Trump pone a prueba a AMLO con amenaza de guerra comercial

Se trata de la mayor amenaza comercial de Donald Trump a México, la cual, de cumplirse, sería el más duro golpe a la economía nacional y a la confianza de los inversionistas quizá desde la crisis de 2009
30/05/2019
20:06
-A +A

Donald Trump no esperó al viernes para cumplir su amenaza de declararle la guerra comercial a México. La mañana de este jueves dijo a periodistas que preparaba una declaración importante, “algo dramático”, relacionado con el comercio y la migración en la frontera sur.

Y a las 17:30 horas de la Ciudad de México disparó vía Twitter: “El 10 de junio Estados Unidos impondrá aranceles de 5% a todos los productos provenientes de México hasta que la migración ilegal de personas a nuestro país, a través de México, paren”. Y remató: “Los aranceles aumentarán gradualmente hasta que el problema de la inmigración ilegal se remedie”.

Se trata de la mayor amenaza comercial de Donald Trump a México, la cual, de cumplirse, sería el más duro golpe a la economía nacional y a la confianza de los inversionistas quizá desde la crisis de 2009.

Tan pronto se dio a conocer la noticia, el peso interbancario comenzó a depreciarse frente al dólar y a las 20 horas había perdido cerca de 1.8%, unos 38 centavos respecto al cierre de la jornada. Las posturas de los mercados en contra del peso auguran un viernes ‘negro’.

En 2018, México exportó al mundo 450 mil millones de dólares, de los cuales cerca del 80% se generaron por la ventas a Estados Unidos. La imposición de un arancel de 5% a todos los bienes que se envían a nuestro principal socio comercial golpearía sobre todo a la industria manufacturera y agropecuaria, pero sus efectos en la economía serían múltiples.  

El impacto, pues, no solo sería para las industrias asentadas en el país, sino para los mercados financieros y a la confianza de los inversionistas.

Si México no se posiciona y, más importante, se sienta a negociar con Donald Trump para evitar la entrada en vigor de los aranceles, preparémonos para una guerra comercial de pronóstico previsible: México será el más perjudicado por la concentración de sus exportaciones en Estados Unidos.

La primera gran crisis económica del gobierno de Andrés Manuel López Obrador toca a la puerta. La amenaza y probable acción de Trump golpeó la línea de flotación del nuevo gobierno, que deberá reaccionar con todas las armas a su alcance: diplomáticas y económicas –a través de aranceles de represalia.

Está por verse si los oficios del canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y del subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, alcanzan para frenar las amenazas de Trump, porque una cosa es segura: de aquí a al 10 de junio México está imposibilitado, financiera y operativamente, para reducir considerablemente el flujo de migrantes que cruzan la frontera sur en busca del “sueño americano”.

Posdata.
En la reunión del 15 de marzo entre Jared Kushner y el presidente López Obrador, a la que fue invitado de última hora el canciller Marcelo Ebrard, el yerno de Trump dejó muy claro el mensaje: frenar la migración es una prioridad del presidente Trump… también les ordenó cerrarle la puerta a la inversión de China… país al que quizá ahora no vean con tan malos ojos si desata una guerra comercial con México.

Y todo el numerito, en vísperas de la ratificación del T-MEC.

@MarioMal
 

Mario Maldonado es periodista de formación. Se graduó de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y se ha especializado en asuntos de negocios, finanzas y economía en instituciones de México...