“Contra el cáncer, urge llegar antes”

Narro Robles llama a fortalecer las políticas públicas y generar condiciones para prevención y tratamiento oportuno; en el IMSS la prevalencia de cáncer de mama es de 22 por cada 100 mil mujeres; en hombres, el de próstata es de 14.24
Al inaugurar el foro Cáncer, Desafíos en México y América Latina, organizado por El Gran Diario de México y la agencia de noticias EFE, el Director General de EL UNIVERSAL, Juan Francisco Ealy Lanz Duret (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
25/07/2017
04:00
Perla Miranda y Diana Lastiri
-A +A

[email protected]

En México “estamos llegando tarde” a los diagnósticos de cáncer. Se deben fortalecer las políticas públicas y generar mejores condiciones para prevención, diagnóstico temprano y tratamiento oportuno, aseguró José Narro Robles, secretario de Salud.

Al inaugurar el foro Cáncer, Desafíos en México y América Latina, organizado por el periódico EL UNIVERSAL y la agencia de noticias EFE, en el auditorio 2 del Centro Médico Nacional Siglo XXI, el secretario de Salud aseguró que esta afección es uno de los problemas más serios a nivel mundial.

Expuso que en América Latina se detectan más de un millón de casos nuevos al año y ocurren cerca de 550 mil decesos, mientras que en el país anualmente hay cerca de 190 mil pacientes nuevos y en 2015 se reportaron 80 mil defunciones.

“El cáncer es la tercera causa de muerte en el país. Es un problema que va desde la genética y la biológica hasta la parte social y la humana, afecta lo mismo a niños y jóvenes que a adultos y adultos mayores, a hombres y mujeres, habitantes urbanos y rurales; te da en la sangre o en los huesos. Es un problema que puede prevenirse, detectarse temprano y tratarse oportunamente; se puede curar si se actúa de manera pronta”.

Ante la presencia de Armando Ahued, secretario de Salud de la Ciudad de México, Narro Robles dijo que para ganarle al cáncer se requiere de la participación ciudadana, para que cambie su estilo de vida. “Eso puede tener impacto en las neoplasias, así como en las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. Tenemos que seguir fortaleciendo la infraestructura para llegar tempranamente a los casos”.

El Director General de EL UNIVERSAL, Juan Francisco Ealy Lanz Duret, destacó que pocos temas son tan relevantes como los males crónicos, en específico el cáncer: “Este es un juicio que parte de una realidad muy bien diagnosticada: cada vez es mayor el número de fallecimientos en el mundo por consecuencias del cáncer y otros padecimientos relacionados con el incremento de la expectativa de vida”, dijo.

En su intervención realizó un recuento sobre la transición epidemiológica que vivió el país, en donde, según datos del Inegi, a principios de los años 30 las personas morían en su mayoría debido a enfermedades transmisibles como infecciones en el aparato digestivo o respiratorio.

“Estos padecimientos se controlaron y en algunos casos se erradicaron gracias al incremento en el número de hospitales, los avances médicos, así como las campañas de vacunación y educación en la prevención de las enfermedades”, relató.

Precisó que pese a que el número de muertes por infecciones disminuyó, aumentaron las ocasionadas por accidentes o aquellas derivadas de la violencia o el cáncer. “No es que un problema sustituyera a otro, sino que la solución de aquellas afecciones propias de países en desarrollo fueron quedando atrás y dejaron de opacar los males que hoy ocupan los primeros lugares de nuestras preocupaciones y ocupaciones”, indicó.

Estas enfermedades tienen que ver con el tiempo de la expectativa de vida y tienen que ver directamente con la calidad de vida que tienen los mexicanos. “El problema de las enfermedades crónico-degenerativas es que el fallecimiento es el colofón de una serie de tragedias que comienzan con el dolor físico del paciente, pasan por el desgaste emocional de los seres queridos y en muchos de los casos con la ruina económica de familias”.

Por ello, afirmó, espacios de debate como este foro son importantes para hablar de los avances tecnológicos, de la tarea de los médicos, “pero también para plantearnos el enfoque con el que se atacarán estos padecimientos multifactoriales, como cáncer, y redireccionar esfuerzos hacia la prevención, esa es la ruta adecuada, sin duda”.

Aseguró que por décadas el Estado mexicano emprendió una guerra en contra de una realidad que no se podía ganar y dedicó su esfuerzo hacia la curación en vez del mantenimiento de una buena salud.

Dijo que bajo las condiciones actuales del desarrollo humano erradicar el cáncer no es posible, pero “vale la pena prepararnos y afinar nuestras instituciones para que la parte de atención en las personas incluya enfrentar las enfermedades crónicas con alternativas sobre la mesa”.

Indicó que existen diversas opciones para enfrentar esta enfermedad, pero consideró: “Antes que pacientes, los pacientes son humanos”.

Inversión de 3 mil millones. Mikel Arriola Peñalosa, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dijo que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es la segunda causa de muerte a nivel mundial. Sólo en 2012 se reportaron 14 millones de nuevos casos y se espera que este número aumente 70% en los próximos 20 años.

Detalló que en México esta enfermedad, que se caracteriza por tener un proceso de crecimiento y diseminación incontrolado de células, es la tercera causa de muerte, sólo después de las afecciones cardiovasculares y diabetes. En 2015, 8.8 millones de personas dejaron de vivir a causa de este padecimiento.

Precisó que existen más de 100 tipos de cáncer, pero los de mama y próstata representan un reto de salud pública por el número de muertes que provocan. Dijo que en el IMSS la prevalencia de cáncer de mama es de 22 por cada 100 mil mujeres, cifra que está por debajo de los 35 casos promedio de la OMS. En los hombres, el cáncer de próstata tiene una tasa de 14.24 varones por cada 100 mil, cifra debajo de los 25.5 promedio.

Agregó que el cáncer de mama es la primera causa de muerte en el instituto y la cuarta en gasto, puesto que en 2016 se invirtieron 3 mil 143 millones de pesos. En el caso del cáncer de próstata, se gastaron 934 millones de pesos para su atención.

Arriola Peñalosa explicó que el pasado 4 de mayo en el IMSS se implementó un nuevo modelo de salud, que pasó de lo curativo a lo preventivo y que tiene como fin disminuir la incidencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer de mama y próstata, acción que reducirá la mortalidad y los costos de atención en el Seguro Social.

Aseguró que para este 2017 el IMSS se planteó como meta realizar un millón 400 mil mastografías para detectar de manera oportuna cualquier anomalía.

Expuso que en la primera clínica de mama, que se inauguró en octubre pasado, se han realizado mil 284 mastografías, 541 biopsias y se han diagnosticado 104 casos positivos que se canalizaron al CMN Siglo XXI.

“El cáncer es una batalla que se libra día con día y queda mucho por hacer, hay que redoblar esfuerzos en prevención”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal