Una colección de árboles para Chapultepec

La Fundación Mexicana del Árbol A. C. propuso crear en la Cuarta sección del Bosque un arboretum, con 500 especies de árboles mexicanos en 20 hectáreas

Una colección de árboles para Chapultepec
Foto: Especial
Cultura 08/08/2020 00:07 Sonia Sierra Actualizada 12:07

Dedicar 20 hectáreas de la Cuarta sección del Bosque de Chapultepec para generar en ellas un arboretum es la propuesta que hizo la Fundación Mexicana del Árbol A.C., a Gabriel Orozco, artista que encabeza el Plan Maestro General Centro Cultural Bosque de Chapultepec.

La propuesta, explica en entrevista el botánico y taxónomo Teobaldo Eguiluz, quien creó hace ocho años la Fundación y desde hace casi 50 años se dedica al estudio de los árboles, busca generar un bosque mexicano en el propio ecosistema de ese bosque, al tiempo que ofrecer una propuesta de educación ambiental.

Teobaldo Eguiluz detalla: “Son 20 hectáreas en la Cuarta sección para conservar 500 especies de árboles; plantando de 30 a 50 árboles por especie. Ese es el proyecto que se le propuso. Ya no es bueno plantar por plantar. Tenemos que plantar especies que queramos proteger porque si no los ecosistemas que se pierden ya no se van a poder restaurar. Y uno de los objetivos de la arborización nacional es que los recursos genéticos de esas especies perdidas se utilicen para restaurar a futuro los ecosistemas que ya no existen. Si destruimos los ecosistemas, ¿cómo vamos a restaurar?, ¿con qué material? Tenemos que usar especies nativas, locales”.

El profesor tiene con la fundación un amplio proyecto para crear en el país 30 arboretums y rescatar así dos mil especies de árboles de las cuatro mil con que cuenta el país. Su propuesta es crear esas 30 plantaciones, de costa a costa, de Veracruz hasta Nayarit. El proyecto lo llama Arboretum Nacional.

También lee: Pretenden arrasar Jardín Botánico para construir museo en Chapultepec

“México tiene 4 mil especies de árboles y arbustos, y entonces nos propusimos, a través de la Fundación Mexicana del Árbol –una AC que tenemos en Chapingo--, rescatar dos mil especies de árboles de las cuatro mil que el país tiene registradas (en América, Colombia tiene seis mil registradas y Brasil tiene ocho mil).”

La plantación que corresponde al ecosistema de bosque templado es la que se quiere generar en la Ciudad de México, y por ello la propusieron para un lugar emblemático como es la Cuarta sección: “Hay una barranca, y podemos tratar las aguas negras para poder regar el arboretum, para que viva 500 años, porque los árboles viven centenarios, no son cultivos efímeros”.

El doctor Teobaldo Eguiluz compara un arboretum con un jardín botánico, excepto porque el jardín botánico tiene de todo tipo de plantas: “El arboretum es una colección de árboles y arbustos, son plantas leñosas, que tienen madera, y que tienen un significado especial en el planeta porque la madera es un depósito de carbono. Nos olvidamos que el oxígeno que respiramos lo producen las mismas plantas, los animales no lo producen, lo usamos; es el plancton del mar y todos los bosques y plantas, y son más eficientes los árboles y arbustos porque el C02 lo transforman en carbono, y lo almacenan en los troncos”.

Teobaldo Eguiluz dice que sí es muy factible hacer un arboretum en la ciudad porque necesitamos educación ambiental. Ellos están a la espera de una respuesta de Gabriel Orozco.

También lee: Este domingo se presenta el Plan Maestro General Centro Cultural Bosque de Chapultepec

La propuesta es tratar las aguas negras para regar y no desperdiciar agua potable: “Como seres humanos, tenemos que tratar las aguas negras que generamos para que esas aguas se utilicen para regar, ya no podemos seguir regando lomas, jardines y camellones con agua potable. Eso es criminal. La ventaja que vemos en nuestra propuesta es que los arboretums se planten dentro de los propios ecosistemas. Estamos hablando de una ciudad de 20 millones, entonces tenemos que ponerle un bosque con significado, no un bosque recreativo, sino no que eduque a la gente, un bosque donde cada árbol tenga su nombre y apellido, donde la gente se pueda concientizar de que los árboles son como las personas; la gente ignora que compartimos 90% del genoma con las plantas. En el fondo somos parientes”.

La Fundación Mexicana del Árbol tiene cuatro proyectos: hacer el museo nacional del árbol, hacer el proyecto del arboretum nacional, conservar el ahuehuete como árbol nacional de este país y domesticar especies silvestres para conocerlas y utilizarlas mejor. El proyecto de generar las 30 plantaciones que tiene la Fundación hoy avanza en seis, que están en proceso de restauración.

 

Comentarios