Checo Pérez, el de la Tribu

Víctor Alvarado

Basta con repasar lo sucedido en Paseo de la Reforma, con los fans y la entrega que le mostraron a Checo

Fin de semana del Gran Premio de México y ya se siente el gran ambiente de la F1. No es para menos. Este Gran Premio en nuestro país tiene un par de ingredientes muy interesantes que no se veían desde hace décadas: un mexicano participando y las posibilidades de podio.

La participación de Sergio Pérez en una escudería top, como Red Bull Racing, y el tercer lugar conseguido en el Circuit of The Americas en la carrera anterior, han despertado una expectativa que no se sentía hace tiempo.

Puedes leer: "Checo Pérez: “Daría todo por ganar el domingo”"

Basta con repasar lo sucedido en Paseo de la Reforma, con los fans y la entrega que le mostraron a Checo. Y es que, recordando a Juan Villoro, quien en su libro Los Once de la Tribu describe los efectos de la cultura de masas y lo que como mexicanos generamos alrededor de los representantes deportivos, el piloto tapatío debe ser incluido en esa tribu, donde lo vamos a proteger, cuidar y vitorear.

Tiene su lado complicado, que no se puede ocultar. Esa proyección de las aspiraciones mexicanas, de ver a uno de los nuestros triunfar y demostrarnos que somos capaces y competitivos, también tiene su lado oscuro cuando las expectativas no se cumplen.

Sin embargo, la experiencia de Checo y el cobijo de su escudería deben ser factores para que esta motivación de estar en su país y con su gente se mantenga en ese estado y no se transforme en presión.
 

En términos deportivos, Red Bull Racing tiene una gran oportunidad de que su escudería mantenga a Max Verstappen en lo alto de la clasificación y también de seguir avanzando en la de constructores, por lo que la estrategia será clave y tenemos que esperar a conocer qué es lo que intentarán, pensando que Pérez “juega de local”.

Christian Horner tendrá que considerar estos factores. En un país que sigue enfrascado en dicotomías como la de “Chairos vs Fifís”, que tengamos por unos momentos un elemento unificador como Checo Pérez viene a ser un oasis que nos recuerda que los mexicanos podemos unirnos y mostrar  calidez, intensidad y que celebramos, como pocos, nuestras pasiones.

@vic

 

 

Comentarios