Se encuentra usted aquí

Contra la neutralidad de la red (3)

10/11/2017
10:01
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

Tres días después de que los gigantes tecnológicos fueran sometidos a una inspección exhaustiva por el Congreso de los Estados Unidos por la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales celebradas en Estados Unidos, en un evento organizado el miércoles 8 por la organización Open Markets Institute, en Washington, D.C., Al Franken, senador demócrata, ofreció argumentos a favor de introducir mayores regulaciones a algunos de los jugadores más poderosos de la industria, al abordar dos temas de particular relevancia en Estados Unidos hoy: la neutralidad de la red y la seguridad nacional.

1. Neutralidad de la red. Franken afirmó que el principio básico de la neutralidad de la red —que todo el tráfico y el contenido web debe tratarse igual— no solo debería aplicarse a los proveedores de servicios de Internet, además debería alcanzar a avanzadas plataformas como Amazon, Facebook y Google.

Esas firmas usan algoritmos secretos, que a menudo —denunció Franken— funcionan como “herramientas estratégicas sofisticadas para mantener y fortalecer su propio poder”.

Amazon, Facebook y Google tienen la capacidad de “decidir por nosotros qué deberíamos leer, ver, comprar o incluso cómo deberíamos involucrarnos en la sociedad civil, y lo están haciendo”.

Franken denunció que Facebook y Google se han convertido en una seria amenaza para los editores. Ambas se han apropiado de los grandes presupuestos publicitarios, situación que les ha dado “tremendo poder” sobre los periodistas y los autores.

Amazon, el gigante del comercio electrónico, ha utilizado su tamaño “sin precedentes para obtener, por ejemplo, términos favorables de los editores de libros. Facebook puede valerse de tácticas anticompetitivas no solo para capturar un mercado, sino también para mantenerlo, y finalmente usar su plataforma para ingresar y dominar mercados completamente nuevos”, aseguró Franken.

2. Seguridad nacional. “El gobierno tiene la responsabilidad de garantizar que estas empresas no pongan en peligro nuestra seguridad nacional, nuestra democracia o nuestras libertades fundamentales”, señaló.

Franken también criticó a Facebook por “no atrapar a una potencia extranjera hostil que empleó su plataforma para difundir mentiras y sembrar discordia”. Tal denuncia partió del hecho de que durante los comicios presidenciales de 2016, trolls vinculados al Kremlin compraron 3,000 anuncios y compartieron miles de mensajes ‘conspiratorios’”.

Además, cuestionó a Google por haber permitido que la “actividad ilegal” proliferara en los resultados de su motor de búsqueda: “Google dijo anteriormente que sus algoritmos necesariamente incluyen sitios web dedicados a la actividad ilegal en los resultados de búsqueda, como los sitios piratas, incluso como en otros casos mantiene que sus resultados reflejan el criterio de Google”.

Franken afirmó que esperaba que los acontecimientos recientes —incluidos los informes de que Rusia extendió la desinformación en las redes sociales durante las elecciones presidenciales de 2016— incitaran a los reguladores a observar con atención a la industria tecnológica.

Conclusión. La idea de que los grandes proveedores de acceso (ISPs) y las principales plataformas web deben ser tratados por igual, está ganando terreno en la revisión de la neutralidad de la red en Estados Unidos.

 

Comentarios