Suscríbete

Improvisan para atraer público y mantener su independencia

Vladimir Grajales, que produce Rodeo Impro, habla de los obstáculos que enfrentan

“El teatro da experiencias que no se comparan con una película”, dice Grajales (CORTESÍA IMPRO)
Espectáculos 02/08/2016 00:13 Araceli García Actualizada 00:13

Clínica de Periodismo

Entrenar, estudiar, leer mucho y prepararse física y sicológicamente es un poco de lo que un actor debe hacer para un personaje. Y ni el mayor de los esfuerzos le garantizará el gusto del público, sobre todo si se trata de un actor de teatro.

Vladimir Grajales, productor de la puesta en escena Rodeo de impro cuenta que “el teatro en México está pasando por una situación difícil, la gente va muy poco, es el pleito que tenemos todas las compañías”.

En entrevista para EL UNIVERSAL, relató que algo está sucediendo con la escena del teatro, en la que por lo regular el público se acerca más a producciones comerciales o aquellas en las que algún actor de renombre participa y no de igual manera a las compañías independientes.

“Somos los que sufrimos un poco más porque no tenemos a veces los medios para hacer una campaña de difusión”, expone.

Grajales, quien funge como productor general en Rodeo Impro 2016, habló sobre la importancia de tener varias opciones de teatro tanto comercial como independiente y lo difícil que es enfrentarse con algunos comentarios que denostan su trabajo.

“Te dicen que no, que el teatro es muy caro y es muy elitista y además tienes que ir a pensarle demasiado; entonces es muy difícil porque nunca le entiendes”, considera.

Rodeo Impro 2016 tendrá temporada en el Foro Shakespeare hasta el 29 de septiembre todos los jueves a las 20:30 horas.

Se trata de un proyecto que ofrece una representación diferente cada noche, pues todo en ella es un ejercicio de improvisación.

“Es una cosa muy compleja, de entrada la impro es una técnica de entrenamiento actoral; dentro de la formación de un actor siempre está la improvisación de por medio porque finalmente es la técnica con la que uno suelta la creatividad”.

Para que cada actor estuviera listo, dijo, “uno tiene que estar preparando la mente para estar en el presente, escuchar a los compañeros, y leer mucho, tener cierto nivel de cultura porque obviamente como la gente es la que pone los temas pues tiene uno que conocer suficiente para que pueda accionar y conocer sobre los temas que le puedan plantear”.

Por último, el productor hizo una invitación para acercar a más personas al teatro: “Vayan porque es una experiencia que el cine no les va a dar, es una experiencia donde todas emociones son ahí, en vivo. No es lo mismo ver las cosas a través de una pantalla que verlas ahí, casi palpables”. Y enfatizó el trabajo que cada actor ha pasado antes de subir al escenario.

Temas Relacionados
Rodeo Impro

Comentarios