Debaten por alza de IEPS a alimentos y refrescos

Propuesta de elevar gravamen aún no se determina, asegura Ríos Piter; industria panadera anticipa pérdidas de 7 mil empleos si se avala ese plan

Cartera 27/08/2016 01:44 Miguel Pallares / Enviado Actualizada 01:44
Guardando favorito...

[email protected]

El análisis para plantear un alza en el impuesto para alimentos con alto contenido calórico sigue en pie y el debate por aumentar el gravamen a refrescos toma fuerza.

Armando Ríos Piter, senador del PRD, dijo que mantiene el diálogo con actores vinculados con el sector de alimentos, pero aún no determinan si presentarán una propuesta para elevar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a productos con alto contenido calórico.

“Hemos estado en diálogo con actores que han mostrado preocupación, planteamientos, propuestas o apoyos a la iniciativa de subir el impuesto a refrescos, y seguiremos haciéndolo tanto en el tema de bebidas saborizadas, como en el asunto posible alrededor de alimentos con alto contenido calórico”, agregó.

En la reforma fiscal de 2014, México implementó un IEPS a refrescos de 1 peso por litro y de 8% a productos con alto contenido calórico como las papas fritas, pan, pastelillos y otros artículos que la industria rechaza sean llamados chatarra. Bimbo, Nestlé, PepsiCo, Coca-Cola, entre otras, han expresado su inconformidad.

“Aún no tenemos una revisión concluida del estudio que sobre este particular generó el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), aun cuando sabemos algunas de las conclusiones todavía no hay una condición definitiva de cómo trasladar estos resultados a una propuesta legislativa, pero es un asunto que seguimos revisando”, indicó Ríos Piter.

Agregó que es normal el rechazo de la industria hacia el IEPS, porque estas propuestas afectan sus utilidades, pero se debe de buscar una solución a largo plazo para la sociedad.

Jonás Murillo González, director general de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), anticipó consecuencias nefastas y un impacto grave para las panaderías tradicionales en caso de un aumento del IEPS a los alimentos con alta aportación calórica, por lo que buscará diálogo con legisladores para eliminar el gravamen.

“El nivel de impacto se multiplica, no es lineal. La panadería tiene un volumen de venta de 160 mil millones de pesos cada año y el consumo per cápita es de 34 kilos por persona cada año en México, mientras que países como Rusia o Turquía están por arriba de los 200 kilos”, precisó.

El empresario anticipó el cierre de más de 5 mil 500 puntos de venta, pérdida de más de 7 mil empleos en el país y una caída de más de 15% en el consumo.

La Canainpa argumenta que la obesidad ha ido en aumento cuando las compras de pan están a la baja desde hace dos décadas.

Luis Manuel Encarnación, director de la Fundación Mídete, previó el rechazo a cualquier intento de reducción o eliminación del IEPS a productos calóricos y coincidió en que el análisis de una propuesta de aumento sigue latente.

IEPS a refrescos. En cuanto a la posibilidad de aumentar el IEPS a refrescos, Dean Schillinger, investigador del Programa de Investigación en Comunicación para la Salud del Centro para Poblaciones Vulnerables de la Universidad de California en San Francisco, manifestó su apoyo a la iniciativa de México por subir el impuesto y resaltó que existe una asociación entre la ingesta de bebidas azucaradas y la diabetes tipo dos.

“Tomar bebidas azucaradas puede contribuir a la diabetes, obesidad y caries dental. La estrategia de la industria de bebidas azucaradas para desestimar las evidencias fue apropiarse del lenguaje de la ciencia para sembrar dudas, entre éstas acciones están el financiamiento a la ciencia, promover ciencia deficiente, manipular difusión científica”, mencionó Dean Schillinger.

El investigador promueve ampliar la aplicación del impuesto a las bebidas azucaradas en Estados Unidos, luego de que el gravamen fue implementado en la ciudad de Berkeley, California. En un estudio citado por la Alianza por la Salud Alimentaria (ASA), el impuesto en Berkeley provocó una reducción cercana a 20% en el consumo entre la población vulnerable.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios