El funcionario recordó que hace dos años, cuando el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, planteó el incremento, “fuimos tachados de locos, pero ya no” (YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL)

“Es el momento para aumentar minisalario”

26/11/2016
03:41
Gerardo Suárez
-A +A
Salomón Chertorivski señala que apoyo de IP da ‘luz verde’; Conasami iniciará la discusión de la alza al pago para 2017

[email protected]

El secretario de Desarrollo Económico local, Salomón Chertorivski, aseguró que llegó el momento idóneo para aumentar el salario mínimo hasta los 89 pesos, pues existe el respaldo del sector empresarial y de los sindicatos para que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Consami) dé este paso.

El salario mínimo actual es de 73.04 pesos, pero esta semana la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió subirlo a los 89.35 pesos, mientras que la Confederación de Trabajadores de México (CTM) solicitó fijarlo en 100 pesos.

“El hecho de que la Coparmex haya expresado una postura tan nítida y tajante nos tiene en el mejor momento para aspirar a que se rompa la tendencia de 35 años y empiece una recuperación”, aseguró el funcionario capitalino en entrevista.

Añadió que los pronunciamientos del empresariado y los sindicatos son fundamentales, pues forman parte de la propia Conasami, órgano que iniciará la próxima semana una discusión para definir el incremento aplicable el próximo año.

Sin embargo, las posturas del sector patronal y de uno de los principales sindicatos surgen a más de dos años de que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, pidiera aumentar de forma significativa el pago mínimo, cuando en mayo de 2014 planteó llegar a los 86 pesos, lo cual no se concretó.

Chertorivski Woldenberg explicó que el aumento es necesario para cumplir con los estándares del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) para garantizar el acceso a la canasta básica a las personas que menos ganan en este país (3.8 millones de habitantes).

Abriendo camino. El avance más reciente para incrementar de forma significativa el salario mínimo ocurrió en noviembre de 2015, cuando la Cámara de Diputados aprobó desvincular el salario mínimo como unidad de medida para multas, créditos y otros conceptos.

Sobre el impacto de la desvinculación en la capital, el secretario de Desarrollo Económico capitalino expresó que a pesar de las críticas en el momento de la coyuntura, en la actualidad, la desvinculación no tuvo consecuencias negativas.

“No hubo ningún problema, nadie se ha quejado de que sus multas o los apoyos de los programas sociales ahora se calculen conforme a la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México”, dijo el ex funcionario federal.

Recordó que como parte de la estrategia local para mejorar el salario mínimo, el gobierno local estableció un requisito para que los proveedores que quieran ser contratados se comprometan a pagar al menos 89 pesos diarios a aquellos trabajadores que reciben el pago mínimo, como los del servicios de limpieza.

Al respecto, aseguró que a la fecha “ningún proveedor ha dejado de participar en un concurso de la capital por el requisito de pagar por lo menos el equivalente a los la unidad de cuenta”.

Salomón Chertorivski señaló que el objetivo a largo plazo es que el mínimo llegue a 181 pesos y esté dentro de la línea de bienestar, pero reiteró que este fin de año es clave para avanzar en esa dirección.

Ante las críticas iniciales de la propuesta de subir este tipo de salario, dijo que “hace dos años y medio éramos unos locos, ahora sí somos necios, pero ya no somos locos, ya están los argumentos dados”.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios