La nueva realidad, lo normal

Víctor Alvarado

Si algo debimos aprender del Covid-19 es que la capacidad de adaptarnos a las nuevas realidades es la constante, por irónico que suene

Cuando empezaba la pandemia, allá por 2020, se hablaba de que —cuando finalizara— habría una nueva normalidad. Lo entendíamos como que iba a darse en un día específico y que alguien saliera a comunicarnos: “Hoy, terminó la pandemia. Inicia la nueva normalidad”. No ha sido así y, por lo vivido, no será.

Hoy, estamos en esa nueva normalidad, porque ya es normal que se detecten variantes nuevas, que se hable de refuerzos de vacunas, de nuevas olas, que haya focos de contagio. Y esa normalidad no excluye al mundo deportivo. Ya no se puede detener nada. Tenemos que vivir con esto, y no enjuiciar un contagio.

Las instituciones deportivas y sus integrantes (especialmente, los jugadores) deben saber que la mínima obligación que tienen es extremar las medidas básicas de protección: uso de cubrebocas, lavarse las manos, aplicación de gel, evitar lugares muy concurridos y preferentemente que haya buena circulación, etc.

Puedes leer: "Las obligaciones y los obligados del Clausura 2022"

Es el equivalente a llevar una dieta saludable y hacer la preparación para evitar una lesión. Los equipos y los jugadores o atletas tienen que entender que contagiarse, por más leve que sea, va en detrimento de su equipo y de su rendimiento, y aunque parece que es muy alto el riesgo de contagio, lo que tienen que hacer es reducir las posibilidades de infección y que se extienda en sus equipos.

El reto no sólo es ese, es también cómo manejar un calendario de por sí afectado por los eventos previos en 2020 y 2021, y que desde la Jornada 1 de la Liga MX ya tenemos reprogramaciones. Sin duda, el factor logístico también se verá afectado, y faltan los compromisos internacionales de selecciones en medio de todo esto.

Y no descartemos incertidumbre sobre la realización de algunos eliminatorios o incluso de la Copa del Mundo. Hoy, lo normal es no dar nada por sentado. Sumando a las implicaciones, está la presencia de gente en las tribunas.

Te puede interesar: "Cruz Azul no ha cerrado un refuerzo a causa del Covid-19"

En Alemania, la Bundesliga —como ejemplo del férreo carácter de sus ciudadanos— decidió vaciar las tribunas en diciembre; en Inglaterra, suspendieron partidos, incluidos algunos del tradicional Boxing Day. Es decir, en todo el mundo están tomando medidas para proteger a aficionados y jugadores.

Lo cual también tiene una contraparte económica que hay que considerar. En este arranque de año, de torneos y con una Copa del Mundo en el horizonte, veremos mucho el ir día con día. Ya que si algo debimos aprender del Covid-19 es que la capacidad de adaptarnos a las nuevas realidades es la constante, por irónico que suene. Hagamos el ejercicio de conciencia.

Todos. Hay que seguir cuidándonos, y cuidarnos también es cuidar lo que más queremos, nuestras pasiones, nuestros deportes y a nuestros seres amados. Desde aquí, mis mejores deseos para un 2022 de mucha salud para todos.

@vic

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios