‘Secuestro de 'chapitos', sin vínculo con muerte de sobrino de 'El Mayo'’

César Abelardo Rubio, secretario de Seguridad, no ve nexos entre ambos hechos violentos

Doble homicidio. El asesinato de Édgar Parra Zambada y su acompañante ocurrió el viernes pasado (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Estados 30/08/2016 01:32 Javier Cabrera Martínez / Corresponsal Actualizada 01:32
Guardando favorito...

Culiacán.— El secuestro de los hermanos Alfredo e Iván Archivaldo, hijos de Joaquín Guzmán Loera El Chapo, y el asesinato en esta ciudad de un sobrino de Ismael Zambada García El Mayo Zambada, no tienen ninguna relación, según investigaciones abiertas en el homicidio.

César Abelardo Rubio Olivas, secretario de Seguridad Pública en Culiacán, dijo que no se percibe que la muerte de Édgar Geovanny Parra Zambada, de 42 años de edad, y su acompañante, Juan Meza Vargas, de oficio albañil, pueda generar actos de violencia.

Por lo que se conoce del asesinato de Parra Zambada y su acompañante, éste tuvo lugar el viernes pasado a mediodía, sobre el puente vial que cruza el río Tamazula y conecta la zona residencial de la Isla Musala con otros fraccionamientos habitacionales.

Las víctimas viajaban en un vehículo Acura, con matrícula JGX-9616, de Sinaloa, fueron perseguidas a tiros, hasta que se impactaron con otra unidad, por lo que descendieron e intentaron huir, sin lograr su objetivo.

Rubio Olivas destacó que por las pesquisas que se tienen abiertas sobre este hecho, no se cuenta con evidencias de que el caso tenga alguna conexión con el secuestro de los hermanos Alfredo e Iván Archivaldo, hijos de Guzmán Loera. Lo que se conoció de este secuestro es que tuvo lugar el pasado 15 de agosto en el restaurante La Leche, ubicado en Puerto Vallarta, en Jalisco.

Desechó que a causa de estos dos eventos, en los que no se percibe una conexión entre ellos, se puedan derivar actos de violencia. Pero precisó que en un nuevo esquema acordado a nivel federal, en esta ciudad entrarán en acción nuevas Bases de Operación Mixta, con fuerzas federales, estatales y municipales, para desplegar operativos de reacción de supervisión y contra hechos de alto impacto.

Rubio explicó que por acuerdo del gabinete nacional de seguridad en los municipios de Culiacán y Mazatlán, que presentan nuevos brotes de violencia, el Ejército, la Marina y la Policía Federal Preventiva se unirán a fuerzas policiales locales y municipales.

López Valdez dijo ayer que cada Base de Operación Mixta estará integrada por 75 elementos, 60 de ellos miembros del Ejército y la Marina.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios