El mercado interno castiga ventas de gasolinas y diesel

Este año, los mexicanos están consumiendo menos combustibles que cuando la pandemia obligó a aplicar el confinamiento social, indican datos de Pemex

Cartera 28/08/2021 02:53 Noé Cruz Serrano Actualizada 02:55
Guardando favorito...

El mercado interno castigó las ventas de gasolina y diesel de Pemex en los primeros siete meses del año, ante los altos precios de ambos combustibles.

Información oficial de la petrolera muestra que este año los mexicanos están consumiendo menos gasolina y diesel que cuando la pandemia obligó a aplicar el confinamiento social.

De acuerdo con los resultados operativos de la petrolera estatal correspondientes al lapso enero-julio, la venta de gasolinas en sus tipos Magna y Premium se redujo 2.27%, mientras que las de diesel bajaron 11.4%, aun cuando el año pasado la crisis sanitaria limitó la movilidad interna en el país y, consecuentemente, el consumo nacional.

Es decir que los millones de usuarios que prefieren adquirir combustibles distribuidos por Pemex tanto en estaciones de servicio de su franquicia y en aquellas de otras marcas que siguen vendiendo los productos de la petrolera dejaron de comprar en promedio 13 mil barriles diarios de gasolinas y 23 mil barriles de diesel por el encarecimiento de precios.

El seguimiento de precios que realiza la Comisión Reguladora de Energía (CRE) muestra que entre enero y julio de este año el precio promedio nacional de la gasolina Magna aumentó 7.18%; el de la Premium, 14.24%, y el del diesel, 9.41%. La inflación acumulada de los primeros siete meses del año es de 4%.

27ago2021-demandainterna.gif

El encarecimiento de precios está atado a las cotizaciones internacionales, sobre todo a los precios que fija el principal mercado de donde México trae la gasolina del exterior.

En enero de este año, cada barril importado del mercado de Estados Unidos costó, en promedio, 60.19 dólares, pero en julio cotizó en 88.75 dólares. Esto provoca que México compre menos gasolina de importación, pero pague más por ella.

En los primeros siete meses del año pasado, el país adquirió 394 mil 717 barriles diarios en promedio y por ese volumen de compras externas desembolsó 4 mil 903.8 millones de dólares.

En el mismo periodo de este año se importaron 345 mil 19 barriles diarios en promedio, pero se pagaron 5 mil 374.8 millones de dólares.

En materia de ingresos, la empresa productiva del Estado reportó un importante incremento de 33.29%, lo que significa que en el periodo enero-julio de este año recibió 54 mil 469.3 millones de pesos únicamente por la venta de gasolinas.

El beneficio en el aumento de esos ingresos tiene que ver fundamentalmente con el factor de los altos precios de los combustibles. El precio promedio nacional de la gasolina Magna en los primeros siete meses de 2020 fue de 15.11 pesos por litro, pero en el mismo periodo de este año fue de 19.96 pesos. La Premium tuvo un aumento en el precio promedio nacional de 18.74 a 21.38 pesos por litro en el mismo lapso de referencia.

La baja de 13 mil barriles diarios en la demanda de gasolinas automotores producidas por Pemex es equivalente a un poco más de toda la demanda estimada para Tabasco o Aguascalientes en este año, de 11 mil barriles diarios en promedio.

Repunta producción

La baja en la demanda de combustibles producidos por Pemex contrasta con los resultados en materia de refinación.

La petrolera reportó que en los primeros siete meses del año produjo en promedio 218.9 mil barriles diarios de gasolinas, un aumento de 15.16% en comparación con el volumen producido durante el mismo periodo del año pasado, estimado en 190.08 mil barriles diarios.

Sin embargo, en el caso del diesel la producción se redujo de 117.7 mil barriles a 112.5 mil barriles diarios.

El alza en la producción podría explicarse por el aumento en la plataforma de extracción de petróleo crudo.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios