La disputa. Alistan lucha en 13 gubernaturas

Con la jornada extraordinaria del próximo domingo en Colima, inicia el año electoral que reacomodará el escenario político de más de la tercera parte del país

Nación 15/01/2016 04:00 Carina García Actualizada 04:17
Guardando favorito...

La temporada de elecciones para definir gobernador inicia este domingo 17 de enero, en Colima, preludio para el súper domingo 5 de junio en que impactará la geografía política nacional al elegirse poderes ejecutivos locales en otros 12 estados. Esos comicios en casi la mitad del país, por el peso electoral de las entidades involucradas, definirán la correlación de fuerzas con la que los partidos irán a la disputa por la Presidencia de la República en 2018.

Los comicios serán en Colima —en proceso extraordinario para reponer la elección anulada—, Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Zacatecas, Quintana Roo, Oaxaca, Puebla y Sinaloa.

Podrá participar en esos procesos más de un tercio del electorado nacional, ya que los estados concentran 27.9 millones de electores, 35.83% del listado nominal nacional vigente en las elecciones federales de 2015.

Además de mandatarios estatales, se elegirán mil 413 cargos en 14 entidades, pues Baja California será la única que tendrá comicios sólo para relevar ayuntamientos.

Serán renovados 12 congresos locales, por lo que se elegirán 388 diputados y, al concretarse el ciclo legislativo de la reforma política del Distrito Federal, serán electos 60 de los 100 diputados integrantes de la Asamblea Constituyente de la ciudad de México, responsable de redactar la Constitución de la capital del país.

Los ciudadanos también votarán por alcaldes de 965 ayuntamientos, más sus regidores y síndicos, y debido a la anulación de procesos, habrá elecciones extraordinarias otra vez en Centro, Tabasco, y Chiautla, Estado de México.

Un presidenciable en disputa

De los estados con elección destacan Veracruz y Puebla, pues concentran en sus territorios 9.4 millones de electores mexicanos, y son clave para cualquier contienda presidencial.

Puebla es un foco de atención especial, pues además de sus 4 millones de electores, está gobernada por Rafael Moreno Valle, uno de los precandidatos presidenciales del PAN.

Como referencia, por tratarse de las elecciones más recientes, aunque no son plenamente comparables, pues en los comicios del 7 de junio de 2015 se votó por diputados federales y ahora se elegirán gobiernos estatales, en Puebla el PAN quedó ligeramente por debajo del PRI, por lo que se antoja ahora una pelea reñida.

Con cifras de los cómputos distritales de ese proceso, mismas que variaron tras impugnaciones aunque no significativamente, el PAN quedó en 28.44% y obtuvo 30 mil votos menos que el PRI, que contabilizó 30.17%.

Tanto en Puebla como en Veracruz y Tlaxcala, se elegirán gubernaturas de sólo dos años para homologar sus calendarios electorales en 2018, cuando elegirán nuevos poderes ejecutivos locales por seis años.

Para Puebla, el PAN perfila al actual alcalde de la capital del estado, José Antonio Gali Fayad, y aún esta por verse si hay un acuerdo electoral con el PRD, pues persiste férrea oposición de Alternativa Democrática Nacional (ADN).

Por el número de sus electores, Veracruz podría ser clave para definir la Presidencia.

El listado nominal de Veracruz es de 5.4 millones de votantes potenciales y es uno de los estados en los que nunca ha habido alternancia política. Ahí, el PRI (28.32%) y PVEM (7.68%) sumaron casi un millón de sufragios (919 mil) y alcanzaron juntos 36% de la votación.

El PAN alcanzó 21.4 % y el PRD 10.96%, es decir, juntos podrían alcanzar 32.39% y dar la pelea. El aspirante que una alianza PAN-PRD postularía en Veracruz es el diputado panista Miguel Ángel Yunes Linares.

El priísmo tiene a sus propios Yunes, los senadores José Francisco y Héctor, ambos del sector popular y el segundo ex líder estatal.

PRI dará pelea cuerpo a cuerpo

Las elecciones 2016 serán ocasión para que los partidos defiendan sus bastiones con todo.

El PRI tratará de retener 10 de los 20 estados que gobierna. Buscará recuperar Oaxaca, Sinaloa y Puebla, que fueron ganados en 2010 por alianzas integradas por PAN-PRD, que llevaron al gobierno a Gabino Cué, Mario López Valdez y al panista Rafael Moreno Valle.

De los 10 cuyo control defenderá en las urnas, en seis nunca ha perdido una sola elección estatal en 87 años: Durango, Hidalgo, Tamaulipas, Veracruz, Colima y Quintana Roo.

También pretende preservar cuatro estados: Aguascalientes, Chihuahua, Tlaxcala y Zacatecas, que ya ha perdido alguna vez. Las primeras dos se las ganó una vez el PAN.

En las elecciones legislativas del 7 de junio pasado, el PRI obtuvo 2.6 millones de votos en esos 10 estados. En ellos, el PRI ganó en ocho entidades.

En Quintana Roo, el PRI se encuentra dividido y con muchos prospectos: el líder estatal del partido, Raymundo King de la Rosa; el alcalde de Benito Juárez, José Luis Toledo Chanito; Paul Carrillo, edil de Solidaridad; Mauricio Góngora, y el ex subsecretario de Turismo, Carlos Joaquín González.

En Durango y en Hidalgo, en el proceso federal el PRI duplicó los votos del PAN.

En Durango tuvo 45% de sufragios frente a 17.3% del PAN, pero ahí el panismo promueve al senador José Rosas Aispuro, quien ya fue su abanderado de alianza con el PRD en 2010 y fue derrotado. El PRI logró la postulación de unidad en la figura de Esteban Villegas Villarreal, ex líder de ese partido en el estado.

Otra entidad que no gobierna pero en la que el PRI tiene a 10 aspirantes y no se ve por ahora acuerdo, es en Sinaloa, donde juegan el ex director de Comunicación de la Presidencia, David López; el ex embajador en Cuba y ex cónsul en Chicago, Heriberto Galindo Ochoa, y el diputado federal Quirino Ochoa, principalmente.

La izquierda busca espacios

De las entidades con elección este año, en los comicios federales el PRD no se acercó al PRI más que en Oaxaca, en donde el primero tuvo 30% y el perredismo quedó en segundo sitio, con 21.2 %, más de 80 mil votos abajo. Aunque van en alianza PAN y PRD, aún no definen quién será su postulado. Por el PRI se perfila Alejandro Murat, ex titular del Infonavit e hijo del ex gobernador José Murat, pero no es el único, pues también están apuntados la diputada federal Mariana Benítez Tiburcio, el senador Eviel Pérez Magaña, el ex diputado federal Samuel Gurrión. Además se contempla al ex líder del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani.

Morena hace la lucha

Morena quiere pelear con todo en Zacatecas y, por supuesto, la Asamblea Constituyente de la ciudad de México, su bastión de votos.

En Zacatecas, el aspirante de Morena es David Monreal, hermano de Ricardo, quien ya gobernó el estado y es uno de los cercanos al líder nacional Andrés Manuel López Obrador.

En ese estado que alguna vez gobernó el PRD éste tuvo 13.7% y el PAN 12.02%, es decir sumarían 25.8% y quieren dar la sorpresa.

Candidatos unitarios

En Hidalgo, el PRI venció con amplio margen a sus contendientes con 33.8% y con el PVEM podría llegar a 40 puntos, por lo que se prevé un triunfo holgado. Empero, reviste interés especial por ser cuna del grupo político del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Las figuras visibles son los senadores David Penchyna, señalado como principal operador de la reforma energética, y Omar Fayad; Nuvia Mayorga, comisionada Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, y Alberto Meléndez, secretario de Planeación del estado.

Tanto en Tamaulipas como en Chihuahua, el PRI aventaja con creces a los demás partidos, en el primero por casi 19 puntos.

Temas Relacionados
Elecciones 2016
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios