El Carrillo Gil muestra legado de Fosado

Cultura 20/10/2016 17:43 Sonia Sierra Ciudad de México Actualizada 18:04
Guardando favorito...

Joyería, instrumentos musicales, esculturas y orfebrería describen una vida dedicada a las múltiples facetas del creador

La muestra explora el archivo personal del pintor, escultor, promotor cultural, escritor y fundador de museos y galerías Víctor Fosado.

Redacción

Guardando favorito...

Fosado perteneció a una generación de artistas que se forjó en la Ciudad de México entre los años 50 y 70 del siglo XX.

Redacción

Guardando favorito...

Fosado participó e influyó en el desarrollo y la preservación de la cultura y las tradiciones populares de las etnias de México.

Redacción

Guardando favorito...

La exhibición es resultado de dos años de investigación y catalogación del archivo familiar del artista.

Redacción

Guardando favorito...

Esta exposición inédita contó con la curaduría de Julien Cuisset y Víctor Fosado III, y con la investigación curatorial de Angélica García.

Redacción

Guardando favorito...

La exposición está dividida en seis núcleos curatoriales, como son las artes populares, esculturas y la escultura y pintura.

Redacción

Guardando favorito...

Fosado fue reconocido con varios premios y tuvo cuatro grandes retrospectivas en el Museo Franz Mayer, el Museo del INAH de Cancún, la Galería Aristos de la UNAM y el Museo Guillermo Spratling de Taxco.

Redacción

Guardando favorito...

La exposición "Víctor Fosado. Con mil diablos a caballo" permanecerá en el Museo de Arte Carrillo Gil hasta el 8 de enero de 2017.

Redacción

Guardando favorito...

Pintor, escultor, promotor cultural, fundador de museos y galerías y escritor fueron las diversas facetas de Víctor Fosado (1931-2002) a quien el Museo de Arte Carrillo Gil dedicará desde este viernes 21 de octubre la exposición "Víctor Fosado. Con mil diablos a caballo", que explora su archivo personal.

Hasta el 8 de enero de 2017 se exhibirá esta muestra. Fosado, promotor cultural y artista, perteneció a una generación privilegiada que se forjó y trabajó en la Ciudad de México entre los años cincuenta y setenta del siglo pasado.

La muestra, informó el Museo de Arte Carrillo Gil en un comunicado, da a conocer las múltiples facetas del creador, quien tuvo una fuerte incursión en numerosas disciplinas, entre ellas la pintura, la escultura, las artes escénicas, la música, la orfebrería y el cine. Asimismo, su influencia y participación en el desarrollo y la preservación de la cultura y las tradiciones populares de las etnias del país son significativas.

Esta exhibición es resultado de dos años de investigación y catalogación del archivo familiar del artista y llegará inédita a este recinto bajo la curaduría de Julien Cuisset y Víctor Fosado III, y con la investigación curatorial de Angélica García.

"Víctor Fosado, Con mil diablos a caballo" plantea un recorrido por los múltiples intereses que definieron a Víctor Fosado, enmarcado en un contexto histórico de una estrecha colaboración con algunos de sus contemporáneos, como Alejandro Jodorowsky, Juan José Gurrola, Arnaldo Coen y Felipe Ehrenberg.

Está dividida en seis núcleos curatoriales: Artes populares, cine, música y escena, espacios alternativos, esculturas portantes (joyería) y escultura y pintura. En ellos se mostrarán por primera vez más de 150 obras de la autoría de Fosado y de su colección, conformada por piezas de creadores como Coen, Ehrenberg Pierre Alechinsky, Leonel Góngora, Fernando García Ponce, Vicente Rojo y Vlady. Algunas piezas de joyería de colecciones privadas completan la selección.

En la música, Fosado tuvo una trayectoria singular. Realizó una labor minuciosa de investigación en torno a los instrumentos indígenas. Sobresale su trabajo en colaboración con Juan José Gurrola, con quien formó el grupo Escorpión en Ascendente, y con Antonio Zepeda, con quien fundó un dúo que interpretaba música y leía poesía náhuatl.

Víctor Fosado fue un gran estudioso y promotor del arte popular. Con su influencia y perspectiva apoyó a numerosos e importantes maestros artesanos, entre ellos Máximo Ibarra, Felipe y Pedro Linares, Saúl Moreno, Roberto Ruiz y Abel Soteno, quienes, con admiración y respeto, reconocieron en él a un gran experto en la preservación y promoción en las tradiciones y la cultura de México, por lo que representó a México en diversas muestras y recintos culturales dentro y fuera del país.

Asimismo, fue propietario y promotor de un espacio único, el Café Las Musas –en el Centro Histórico de la Ciudad de México–, el cual fue escenario de exposiciones y conciertos, y punto de reunión de artistas jóvenes que impulsaban el efervescente movimiento de vanguardia y cultural de la época.

Definidas como esculturas portantes por el propio Fosado, las joyas fueron un espacio ilimitado de posibilidades que tanto podían enmarcar obras en miniatura de creadores como Coen y Vicente Gandía, como toda clase de objetos inusitados en complicados y elaborados diseños que en plata se convirtieron en piezas únicas e irrepetibles.

Dentro del cine fue actor, diseñador de ambientaciones y escenografías, y compositor. Como actor participó en películas como En este pueblo no hay ladrones (1965) de Alberto Isaac, El topo (1969) de Jodorowsky y Reed, México insurgente (1970) de Paul Leduc.

Como pintor y escultor Fosado realizó una obra singular con la que buscó su propio lenguaje y que, si bien no es numerosa, deja testimonio del espíritu que lo animaba: la percepción del arte como un espacio sin fronteras y del creador como un ser que puede expresarse indistintamente en cualquier disciplina.

Víctor Fosado fue reconocido con numerosos premios y homenajes, así como con cuatro grandes retrospectivas en la Galería Aristos de la UNAM, el Museo Franz Mayer, el Museo del INAH de Cancún y el Museo Guillermo Spratling de Taxco.
Hasta el 8 de enero de 2017 se exhibirá esta muestra en el Museo de Arte Carrillo Gil (Av. Revolución 1608, San Ángel).

 

sc

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios