La BOA que hace reír y llorar

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Después del ridiculazo de dar por bueno un documento del que reconoció no saber ni su origen, ni su autenticidad, el llamado complot BOA, para quitarle su servicial mayoría en el Congreso y lograr la revocación de su mandato en 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador optó por reír e intentó sacudirse los cuestionamientos con frases chuscas, como la de que a él le llegó ese documento por parte “del pueblo” y como su pecho no es bodega, lo dio a conocer, sin más. Pero mientras el mandatario reía, el líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, pasaba una mañana complicada para desmarcarse del documento y quitarse la BOA de encima. En este espacio le dimos a conocer que un morenista, invitado frecuente a desayunar con el Presidente, había intentado, sin éxito, que el plan BOA se publicara en este diario como un descubrimiento periodístico digno de un Pulitzer.  Al respecto, el equipo del morenista aseguró que el senador no es el único que desayuna con el Presidente, y que quienes lo ven como la persona que intentó que el documento del Complot BOA se publicara en medios un día antes de que se diera a conocer en Palacio, tienen que buscar a otro comensal frecuente.

AMLO rompe el corazón de don Epi

Nos comentan que ayer por la mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador rompió el corazón de uno de sus más cercanos y fieles seguidores y promotores. Ni los años de acompañarlo por todo el país, ni las más de tres horas de la reciente entrevista que le ha realizado han logrado que el mandatario recuerde el nombre de su videobiógrafo, Epigmenio Ibarra. Este miércoles, durante su conferencia de prensa, lo confundió con el escritor y titular del Fondo de Cultura Económica (FCE), Paco Ignacio Taibo II. “La vez pasada que me hizo una entrevista, que, por cierto, van dos partes y viene la tercera, Paco Ignacio Taibo, hablaba yo de mi agradecimiento y…”

-“Es Epigmenio”, le dijeron al mandatario

-“¿Quién dije?

-“Paco Ignacio”

-“Epigmenio, Epigmenio, Epigmenio”, repitió entre risas el mandatario.

Vaya manera de romperle el corazón a don Epi.

La sorpresa que se llevó Morena en el Senado

El as bajo la manga lo traía el coordinador senatorial de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, en la salida del grupo del duranguense José Ramón Enríquez Herrera, quien se fue a Morena, y llevaba el plus de ser uno de los 37 legisladores titulares de la Comisión Permanente, donde su voto dejaba sin fuerza al Bloque de Contención, que es la oposición legislativa a la autollamada Cuarta Transformación. En la sesión virtual de ayer en la que Enríquez se sumó formalmente a la bancada de Morena, hasta la diputada Dolores Padierna dio la bienvenida al "compañero de luchas", y quien creían era poseedor de un voto de oro. Pero sucede que don Dante hizo valer una letra chiquita de un acuerdo que permite el cambio de jinete a la mitad del río, y así, don José Ramón fue reemplazado en la Comisión Permanente por Verónica Delgadillo que asegura el voto 13, que es kriptonita para la 4T. Nos dicen en la Cámara Alta que "sorpresas te da el Senado".

Suerte de Mario Villanueva, atada a la pandemia

Aunque el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, ya se encuentra, por fin, en reclusión domiciliaria, nos dicen que aún no puede cantar victoria. Nos explican que el beneficio que le fue otorgado sólo permanecerá vigente mientras dure la emergencia sanitaria del Covid-19. Y aunque por razones de salud y de su edad el exmandatario debería de haber sido liberado desde hace tiempo, el hecho es que la suerte de don Mario está ligada a la evolución de la pandemia, nos comentan.
 

TEMAS RELACIONADOS
boa
Guardando favorito...

Comentarios