Investigan al círculo cercano de Cuauhtémoc Blanco

Salvador García Soto

 

Al menos cinco personajes del círculo más cercano del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, están siendo investigados por la Unidad de Inteligencia Financiera, que detectó movimientos de dinero inusuales en sus cuentas bancarias y, a partir de un seguimiento detallado de transferencias, depósitos y pagos a empresas fantasma, ha integrado expedientes por delitos de lavado de dinero y desvío de recursos contra varios de los colaboradores de mayor confianza del mandatario postulado por la alianza PES-Morena.

Las investigaciones de la UIF, que registran movimientos financieros desde 2015, cuando Cuauhtémoc Blanco era alcalde de Cuernavaca y varios de sus hombres cercanos hoy en el gobierno del estado ya trabajaban con él, mencionan a varios colaboradores, pero el expediente que ya está terminado y que incluso ya fue entregado a la Fiscalía General de la República, es el que se refiere a José Manuel Sanz Rivera, actual Jefe de la Oficina de la Gubernatura de Morelos y quien fuera secretario técnico del Ayuntamiento de Cuernavaca de 2015 a 2018.

En el expediente judicial, por delitos de lavado de dinero y desvío de recursos, al que tuvo acceso esta columna y cuyos datos se reservan por razones legales, se menciona junto con Sanz Rivera a su esposa, Claudia Mondragón, a quien se vincula con los movimientos financieros de su esposo, a través de pagos y transferencias documentadas a una empresa de nombre Comercializadora SAIME, S.A. de C.V, a la que se le habrían enviado fuertes cantidades de dinero como presuntos pagos, pero en realidad se trataba de recursos cuyo origen, presumen las autoridades financieras, es ilícito.

José Manuel Sanz ha sido el colaborador más influyente y cercano en la carrera política de Cuauhtémoc Blanco. Se volvió una figura polémica por su ascendencia española y porque pasó de ser manager del ex astro del futbol mexicano para convertirse en el “cerebro político” que lo condujo primero a la candidatura del PES a la alcaldía de Cuernavaca y luego a la nominación a la gubernatura junto con Morena, después de una negociación con Julio Scherer, el actual Consejero Jurídico de la Presidencia de la República, y quien fue el artífice de que el presidente López Obrador aceptara la alianza con el PES en Morelos y la postulación de Blanco.

A Sanz se ha vinculado desde hace tiempo con los manejos financieros tanto del ayuntamiento de Cuernavaca como de la gubernatura. Su figura fue cuestionada por dirigentes del PES como Hugo Éric Flores, actual delegado de los Programas Federales en Morelos, y quien se convirtió en un contrapeso en el gobierno de Cuauhtémoc al impulsar en la secretaría de Gobierno a Pablo Ojeda Cárdenas, quien le arrebató gran parte de la operación política del gobierno morelense al grupo de Sanz Rivera. Paralelamente, la presencia de Ulises Bravo, medio hermano de Cuauhtémoc Blanco, también le restó fuerza a José Manuel, y hubo toda una operación interna del grupo del PES para neutralizarlo y restarle influencia y poder en el gobierno de Morelos.

Hoy que el tema ha llegado a la Fiscalía General de la República, a través de los expedientes integrados por la UIF de Hacienda, es cuestión de tiempo para que estalle el escándalo de las investigaciones y denuncias en contra de algunos integrantes del equipo de gobierno de Cuauhtémoc Blanco y el gobernador, en la posición vulnerable en que se encuentra apenas a unas semanas de haber rendido su primer informe de Gobierno, no tendrá más remedio que dejar que las autoridades federales procedan contra sus cercanos, como el caso de José Manuel Sanz y su esposa cuyo expediente está en proceso de ser judicializado, si es que quiere salvar su propia cabeza.

Es decir que Cuauhtémoc, tendrá que jugar “de sacrificio”, como lo llegó a hacer en la canchas, y dejar que le limpien su gabinete, porque en Palacio Nacional no están nada contentos con su propio desempeño.

NOTAS INDISCRETAS

A partir de ayer se realiza en la capital británica, la 20ava. “Semana de México” en la London Economics School, en la que habrá a lo largo de toda esta semana una serie de foros, mesas y conferencias sobre la política y las políticas de nuestro país. Temas como la democracia mexicana, los derechos humanos, la seguridad y el combate a la corrupción y la política energética, entre otros, serán abordados por expertos mexicanos que han sido convocados por la institución británica. Entre los ponentes y conferencistas invitados está el director de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, Santiago Nieto, quien dará una plática sobre cómo se están combatiendo prácticas como el lavado de dinero, la evasión fiscal y la corrupción política y privada en el gobierno de la 4T. También destaca la presencia de Lorenzo Córdova, presidente del INE, quien participara en una mesa sobre la democracia en México, junto con analistas como el encuestador y director de Parametría, Francisco Abundis, entre otros invitados… Mañana los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sesionarán para discutir entre otros temas el nombramiento del académico Jonh Ackerman como integrante del Comité Técnico que definirá a los candidatos a consejeros del INE, tras la impugnación del PAN por los vínculos políticos y militantes de Ackerman con el presidente López Obrador y la 4T. También van a revisar el polémico tema de la instrucción del Tribunal a Morena para que defina su dirigencia nacional a través del método de las encuestas, que fue impugnado por el grupo de Bertha Luján. Así que, tal y como ya se ha vuelto costumbre, mañana se espera una sesión agitada e intensa en el TEPJF… Todo indica que el escándalo de espionaje y/o montaje que paralizó al Senado desde la semana pasada, terminará con una salida “elegante” para todos los involucrados en este penoso asunto. Por un lado el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, ya se desdijo de las acusaciones de “montaje” en contra del PAN al mencionar ayer en un tuit que “con la información que tengo en este momento, no hubo montaje, pero esperaremos la conclusiones de la FGR, cuya investigación continúa”. Ahora tocará a los panistas desdecirse de las acusaciones de “espionaje” porque ayer mismo, le fueron entregados a Mauricio Kuri, documentos contenidos en los “Libros Blancos” sobre la construcción de la actual sede del Senado, terminada en 2010, en la que consta que los micrófonos que encontraron en la Sala de Previos del PAN fueron colocados por la empresa constructora, desde que se construyó el actual edificio senatorial en Paseo de la Reforma, y que forman parte “de un sistema de grabación para la obtención de versiones estenográficas”, según mencionan los documentos. Esos mismos micrófonos se han encontrado en otras salas de todas las fracciones y del Senado, y han sido retirados en distintas remodelaciones, por no servir ya para el propósito para el que fueron instalados. En el caso de la Sala de Juntas del PAN, como el partido la ha tenido bajo su resguardo y control desde que se estrenó la sede del Senado, y nunca la han entregado a las áreas de administración, nunca se ha remodelado y por lo tanto el sistema de grabación para versiones estenográficas estaba intacto. Veremos si Mauricio Kuri, que ya tiene esa información que ayer le entregó en mano propia Monreal, sale a decir lo que realmente pasó o si espera a que la FGR diga que no hubo tal sistema de espionaje. O sea que al final no fue “ni Chana ni Juana”, ni espionaje ni montaje. A ver si ya se aclara todo y vuelven a trabajar los senadores, que pendientes tienen y muy delicados como el outsourcing, la cannabis y temas de leyes contra la violencia de género…Los dados mandan Escalera doble. Buen tiro.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
UIF
Guardando favorito...

Comentarios