Lo que no se comprende, envenena

Lo que no se comprende, envenena

Comprender, como sinónimo de entender, es una de las claves del éxito en el juego ciencia y en la vida. Durante la partida, hay que comprender la configuración del tablero, las reglas del juego, el valor de las piezas, los principios de la lucha, la teoría, los planes del adversario, etc.

La comprensión es lo que hace el juego inteligible, permite razonar con lucidez, motiva la creatividad y garantiza la toma de decisiones.

Lo que no se comprende desconcierta, hace dudar, paraliza. Incluso el escritor español Eugenio d Ors (1882- 1954) advirtió: “Lo que no se comprende, envenena”.

Por eso el juglar y ajedrecista mexicano Juan José Arreola (1918- 2001) decía: “Debemos respetar lo que no comprendemos, pero nunca venerarlo… Cada uno está obligado a comprender el mundo y a comprenderse a sí mismo simultáneamente”.

Para triunfar ante el tablero debemos comprender la realidad de la contienda, crear las condiciones para obtener una posición ventajosa, descubrir la estrategia del rival y actuar en consecuencia. 

Comentarios