Casas embrujadas en la CDMX donde no te gustaría pasar la noche

22/05/2020
|
00:43
|
Alan Martínez
Casas embrujadas en la CDMX donde no te gustaría pasar la noche
La CDMX también esconde entre sus paredes historias fuera de este mundo. Foto: iStock

Casas embrujadas en la CDMX donde no te gustaría pasar la noche

22/05/2020
00:43
Alan Martínez
-A +A
Antonio Zamudio, fundador de la Agencia Mexicana de Investigación Paranormal nos cuenta la historia macabra de algunas de ellas

En la Ciudad de México hay leyendas —algunas muy antiguas, otras más recientes—  sobre la existencia de lugares embrujados, donde los trágicos sucesos que ahí acontecieron le añaden más terror (de ese que te produce cierto miedo sabroso, morbo, curiosidad) a las supuestas experiencias paranormales que muchas personas juran y perjuran haber presenciado. En esta ocasión, Antonio Zamudio, fundador de la Agencia Mexicana de Investigación Paranormal, nos hablará de varias casas embrujadas, las cuales, asegura, son de los sitios con más sucesos inexplicables en la ciudad.

La Moira 

En los años setenta, un niño de nombre Marco se encontraba jugando en la calle donde se ubicaba la casa y al ver que la puerta se encontraba abierta, le entró la curiosidad y fue a explorarla.  Al entrar encontró el cuerpo de otro niño colgado en una de las habitaciones, por lo que salió corriendo aterrorizado a contárselo a sus padres, pero ellos no le creyeron. 
 
Pasados algunos años, esa aterradora experiencia aún lo seguía atormentando, por lo que un día Marco decidió volver a la casa y en esta ocasión no logró salir jamás de ella, ya que algunas horas después él también fue encontrardo colgado en una de las habitaciones. Nunca se llegaron a saber las causas de su muerte, si fue asesinato o suicidio.

la_moira_0.jpg Foto: Cortesía Tour Insólito

En alguna ocasión, el dueño actual de la casa  a la que llaman La Moira,  aficionado a los sucesos paranormales,convocó a un colectivo de entre 15 y 20 artistas para que plasmarán lo que esta propiedad les inspiraba. Se dice que la gran mayoría o inclusive todos empezaron a pintar cosas que representan tristeza, desolación e incluso unos dibujaron imágenes suicidas. Antonio Zamudio nos cuenta que dentro de la casa hay tres espíritus, entre ellos el de Marco. 

la_moira.jpg Foto: Cortesía Tour Insólito 
 
Algunos vecinos han comentado que en la casa se llegan a oír lamentos, se ven siluetas o sombras de personas en las ventanas y  se escuchan ruidos dentro de ella, a pesar de que se encuentra abandonada.  La Moira está la colonia en San Miguel Chapultepec.

Leer también: Leyendas de fantasmas en el Centro Histórico de la CDMX

Casa Negra de la Roma 

Abandonada, en malas condiciones y repleta de grafitis, en la Casa Negra ocurren cosas muy extrañas, cuenta Zamudio, producto de un suceso desalmado del pasado.  Se localiza en la avenida Álvaro Obregón, en  la Colonia Roma. 
 
La historia aterradora de este lugar, también conocido como la Casa de la Familia Mondragón, comenzó en 1935, cuando era ocupada como hospicio para enfermos de  tifoidea, enfermedad que en aquellos tiempos se relacionada, supuestamente, con el demonio. Una noche, los vecinos decidieron prenderle fuego. Todos los que estaban adentro, murieron.

cdmx_casas_embrujadas.jpg Imagen ilustrativa: iStock 

Pasó el tiempo. Los dueños pudieron salva parte de la estructura de la casa, así que la remodelaron y la vendieron a una familia de apellido Mondragón. Cuenta la leyenda que semanas después que haberse mudado, un día los padres y sus tres hijos amanecieron sin vida en sus camas. A pesar de las investigaciones nunca se supo la razón de sus muertes. 
 
Como no se tenía referencia de más familiares de los Mondragón, la casa pasó a propiedad del Gobierno. Se rentó en varias ocasiones, pero todos inquilinos la abandonaban al poco tiempo. 
 
Vendedores ambulantes con puestos cercanos a la casa cuentan que, pasadas las 10 de la noche, la temperatura comienza a bajar de forma drástica, se empiezan a escuchar gritos de sufrimiento, se azotan las puertas y ventanas e inclusive objetos dentro de las habitaciones comienzan a flotar. Dicen que es muy difícil que un negocio ambulante prospere si se coloca a las afueras de la casa. 
 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Tyrannosaurus Bex (@breakfastbrennan) el

Leer también: 10 cosas que no sabías sobre las tétricas catacumbas de París

Casa de los 100 años

Seguramente alguien te contó alguna vez que la escuela donde estudiaste, tu casa o el edificio donde vivías se construyó sobre  un panteón, lo cual, aunque no tuviéramos certeza de eso, nos causaba algo de miedo.  Pero la historia de “la casa de los 100 años”  sí que es cosa aparte, o al menos es lo que muhos creen.  Se encuentra al sur de la Ciudad de México, por San Jerónimo.
 
La casa le pertenecía a una familia adinerada de finales del siglo XIX. En esa época se puso de moda la fotografía post mortem: los retratos de difuntos, solos o en compañía de sus dolientes. Se fotografiaban sentados (como si aún siguieran vivos), recostados en su cama o dentro de su ataúd. La familia que ahí vivía tenía muy arraigada esa costumbre. Pero no era el único recuerdo que conservaba de sus muertos: la propiedad fue convertida en un mausoleo. Todos eran enterrados en el sótano. La tradición continuó por varia generaciones, dice Zamudio, hasta que la casa tuvo nueva propietaria, quien asegura ser atormentada por los espíritus de sus familares.

Havre 32

Detrás de una actividad paranormal, no siempre hay una historia trágica. A veces son las mismas personas quienes, solitas, se buscan problemas invocando espíritus que después no hay manera de que se vayan. Esto fue lo que pasó en la casa de Havre 32, cerca del metrobús Hamburgo. 

Lee también: Un hotel entre las montañas al estilo de El resplandor

A pesar de que está deshabitada, sigue siendo una casa hermosa de arquitectura colonial.  Por los años veinte, le pertenecía a una mujer que realizaba prácticas espiritistas. Invitaba a un grupo de personas y hacían sesiones de ouija, péndulo, espejo e incluso invocaban espíritus, lo que provocó que varias de estas entidades se quedaran a habitar dentro de esas paredes.

Cuentan que en este lugar hay apariciones en las escaleras y ventanas; se escuchan voces, alaridos y hasta se ven objetos flotando. 

casa_embrujada.jpg Foto: iStock 

En algunas ocasiones hay visitas especiales a estos lugares dirigidas por Antonio Zamudio, a través de la experiencia de Tour Insólito.  Tik Tok @amiparanormal.

Casa de las brujas 

Para Zamudio este sitio es un fraude y no existe ninguna evidencia de actividad paranormal, pero la Casa de las brujas tiene una leyenda que ya sea cierta o falsa puede causarte algo de miedo. 
 
El edificio, tipo inglés, con su fachada de ladrillo rojo, fue construido en 1908. Su techo está decorado con una aguja que a muchos les parece que tiene forma de un sombrero de bruja. Además, por la colocación de sus ventanas, puede parecer una cara. 
 
La leyenda cuenta que, a mediados del siglo XX, vivía en uno de los departamentos  una mujer llamada Barbara Guerrero, conocida como Pachita. 
 
Se dice que varios políticos, empresarios y otros personajes de la vida pública acudían al ‘depa’ de Pachita para solicitar sus trabajos: ayudarlos a triunfar en el amor o conseguir riqueza, fama y salud. Ella realizaba rituales invocando a espíritus. Hasta podía curar a las personas haciendo cirugías con tan solo un cuchillo y, no cobraba nada, dicen.  De igual manera, para muchos vecinos esta mujer, muerta en 1979, era simplemente un fraude. 

Y para darle más emoción al tema, dicen que hay espíritus  que permanecen en las paredes  de este lugar; que se pueden observar sombras deambulando y que se han llegado a oír lamentos y el movimiento de  sillas y mesas.  
 
Este bello edificio se encuentra en la esquina de las calles de Orizaba y Durango, en la Colonia Roma.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios