Un día sin mujeres

Redacción

Esto que está usted leyendo es el texto que leerán muchas de nuestras compañeras periodistas antes de abandonar por hoy sus puestos de trabajo y unirse al paro. Justo lo mismo que están haciendo en este diario.

Respetaremos que dejen vacíos sus espacios, que dejen por hoy su puesto. El texto tiene una cualidad singular que habla de su fuerza, de cómo son, y es que el texto lo han escrito entre todas.

Juntas. De la misma manera en que hoy, juntas en el paro, las mexicanas estarán lanzando una consigna con su ausencia: un hondo silencio en el que deberá escucharse una pregunta: ¿qué pasaría si un día no estuvieran?, ¿qué pasaría si un día las mataran a todas? Muertas no trabajan ni aprenden ni enseñan. Muertas no comparten el peso de la vida ni acompañan. Muertas no guían ni cuidan. Muertas no son. Muertas no están. Están preocupadas. Están tristes. Están enojadas. Están juntas.

Foto: Reuters
TEMAS RELACIONADOS

Comentarios