Vacunación contra el Covid-19 en adultos también beneficia a niños sin vacunar

Ciencia y Salud 10/06/2021 15:59 Redacción México Actualizada 20:48
Guardando favorito...

Las tasas de contagio de coronavirus en infantes se ha reducido drásticamente; continúa debate sobre si la vacunación infantil es prioritaria

Un nuevo estudio demostró que la vacunación masiva en adultos también ha beneficiado a la población infantil, ya que las estadísticas más recientes arrojan que, desde que comenzó la inmunización mundial, los nuevos casos de Covid-19 en niños y adolescentes han disminuido. Estos hallazgos sugieren que, a diferencia de lo que se creía, son los adultos quienes infectan a los infantes. Sin embargo, parte de la comunidad científica se resiste a creer esta hipótesis y temen que los más pequeños se conviertan en el principal reservorio del SARS-CoV-2.

Desde que iniciaron las campañas de vacunación, alrededor del mundo, los especialistas se han preguntado si la población infantil debe ser tomada en cuenta como un sector prioritario para ser inmunizado. Estas cuestiones tiene relación con el hecho que son los menos afectados por los efectos del nuevo coronavirus.

De acuerdo con Monica Gandhi, científica de la Universidad de California, en Estados Unidos (EU), esto se debe a que la forma en que el virus afecta a los niños es "simplemente diferente". Las vías respiratorias de los niños, en proceso de madurar, tienen una cantidad menor de receptores, que son utilizados por el SARS-CoV-2 para ingresar a las células humanas e infectarlas.

En este contexto, la opinión científica se ha polarizado, dividida entre aquellos que piensan en inmunizar a la población infantil de sus ciudades, antes de la llegada del invierno, y en quienes destacan la importancia de donar estas dosis, aseguradas por los países desarrollados, a las naciones con pocas posibilidades de adquirirlas.

Lee también: Logran trasplantar dos corazones de fallecidos de Covid-19 sin contagiar a receptores

Este es el caso de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, desde la publicación de los primeros ensayos clínicos en torno a las vacunas y menores de 16 años, ha sostenido que vacunar a niños y adolescentes no es una prioridad, dado que los suministros de los biológicos disponibles aún son insuficientes para satisfacer a los sectores que más las requieren.

De acuerdo con “Nature”, investigadores del Instituto Butantan, de São Paulo en Brasil, identificaron una notable reducción de la morbilidad y mortalidad del Covid-19 en la ciudad de Serrana, donde el 98% de la población adulta -equivalente al 62%- ya ha sido inmunizada.

Los investigadores declararon, durante una conferencia de prensa, que los casos sintomáticos y las muertes se redujeron en un 80% y 95%, respectivamente. No obstante, los infantes no vacunados también alcanzaron beneficios por la inmunización de los adultos.

Ricardo Palacios, epidemiólogo y autor principal del estudio, expuso que estimaron una caída similar en las infecciones sintomáticas de los niños no vacunados. La población infantil de Serrana, una ciudad comprendida por 45 mil residentes, equivale a 21 mil 600 habitantes, frente a 27 mil 900 adultos.

A estos resultados se suman otros escenarios similares, donde las tasas de vacunación disminuyeron considerablemente. Este es el caso de la población estadounidense, en donde la incidencia del Covid-19 en menores de 18 años aminoró en un 84%, de enero a mayo, luego que más de la mitad de los habitantes fueran vacunados.

Lee también: ¿Quién no debe aplicarse la vacuna contra el Covid-19? Un experto te lo explica

Para Gandhi, médica especializada en enfermedades infecciosas, la reducción de casos en niños y adolescentes “simplemente tiene sentido”, debido a que “la vacunación de los adultos protege a otras personas que no están vacunadas”. Para la experta “eso es realmente lo que significa la inmunidad colectiva”.

Otro de los casos que demuestran el impacto de la vacunación en los más pequeños es lo ocurrido en Israel. Según la revista científica, las tasas de infección del país de Medio Oriente “se han desplomado”.

Antes de la vacunación los contagios oscilaban entre los 559 casos por cada 100 mil personas, con más de 16 años. En la actualidad se estima 1.5 por cada 100 mil. Aunado a esto, las tasas de niños no vacunados, con menos de 11 años. también descendieron, de 546 por 100 mil a 1.5 por 100 mil. Esta disminución prevaleció aún cuando las escuelas reabrieron en marzo.

De esta manera, Eric Haas, médico pediátrico de enfermedades infecciosas del Ministerio de Salud de Israel, en Jerusalén, sugirió que los niños son infectados con mayor frecuencia por adultos. "De lo contrario, cabría esperar que si los niños regresaran a la escuela, se infectarían unos a otros en masa", detalló el epidemiólogo.

Lee también: ¿Qué genera más anticuerpos contra el Covid: la vacuna o la respuesta inmunitaria natural?

Frente a aquellos que ven un panorama favorecedor ante la vacunación de los adultos, por encima de la inoculación de menores, otro segmento de la comunidad científica está en desacuerdo y conserva dudas sobre los beneficios de esta estrategia. Científicos ingleses aseguraron que, desde que se reanudaron las clases, se han notificado casi 100 brotes, con más de dos casos por escuela.

Sin embargo, esta cifra representa sólo una "pequeña proporción" de las 25 mil escuelas de Inglaterra, reconoció Shamez Ladhani, médico pediátrico de enfermedades infecciosas de Public Health England. 

fjb
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios