15 | OCT | 2019
La compañía quiere que la red de estaciones sea referente de servicio, mejores precios para el consumidor y de honestidad en el despacho de litros completos. Fotos/ESPECIALES

Pemex retro: apuesta por gasolinerías estilo los años 50

01/10/2019
03:11
Noé Cruz Serrano
-A +A
La petrolera buscará a través de su red de estaciones de servicio explotar la nostalgia adaptando mobiliario y arquitectura actual a un concepto antiguo

Read in English

Petróleos Mexicanos (Pemex) regresará a los años 40 o 50. La red de 500 estaciones de servicio propias que está por lanzar la petrolera tendrá el diseño de aquellas décadas.

Es un modelo “retro que buscará explotar la nostalgia y sentimentalis-mo de épocas de oro, adaptando mobiliario y arquitectura actual para el desarrollo de un antiguo concepto de gasolinería”, sostuvo la petrolera al presentar el modelo a potenciales inversionistas que deseen trabajar en las gasolinerías que hagan alusión y remembranza a buenas épocas del pasado y que logre convivir en entornos (zonas geográficas) que compartan el mismo estilo arquitectónico y de convivencia.

Las 500 estaciones que tienen previsto construir y licitar para que terceros las administren, “será un modelo icónico, únicamente para zonas geográficas que presenten dichas condiciones, como por ejemplo los llamados Pueblos Mágicos.

Incluso, evalúan usar un logotipo que fue utilizado en el pasado: entre los logos de la empresa de años atrás puede estar el que caracterice a la nueva Red Pemex.

EL UNIVERSAL tuvo acceso al diseño de estación de servicio de la red que, tentativamente, empezarán a operar en 2020 y con las cuales la empresa pretende competir con su propia Franquicia y las nuevas marcas extranjeras que operan en el país.

Fortalezas y oportunidades

La empresa petrolera argumentó a los inversionistas que ve fortalezas y oportunidades en este nuevo concepto de comercialización de combustibles:

En fortalezas identificó la novedad y nostalgia por lo retro que hoy en día es moda; un concepto que puede funcionar en lugares como Pueblos Mágicos; que brinda autenticidad ante la modernidad, y que puede convertirse en un ícono de referencia (imagen) de la zona donde se ubique la estación de servicio.

En las oportunidades que se abren están la aceptación e intención hacia este concepto por parte de los consumidores; apalancarse de un modelo de “antaño” para diferenciar la imagen; ser un referente icónico, y explotar las zonas geográficas del país con toques nostálgicos para formar parte de un ambiente armónico.

a28_pemex2_105028207.jpg
Entre las desventajas, indican que hay alto costo para replicar equipos de la época.
 

Debilidades y amenazas

Sin embargo, también ve debilidades y amenazas en la propuesta:

En el primer renglón identificó que hay conceptos a escala mundial que sólo se utilizan como museos, escenografías para filmación, cafeterías y hoteles, pero no representan un modelo de negocio; y al no contar con un estilo arquitectónico para este prototipo de negocio se requieren recursos económicos y tiempo para la contratación de un despacho o agencia que realice el diseño conceptual y de construcción; altos costos de construcción para replicar equipos que simulen una época en específico adaptándose a las tecnologías actuales, y la necesidad de que al definir el periodo a replicar, no existe un estándar de imagen retro.

Sobre las amenazas, advierte que puede haber pérdida de interés por la tendencia retro, ya que toda moda es cíclica; el avance de nuevas energías de movilidad harán que las gasolinerías sean obsoletas o incongruentes con la imagen, por lo que el futuro de dicha imagen es incierto; titubeo para conseguir proveedores de equipos que simulen una estación antigua, y posible asociación del público hacia lo “viejo” que puede impactar
tanto a la imagen de la empresa como a la de la nueva administración.

La decisión de una mayor participación de Pemex en el mercado de la comercialización de petrolíferos, de acuerdo con la información oficial que fue difundida entre hombres de negocios y empresas interesadas, surgió a partir de “las condiciones actuales de mercado, en las que Pemex ha estado perdiendo la presencia de su marca en estaciones de servicio en distintos puntos del país”.

Para contrarrestar esta pérdida, atender los procesos de transformación (4T) y cumplir la promesa de tener estaciones propias, Petróleos Mexicanos tomó la determinación de incursionar en la operación de gasolinerías de servicio con marca propia.

cats_26.jpg
 

Calidad e innovación

El objetivo del proyecto, de acuerdo con funcionarios de Pemex Transformación Industrial (TRI), filial encargada de darle forma a la nueva red de estaciones de servicio, “es lograr diferenciar la experiencia de marca dentro de estas nuevas gasolinerías con operación propia, garantizando calidad, honestidad, innovación y servicio.

Para ello se tiene programado que Pemex sea la compañía que “desarrolle el proyecto, construcción/renovación, operación y
promoción de las nuevas estaciones con
el objetivo de garantizar la óptima ejecución de este”.

Lo anterior significa que el esquema que utilizará Pemex, y que ya inició con la licitación de una primera gasolinería que será construida en la colonia Condesa, en la Ciudad de México, será comprar terrenos y construir las estaciones de servicio.

La administración será licitada entre terceros bajo la figura contractual de permiso de adjudicación revocable, el mismo que se ha venido utilizando en el gobierno de la Ciudad de México para la entrega de espacios
bajo puentes.

Sello de la 4T

Además, se pretende diferenciar visualmente, es decir, que el ciudadano identifique que son las estaciones de servicio propiedad de Pemex; que deben ser un referente de la mejor práctica nacional asociada a la 4T por el rescate de la soberanía.

Ser referente de servicio, mejores precios para el consumidor y honestidad-despacho de litros completos.

Con todo, Pemex busca ofrecer un servicio diferenciador de otros franquiciatarios y de otras marcas.

Esta casa editorial publicó el pasado 17 de septiembre que Petróleos Mexicanos prepara la construcción y operación de su propia red de gasolinerías mediante las cuales busca competir en contra de su propia Franquicia y contra las nuevas que han sido transformadas por firmas extranjeras.

“Pemex Red”, como se conocerá a este grupo de estaciones de servicio, se conformará de 500 unidades de negocio, la primera de ellas será puesta en operación en un espacio la colonia Condesa, ubicada entre las calles de Tamaulipas y Alfonso Reyes en la Ciudad de México.

Se trata de la misma que el presidente Andrés Manuel López Obrador cerró durante su gestión como jefe de Gobierno de la capital del país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios