Absuelven a tzotzil, tras 10 años de cárcel

Su hija se suturó los labios, se crucificó y ayunó para liberarlo; Agustín Díaz, a su salida: “No le debo nada a nadie, ni soy asesino”

Agustín Díaz Gómez fue puesto en libertad luego de que magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado revocaron la sentencia condenatoria que lo hallaba culpable de la muerte del regidor de Chalchihuitán (FREDY MARTÍN. EL UNIVERSAL)
Estados 03/09/2016 01:24 Óscar Gutiérrez y Fredy Martín Corresponsales Actualizada 01:24

[email protected]

Tuxtla Gutiérrez.— Un Juez de Distrito dictó sentencia absolutoria para el indígena Agustín Díaz Gómez, recluido en el penal de esta localidad, acusado de los delitos de homicidio, extorsión y secuestro.

El indígena tzotzil, que llevaba más de nueve años preso, fue beneficiado con la sentencia absolutoria por el delito de homicidio calificado.

Magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado revocaron la sentencia condenatoria del 2 de marzo de 2016 en contra de Agustín Díaz.

El hombre de 50 años fue arrestado en febrero de 2007, es de oficio agricultor y originario de la comunidad Jolitontic en Chalchihuitán. Recibió su sentencia acusado por el homicidio de Armando García Girón, cuyo cuerpo fue localizado con el rostro desollado en una zona conocida como La Milpoleta en San Cristóbal de las Casas.

García Girón, también oriundo de Jolitontic, fue regidor en el ayuntamiento de Chalchihuitan, cargo que asumió después de que en 2001 perdió la elección a la presidencia municipal, por el Partido Acción Nacional (PAN).

A las pocas horas de abandonar la cárcel, dijo que estuvo preso injustamente, por tanto; “No le debo a nadie, ni soy asesino, soy luchador social y pasé más de nueve años y medio preso injustamente tras las rejas”.

Su liberación se enmarca en diversos conflictos protagonizados por sus familiares, como es el caso de su hija Araceli, una de las principales activistas que luchó por su absolución, porque realizó un plantón en la Plaza Catedral de San Cristóbal de las Casas, donde se suturó los labios, se “crucificó” a un madero y permaneció en ayuno.

La joven es esposa de Aníbal Gómez, primo de Agustín Gómez Pérez, quien en 2014 se “inmoló” afuera del Congreso local para exigir la liberación de su tío Florentino Gómez Girón, dirigente del Frente Ricardo Flores Magón. El hombre enfrentaba cargos de abigeato y despojo; fue excarcelado la madrugada siguiente.

El gobierno estatal trasladó al campesino de 21 años a un hospital especializado en la Ciudad de México.

A dos años de haberse prendido fuego, aún recibe tratamiento médico y se encuentra en rehabilitación.

De acuerdo con el expediente penal 75/2014, que en su momento fue radicado en el juzgado tercero penal, Florentino Gómez fue presunto responsable del robo y pérdida de varias cabezas de ganado el 20 de septiembre de 2012, en la comunidad Chigtón del municipio de Ixtapa, en el norte de Chiapas.

Este viernes, el liberado Agustín Díaz aseguró que el plantón de la Plaza Catedral no será retirado porque el gobierno no ha cumplido el compromiso de proporcionar medicamentos a Agustín Gómez Pérez, después de que “inmoló”, porque su vida corre peligro. Asimismo, acusó que en México se proclama el Estado de derecho, pero no existe justicia ni aplicación de la ley, “sólo hay violación de derechos y de las leyes”; afirmó que continuará “luchando” para concientizar en la defensa de sus derechos.

Temas Relacionados
liberan a indígena tzotzil

Comentarios