El Es-todo soy yo; aun muerto

En memoria de Lourdes Maldonado, Margarito Martínez y José Luis Gamboa, ejecutados por negligencia criminal de Estado.

El Es-todo soy yo; aun muerto
Nación 25/01/2022 23:37 Actualizada 03:00
Guardando favorito...

En memoria de Lourdes Maldonado, Margarito Martínez y José Luis Gamboa, ejecutados por negligencia criminal de Estado.

El miércoles 21 de abril del 2021 escribí y dije en este espacio, lo que a mi parecer es la versión que Andrés Manuel López Obrador tiene de nuestro país. Estos son algunos de esos conceptos:

-YO SOY EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA: por eso México es mío.

-YO SOY MIS 30 MILLONES DE VOTOS: por eso tengo el derecho a hacer lo que yo quiera con este país.

-YO SOY LA CONSTITUCIÓN: por eso la uso como si se tratase de un calzoncillo o una pantaleta que se sube o se baja.

-YO SOY EL CONGRESO: por eso les ordeno lo que hay que aprobar, sin cambiarle ni una sola coma.

-YO SOY LA VERDAD, TODA LA VERDAD Y NADA MAS QUE LA VERDAD: por eso detesto a los medios que me critican y recompenso a quienes me adulan o callan.

-YO SOY EL CREATIVO: por eso inventé a mis enemigos, los neoliberales, los conservadores, los pasquines inmundos y el eterno complot contra mi 4T.

-YO SOY LA HISTORIA: por eso determino quiénes son los héroes y quiénes los villanos.

-YO SOY LA SALUD: por eso, con mi vocero, le hicimos a nuestro país “Un Daño Irreparable, la criminal gestión de la pandemia en México”.

-YO SOY EL PROPIETARIO DE TODO Y DE TODOS: por eso le regalé Santa Lucía al ejército; para comprar a buen precio su lealtad.

-YO SOY EL ORIGINAL: por eso destruyo todo lo que no inventé; el aeropuerto de Texcoco, las nueve mil estancias infantiles y el Seguro Popular.

-YO SOY EL REY DE LA SELVA: por eso construyo un tren que la hará pedazos.

-YO SOY EL ECONOMISTA: por eso reparto dinero para obtener votos; generar empleos no funciona para ganar elecciones.

-YO SOY EL MAESTRO DEL DISFRAZ: el gurú de los pobres, aunque viva en un palacio que ni Biden.

-YO SOY EL ELEGIDO, EL BIENAMADO, EL BENDECIDO POR DIOS Y TODOS SUS PASTORES.

-YO SOY EL REDENTOR: por eso los corruptos, los ladrones y los asesinos se redimen con tan solo obedecerme ciegamente.

-YO SOY EL MAGNÁNIMO: por eso solté a Ovidio y consentí a la mamá de Don Joaquín Guzmán Loera.

-YO SOY EL CARISMÁTICO: por eso nadie se resiste a mi encanto, a mi sonrisa y hasta a mis pausas.

-YO SOY EL SEÑOR Y DADOR DE VIDA: EL OMNIPRESENTE, EL INFALIBLE, EL SUPREMO; YO, ANDRÉS MANUEL LOPEZ OBRADOR.

Por supuesto me cayeron a palos y deseándome hasta las peores desgracias las turbas de amlovers organizadas en redes sociales.

Aunque ahora reconozco que me quedé corto. Porque debo admitir que Andrés Manuel siempre nos rebasará en nuestra capacidad de asombro. Lo sucedido y dicho el fin de semana, lo reconfirma como el presidente más autoritario de todos los tiempos. Pero también desnuda a un emperador que cree que puede heredar su reino. Un megalómano sin razón ni medida, que está convencido de que México desaparecerá sin su guía social y espiritual.

El anuncio de un “testamento político”, solo significa una cosa: López Obrador quiere seguir gobernando, aun después de muerto. Y es que de lo dicho por él, solo se desprenden tres escenarios: si de verdad su salud lo lleva a morir en un corto plazo, el mensaje será para sus mayoritarias huestes morenas que impondrían una sucesión adelantada; si el presidente —como deseo sinceramente— llega saludable al 2024, su testamento será —eso cree él— una orden fulminante para los electores; pero, en cualquier caso, será también un sexenio perdido.
 

Periodista.
[email protected]

Comentarios