¿Por qué el Covid-19 ataca más a los hombres que a las mujeres?

Ciencia y Salud 21/10/2020 03:30 Berenice González Durand Actualizada 09:32

Recientes investigaciones muestran cómo el coronavirus afecta a ciertos grupos poblacionales en el mundo; entre los factores biológicos destaca que las personas del sexo femenino producen una respuesta inmunológica más eficiente

Gustav Klimt, el autor de El beso, el famoso óleo de dos amantes trazados entre laminillas de oro, fue una de las víctimas de la llamada gripe española que mató alrededor de 50 millones de personas alrededor del mundo. Se desconoce el número exacto de hombres y mujeres en que se dividía esta cifra hace un siglo, pero se sabe que los hombres fueron mayoría, como en tantas otras infecciones que han azotado al planeta. Los hombres son más susceptibles a casi todas las infecciones, una de las razones por las que en general viven menos, pero cada vez hay más información sobre las causas biológicas y sociales que mueven ambos lados de la balanza.

A través del largo desarrollo de la pandemia por Covid-19 se han reunido diversos datos en todo el mundo sobre el impacto del virus en los diferentes grupos poblacionales; sin embargo, muchos países siguen sin reportar la información desglosada por sexo, desde la toma de pruebas hasta su ingreso a las unidades de cuidados intensivos.

Esta información es muy importante para el conocimiento y abordaje más puntual del Sars-CoV-2. Los datos pueden ayudar a establecer pautas más puntuales para la atención a pacientes, desde la generación de políticas públicas con perspectiva de género hasta el desarrollo de nuevos tratamientos.

Datos y perspectiva de género
 

El proyecto Sexo, Género y Covid-19, una asociación de Global Health 50/50, el Centro Africano de Investigaciones sobre Población y Salud (APHRC) y el Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer (ICRW) se ha encargado de construir la base de datos más grande del mundo donde se muestra el impacto del Covid-19 en relación al sexo y género. En sus primeras investigaciones, este organismo se dio cuenta que ninguna iniciativa había asumido la responsabilidad de consolidar los datos disponibles con perspectiva de género, así que se dieron a la tarea de recopilar y mantener actualizados datos nacionales desglosados por sexo y edad.

En la mayoría de países, las tasas de muerte entre casos confirmados por Covid-19 son más altas en hombres. A nivel mundial se calcula que por cada 10 mujeres que ingresan a cuidados intensivos, se reportan 18 hombres en ese grado de hospitalización; mientras que por cada 10 mujeres que mueren por Covid, fallecen 14 hombres.

En el caso de México, la base de datos muestra que por cada 10 muertes de mujeres por Covid-19, hay 17 de hombres. La respuesta en porcentajes sobre qué proporción de casos confirmados han muerto en nuestro país es de: 12.89% hombres y 7.79% mujeres (datos actualizados al 28 de septiembre). Otro dato destacable es que en el caso de los hombres, el grupo donde se han detectado más casos es el de entre 50 y 59 años, mientras que en las mujeres las cifras muestran números con pocas variables desde los 30 hasta los 79. En ambos grupos las muertes se disparan después de los 70 años.

 

Factores biológicos y sociales
 

El sexo de una persona determina características tanto inmunológicas como hormonales que pueden ser importantes para responder a una infección. Estas diferencias en las respuestas biológicas de hombres y mujeres son importantes para inferir algunos de los resultados clínicos en la evolución del Sars-CoV-2. En una investigación de la Universidad Libre de Bruselas, llamada Covid-19 y la susceptibilidad masculina: el papel de ACE2, TMPRSS2 y el receptor de andrógenos (G. Mjaess et al), se subraya el papel de la ACE2, enzima convertidora de angiotensina 2, como un elemento fundamental para desarrollar síntomas graves por Covid-19.

ACE2 se asienta en las membranas celulares y permite que el virus ingrese a las células más fácilmente para comenzar su camino de destrucción. Los niveles de ACE2 son generalmente más altos en los hombres, lo que significa que más células pueden ser vulnerables al virus y esto ayuda a cimentar las consecuencias más graves de la enfermedad.

El texto también indica que el sistema inmunológico de las mujeres está mejor equipado para reconocer las amenazas invasoras, pues ha evolucionado para optimizar respuestas inmunes buscando que el cuerpo proteja al feto y permita el desarrollo cíclico de tejidos y la regeneración necesaria para la reproducción.

Por otra parte, en el estudio Implicaciones de las diferencias sexuales en inmunidad para la patogenia del SARS-CoV-2 y diseño de intervenciones terapéuticas (Madeleine J. Bunders y Marcus Altfeld) se especifica que, sin embargo, las diferencias en las funciones inmunes entre mujeres y hombres no sólo se manifiestan en respuestas más fuertes de las mujeres contra los patógenos; también les provoca mayor susceptibilidad a enfermedades autoinmunes. Según los autores, estos conocimientos pueden dirigirse terapéuticamente. “Intervenciones dirigidas a mejorar los mecanismos antivirales, reducir la inflamación excesiva y promover las funciones inmunes protectoras de los tejidos durante Covid-19, tendrían que realizarse tomando en cuenta las diferencias específicas del sexo para optimizar los resultados del tratamiento para mujeres y hombres”.

El impacto del virus tiene otras muchas aristas más allá de su acción en nuestras células, pues no sólo la biología explica las diferencias del impacto del virus en las diferentes poblaciones. El género, es decir, los roles, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad determinada considera apropiados para hombres, mujeres y personas con identidades no binarias, juega un papel fundamental en la determinación de riesgos.

El género determina en parte el nivel de exposición de una persona a entornos y productos que pueden ser nocivos para la salud (por ejemplo, fumar tabaco o beber alcohol) y las vías y el nivel de atención dentro de determinado sistema de salud. El nivel de impacto del virus en los trabajadores sanitarios y de asistencia social también depende en gran parte de su género, sin embargo el proyecto Sexo, Género y Covid-19 reporta que muy pocos países ofrecen información sobre contagios entre trabajadores de la salud con esta perspectica: sólo 8 de 179 países cuentan con estos datos desglosados por sexo.

Para el doctor Alfonso Vallejos, académico del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para lograr un verdadero conocimiento y caracterización de las enfermedades infecciosas, es fundamental conocer tres variables indispensables, que se responden con los cuestionamientos: cuándo, dónde y a quién afecta un virus. Esto permite entender mejor una enfermedad, y desde las estrategias de salud pública, emitir recomendaciones más dirigidas.

“El impacto de la pandemia es otro desde una perspectiva de género”, señala y explica que ante la pandemia en nuestro país las mujeres permanecen más en su casa por motivos sociales, como el cuidado de los hijos y de los adultos mayores, pero esto ha limitado sus recursos económicos e incrementado la violencia hacia ella dentro del propio hogar.

Precisamente durante el próximo año, el proyecto que cuenta con financiación de la Fundación Bill y Melinda Gates, busca expandirse e instar a las instituciones de salud de los diferentes países a reportar aún más datos desglosados por sexo para aplicar un análisis de género que permita de manera más amplia informar sobre cuáles fueron las respuestas ante la pandemia.

Datos 


- 88 países reportan fallecimientos por Covid-19 diferenciando cifras entre hombres y mujeres

- 8 países muesran datos de aplicaciones de pruebas de detección con perspectiva de género

Temas Relacionados
Covid-19

Comentarios