un ingrediente secreto: los bitters hechos por el farmacéutico local, Antoine Amedie Peychaud. Alrededor de 1870, el ingrediente principal del Sazerac cambió de cognac a whiskey, debido a la plaga de filoxera que devastó  los viñedos europeos.

La receta originalllevaba entonces el cognac Sazerac, mezclado con ajenjo, bitters de Peychaud y azúcar. Con la prohibición del ajenjo en Estados Unidos, en 1912, éste fue sustituido por un licor local llamado Herbsaint o por anís; y el cognac, como ya dijimos, fue reemplazado por whiskey, con los que todavía se prepara.

Temas Relacionados
cocteles bebidas
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios