Rescatan a 4 beisbolistas del equipo infantil Diablos Rojos

Archivo / EL UNIVERSAL
04/07/2015
03:13
Julio Loya
-A +A

Reynosa.— Cuatro integrantes de un equipo infantil de béisbol de la liga Treviño Kelly, de Reynosa, entre ellos un visor de Diablos Rojos de México —elemento que se dedica a buscar talentos—, fueron liberados por elementos de Fuerza Tamaulipas, después de haber permanecido secuestrados por más de una semana en Ciudad Mante.

El procurador Ismael Quintanilla informó que las víctimas —tres adultos y un niño— fueron privados de su libertad en la carretera Jaumave-Tula, cuando se dirigían a un torneo de béisbol en Querétaro.

Detalló que por la noche pasaron por Ciudad Victoria y se dirigieron rumbo a San Luis Potosí, pero en el tramo de Jaumave a Tula, la unidad en la que viajaban los beisbolistas y entrenadores fue interceptada por sujetos armados.

El fiscal comentó que una vez denunciado el secuestro, “se activaron todas las alertas; todas las corporaciones que estamos coordinados empezamos a trabajar, se empezó a checar, se hicieron operativos desde ese día en la noche, domingo en la noche y lunes y martes”.

Agregó que se realizó una inspección por la carretera que conduce a Tula y otra en la que conduce a los municipios de Llera y Xicoténcatl. “De acuerdo con la información que proporcionaban los equipos tácticos nos marcaban que estaban por el rumbo de El Mante”.

Confirmó que se pagó el rescate, que fue recogido por dos sujetos, quienes el jueves por la noche fueron detenidos y, al continuar con las investigaciones, fueron aprehendidos dos cómplices más.

Los hechos. El pasado domingo 29 de junio, familiares de beisbolistas de la liga Treviño Kelly denunciaron a través de las redes sociales el secuestro de los deportistas, así como del robo del autobús en que viajaban.

Un día después, las familias se reunieron en el parque de béisbol Treviño Kelly para denunciar públicamente la situación, pero cambiaron de opinión pues los plagiarios habían pedido no hacer nada que pusiera en riesgo la vida de las víctimas.

Algunos padres de familia y otros deportistas confirmaron que viajaban el autobús secuestrado. Narraron que se los llevaron y horas después los dejaron en libertad, pero un pelotero, dos padres de familia y un visor continuaron en cautiverio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS