15 | FEB | 2019
La capacidad que tiene el Centro de Atención a Menores Fronterizos (CAMEF) es para 90 menores indocumentados, por lo que el DIF opera como una casa para migrantes (JULIO MANUEL LOYA. EL UNIVERSAL)

Crece 30% deportación de niños solos, alertan

09/12/2016
01:30
Julio Manuel Loya Corresponsal
-A +A
DIF llega a atender hasta 140 menores expulsados al díaide apoyo de autoridades estatales y municipales

[email protected]

Reynosa. — La directora del Sistema DIF Reynosa, Oralia Cantú Cantú, alertó que en los últimos dos meses se disparó en 30% el número de niños deportados solos, de Estados Unidos, por esta frontera.

Comentó que al día han llegado a atender hasta 140 menores expulsados, cuando este lugar sólo tiene capacidad para 90.

Pidió apoyo a las autoridades estatales y del municipio para atenderlos, porque, dijo, “el DIF de este municipio, en estos momentos no tiene la capacidad ni el apoyo para atenderlos”.

Indicó que desde el pasado mes de octubre, cuando asumió la titularidad del DIF, se recibió el mayor número de menores migrantes repatriados del vecino país por la ciudad de Reynosa.

La cantidad se volvió a disparar tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos; llegamos a contabilizar hasta 140, cuando antes —de acuerdo con los registros de la dependencia— se atendían entre 60 y 70 niños por día.

“Nunca antes se había recibido una deportación con tan elevado número de niños migrantes, y de ahí en adelante sigue casi en la misma cantidad el número de deportaciones de menores no acompañados”, lamentó.

Oralia Cantú lanzó un llamado de ayuda a las autoridades estatales y federales, pues, dijo, es urgente tener el apoyo, ya que en San Antonio y Austin cerraron los centros de detención de migrantes, donde estaban poco más de 500 mujeres con sus hijos.

“Todo esto nos repercute a la zona fronteriza porque va a haber un incremento en el flujo de repatriación y migración; queremos estar preparados y tomar las medidas de seguridad correspondientes”, apuntó. 

Recalcó que el apoyo de las autoridades es necesario, pues hoy la administración la recibieron sin recursos y en el DIF se gastan tan sólo para la atención de los menores migrantes hasta 200 mil pesos mensuales.

De acuerdo con la Ley de Migración, el proceso de repatriación de los menores no acompañados puede durar hasta 90 días, pero hoy está tardando en promedio entre 20 y 25 días para regresarlos a sus lugares de origen.

Explicó que la capacidad que tiene el Centro de Atención a Menores Fronterizos (CAMEF) es para dar atención a 90 menores migrantes, “hoy la capacidad está muy rebasada, lo que hace que el DIF opere como una casa para migrantes”.

El llamado de ayuda es también para los consulados centroamericanos, pues aseguró que de 104 migrantes que hoy se atienden, 102 son de Guatemala, Honduras y El Salvador; y sólo dos de México.

“Tienen que colaborar con nosotros porque tenemos que estar preparados para esta ola de migrantes que se viene”, señaló.

Entre 2014 y 2015 fueron repatriados por esta frontera más de 3 mil menores, por autoridades de la Patrulla Fronteriza del sector de McAllen, Texas, y entregados a autoridades locales, quienes los regresan a sus familiares.

En ese lapso de dos años, el CAMEF atendió en promedio, a unos 300 niños mensualmente.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios