¿Y el asilo político a Julian Assange?

Bajo Reserva

¿Y el asilo político a Julian Assange?
Nación 24/12/2021 03:00 Actualizada 03:00
Guardando favorito...

A inicios de este año, el 4 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que pediría a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) realizar los trámites para solicitar al gobierno de Reino Unido la posibilidad de que Julian Assange, creador de los WikiLeaks quedará en libertad y que México le ofrecería asilo político. Sin embargo, a casi un año de esta declaración, nadie en el gobierno de la autollamada Cuarta Trasformación sabe sobre esa orden del Presidente. Al solicitar, con fundamento en la Ley de Transparencia, cualquier documentación sobre este caso, la Secretaría de Relaciones Exteriores informó de manera oficial que turnó la petición de información a la Dirección General para Europa y a la Embajada de México en Reino Unido, pero “después de realizar una búsqueda exhaustiva en sus archivos y registros, no localizaron información, toda vez que no se ha emitido ni recibido algún documento relacionado con lo solicitado”. ¿Será que la cancillería analizó con detenimiento esta orden presidencial y prefirió no cumplirla para evitar algún riesgo de confrontación diplomática? ¿O, de plano, alguien en la cancillería se le traspapeló esta orden presidencial?

Caso del Río ¿quién baja la temperatura?

La detención en Veracruz del secretario técnico de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, José Manuel del Río, a quien la Fiscalía General del estado acusa de participar el homicidio –en junio pasado– de Remigio Tovar, candidato de Movimiento Ciudadano (MC) a la alcaldía de Cazones de Herrera, ha abierto en el Senado dos bloques de defensa del funcionario. Uno, que busca la conciliación con el gobierno que encabeza el morenista Cuitláhuac García, en el que intervienen el senador Ricardo Monreal, presidente de la Jucopo y líder de la bancada de Morena, y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López. Y el segundo, es el que integran los coordinadores parlamentarios de oposición que apoyan la postura de Monreal y piden que solucione el caso de Del Río, pues señalan que en la carpeta de investigación ninguna de los testimoniales que se recogen representan imputación directa, sino sólo son apreciaciones personales sobre que el ahora detenido estaba relacionado con la definición de candidaturas. Habrá que ver si alguno de estos dos bloques tiene éxito y logra bajar el mercurio al termómetro, pues la temperatura del choque entre los morenistas Monreal y García ha alcanzado niveles febriles.

El jaloneo por las candidaturas de Morena

Nos dicen que la selección de quienes serán los aspirantes de Morena a competir por las gubernaturas en disputa en 2022, se puso muy intensa en la madrugada del jueves. La dirigencia nacional de Morena, que encabeza Mario Delgado, tuvo que hacer malabares para equilibrar la equidad de género. Nos cuentan que nadie quería ceder y la mayor intensidad estuvo en los casos Aguascalientes, Durango y Oaxaca. Pues en los dos primeros estados los hombres, que quedaron mejor posicionados en las mediciones no querían dejar pasar a las mujeres. Lo mismo sucedió en el caso de Oaxaca, pero en esa entidad acabaron por darle la candidatura al aspirante varón y quien quedó inconforme fue la candidata. Pero lo que llamó la atención es que a esas horas de la madrugada en que aún se definían nombres, apareció un grupo de “revoltosos” a las afueras del hotel en donde se llevó a cabo la reunión. Algunos consideraron que estaba ahí por lo que se pudiera ofrecer. ¿Quién los habrá enviado?

Santa Claus llega al INE

Este 25 de diciembre, nos dicen que diversas "asociaciones civiles" se presentarán en las instalaciones del Instituto Nacional Electoral para entregar, aseguran, más de un millón de firmas que levantaron de entre la ciudadanía para apoyar la realización de la revocación de mandato. Se trata de las organizaciones Que Siga la Democracia, que encabeza el exjefe de los Servidores de la Nación, Gabriel Jiménez, y Alianza Patriótica por la 4T, de Ricardo Peralta. Ambas dicen que llevarán las firmas repartidas en cajas, las cuales deberán ser revisadas y avaladas por el órgano electoral, quien deberá dar fe de que sean auténticas, y sobre todo, de personas vivas y reales.

Comentarios