Condena CNDH asesinato de periodista Javier Valdez

Solicita a las autoridades de los tres niveles de gobierno realizar una investigación de manera exhaustiva y expedita, para que este asesinato no quede impune
Foto: Arturo Tolosa
15/05/2017
18:09
Redacción
Ciudad de México
-A +A

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Ríodoce, de Culiacán, Sinaloa, corresponsal del periódico La Jornada en la entidad.

Además, expresó su solidaridad con la familia del comunicador y sus compañeros de profesión, así como con los trabajadores y directivos de ambos medios informativos.

“Para el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, el homicidio de Javier Valdez Cárdenas es un hecho inaceptable y reprobable, que lastima a la sociedad mexicana en su conjunto, afectando la libertad de expresión y al corazón mismo de la democracia mexicana”, destacó.

La CNDH informó que envió a Culiacán visitadores adjuntos, encabezados por el titular del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, para reunirse con los familiares y compañeros de Javier Valdez, así como con autoridades municipales y estatales de Sinaloa.

Solicitó también a las autoridades de los tres niveles de gobierno realizar una investigación de manera exhaustiva y expedita, para que este asesinato no quede impune, y para que implementen las medidas cautelares necesarias para proteger a la familia de Valdez Cárdenas.

La CNDH expuso que con tales medidas se busca salvaguardar la integridad física de los familiares de la víctima y de los colaboradores del semanario Ríodoce.

El organismo reiteró su preocupación por la falta de mecanismos de prevención por parte de la autoridad, para evitar homicidios que buscan inhibir el ejercicio profesional del periodismo.

“Esta Comisión Nacional subraya que aun cuando las agresiones a periodistas no provengan de servidores públicos, sino de particulares, el Estado mexicano no está exento de su obligación de investigar de manera exhaustiva el origen de las mismas.

“Los agravios a periodistas que no se atienden hasta su esclarecimiento total, reparación integral del daño a la víctima y castigo a los responsables, generan la reiteración de prácticas criminales que lastiman y afectan la vida nacional en sus valores cívicos y democráticos; así como la privación de vida de periodistas y defensores de derechos humanos”.