Paradero de Chapultepec sí es negocio: PRD

Dinero será para mantenimiento de la zona, dice; no se está vendiendo el patrimonio: Raúl Flores

En el espacio se tiene contemplado construir un edificio de 49 niveles: tres para comercio, siete para un hotel y 39 para oficinas (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Metrópoli 18/07/2016 01:02 Diana Villavicencio Actualizada 01:02
Guardando favorito...

[email protected]

La bancada del PRD en la Asamblea Legislativa admitió que la construcción del Centro de Transferencia Modal (Cetram) Chapultepec sí representa un negocio para la ciudad para dar mantenimiento al entorno, aunque aclaró que no se está vendiendo el patrimonio público.

Así lo aseguró el vicecoordinador del PRD en el órgano legislativo local, Raúl Flores, quien dijo que sólo se está concesionando para rehabilitar la zona, que está en total abandono.

“Qué bueno que es un negocio para la ciudad, finalmente no alcanza el dinero para recuperar todas las áreas, no hay normativamente nada que lo impida”, afirmó el perredista.

El diputado argumentó que mientras no se pierda el patrimonio de la ciudad y haya transparencia para saber qué harán los inversionistas, quiénes son, se sepa las condiciones de la concesión, no hay problema.

“La transparencia, creo que eso es uno de los temas que favorecía este proyecto; además, que la ciudad no pierda su patrimonio es otra la condicionante y tendremos una zona más segura, con mantenimiento y en donde se favorecerá la movilidad colectiva en los próximos años”, indicó en conferencia de prensa.

Sustentó que el proyecto del Cetram Chapultepec respeta los límites territoriales y áreas patrimoniales, además de que se basa en lo dispuesto en los programas delegaciones vigentes de la Cuauhtémoc y la Miguel Hidalgo, los cuales aprobaron los diputados de la Asamblea Legislativa en 2008. No existen, precisó, modificaciones a planes o programas de desarrollo urbano.

Flores García consideró poco ético que algunos políticos de Morena de repente se “rasguen las vestiduras” diciendo que estas obras nunca se habían visto en la ciudad; este tema del que se espantan se practicó anteriormente con Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador.

Argumentó que aún cuando se contempla una torre de 41 pisos no se afectará el área de conservación patrimonial y no afectará la vista hacia el Castillo de Chapultepec.

Incluso mencionó que impactará positivamente en sus alrededores en materia de reordenamiento y movilidad, sobre todo en el cruce de Lieja y Chapultepec, pues aumentará el espacio peatonal, no habrá comercio informal y sí mayor seguridad para usuarios y vecinos.

El diputado refirió que se cuenta con 6 mil 200 metros cuadrados de espacio público y que al final del proyecto quedarán en 14 mil metros cuadrados, contrario a lo que han señalado partidos de oposición.

Algunos beneficios. Respecto a los desplazamientos comentó que con el Cetram se reducirá el traslado peatonal en la zona de paraderos en 60%. Actualmente se invierten 40 minutos en promedio en la movilidad al interior, al año 33 millones de personas cruzan esta zona.

Recordó que la modernización consta de tres etapas, la primera durará cuatro meses; la segunda, 24 meses, y la tercera, 20 meses.

En la primera etapa, que implica la construcción de ATM provisional, arrancó con el retiro de comercio en vía pública, pero en términos de obra no se verá movimiento significativo en el área, sólo el cambio de ubicación de camiones y microbuses.

La segunda fase consiste en la construcción del proyecto definitivo (área de potencial comercial y de transferencia modal), además de la recuperación del espacio público, duplicando lo que existe actualmente.

En la tercera etapa se construirá un conjunto arquitectónico de 49 niveles, con tres niveles para comercio, un hotel de siete niveles y una torre de oficinas de 39 pisos. 

Temas Relacionados
PRD
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios