Inflación afecta a los hogares pobres

04/11/2015
02:20
Tláloc Puga
-A +A
Familias con ingresos que no rebasan los $70 diarios encaran repunte de 0.55% en los precios

[email protected]

Los hogares mexicanos con ingresos no superiores a un salario mínimo semejante a 70 pesos al día (hasta 2 mil 100 pesos al mes), sufrieron la inflación más alta en lo que va del año.

Los precios al consumidor para estas familias repuntaron 0.55% en la primera mitad de octubre con respecto a la quincena previa, lo que significó el incremento más acelerado desde los primeros 15 días de diciembre del año pasado, de acuerdo con cifras del Inegi.

El ritmo en que se encarecieron los productos para estos hogares superó la variación quincenal de 0.46% registrada en el mismo periodo en el Índice General de Precios al Consumidor (INPC).

Las familias más pobres representaron el estrato más afectado durante la primera quincena de octubre, luego le siguieron los hogares con percepciones de entre uno y tres salarios mínimos (de 2 mil 100 a 6 mil 300 pesos mensuales), al registrar una inflación quincenal de 0.54%.

Al mismo tiempo, los mexicanos con ingresos familiares de entre tres y seis salarios mínimos (de 6 mil 300 a 12 mil 600 pesos) reportaron una inflación de 0.46%.

Las familias menos afectadas fueron las que perciben recursos superiores a seis salarios mínimos (más de 12 mil 600 pesos al mes), al encarar una inflación de 0.44%, por debajo del promedio nacional.

En opinión de José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), la mayor inflación que viven los hogares más pobres es porque los precios de los alimentos son los que más han aumentado.

“Las personas de menores ingresos tienen un patrón de gasto sesgado hacia los alimentos, que por momentos han sido los productos que más se han encarecido”, expuso el experto, quien agregó que estos resultados evidencian la pérdida de poder adquisitivo de las familias más pobres en México.

De la Cruz mencionó que el incremento de precios de los alimentos es una tendencia que tiene ya ocho años, y que se dio después del alza de los granos, particularmente del maíz durante 2007.

“Es una dinámica que se ha preservado y que genera preocupación, pues si bien en términos generales hay una estabilidad de precios, aquellas personas de menores ingresos son las que terminan sufriendo una inflación superior al promedio”, explicó el especialista.

El directivo del IDIC opinó que este fenómeno puede continuar debido a los precios de los alimentos. “Al principio fue el maíz, luego el trigo, la carne de pollo y después el huevo”.

Consideró que estos resultados reflejan la dificultad que tienen las personas para salir de la pobreza, cuando la estabilidad de precios no alcanza a llegar como debiera a los segmentos más necesitados.

INFORMACIÓN RELACIONADA

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios