Juan Ramón de la Fuente no viene a la SEP

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

A últimas fechas, ante cualquier puesto relevante que se desocupa en el gabinete o el gobierno federal, de inmediato aparecen versiones de que será ocupado por el embajador Juan Ramón de la Fuente, quien se encuentra al frente de la misión de México en las Naciones Unidas. Incluso hay quienes anticipan que don Juan Ramón vendrá de regreso al país para ser designado secretario de Educación Pública, y que su salida de la misión generará alguna tormenta. Nos aseguran que las únicas tormentas que se anticipan en la embajada mexicana ante la ONU en Nueva York  son de nieve, muy propias de la estación. Lo demás son borregos, pues el embajador De la Fuente y su equipo están listos para integrarse al Consejo de Seguridad de la ONU a partir del primero de enero. Nos informan que no hay cambios en la hoja de ruta, cuyo plan de vuelo se define en Palacio Nacional y se instrumenta a través de la Cancillería.

AMLO vigilará la elección de 2021

Nos hacen ver que con la tranquilidad que le dio el Tribunal Electoral para no prohibirle intervenir en el proceso electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador ya anunció que se convertirá en una especie de policía electoral y que denunciará desde la conferencia de prensa mañanera cuando existan actos ilegales en el proceso electoral. Nos comentan que a pesar de que el presidente asegura que no se meterá en asuntos electorales, este miércoles advirtió que, desde su tribuna, denunciará “constantemente” actos irregulares en el próximo proceso electoral. AMLO dijo que acusará públicamente a los grupos de poder y organizaciones criminales que estén actuando en el proceso electoral y comprando votos. “Sobre los asuntos electorales no queremos ahora meternos. Que los grupos de poder económico no estén financiando campañas, porque esto lo vamos a estar denunciando y mucho menos si hay financiamiento de organizaciones de la delincuencia organizada. Entonces, nada de eso. Voto libre, secreto, que cada quien vote por lo que le dicte su conciencia. Pero eso, en su momento vamos a estar hablando de este tema constantemente”, advirtió el mandatario. Así que tanto el Instituto Nacional Electoral, como la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales se pueden ir tranquilamente, pues el Ejecutivo federal estará al pendiente de que no se hagan trampas.

Otro “rayón” presidencial al titular del INE

Y a propósito de la conferencia del Presidente, nos hacen ver que el mandatario no pierde oportunidad de darle un “rayón” a personajes con los que mantiene diferencias.  Ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que era “normal” que en las pasadas administraciones, funcionarios y académicos usaran expresiones racistas como las del aspirante a la gubernatura de Nuevo León por MC, Samuel García, quien en una entrevista dijo que conocía a gente que con un “sueldito” de entre 40 y 50 mil pesos vive feliz. Y ya metidos en ese tema el mandatario no desaprovechó la oportunidad para acordase del consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, de quien, dijo, también ha incurrido en el uso de expresiones racistas. Recordó el caso cuando –al filtrarse una llama telefónica– se burló de la manera de expresarse en un líder indígena “Y estamos hablando de un doctor en Derecho, una eminencia académica”, dijo  el Jefe del Ejecutivo.

Cárdenas devuelve su finiquito al Indep

Nos comentan que quien —hasta el último de sus días como director general del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep)— quiso ser congruente con la consigna de que se estaba en los cargos públicos por convicción y no por poder o dinero fue don Jaime Cárdenas. Nos detallan que al solicitarle al otrora Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) copia del cheque del finiquito que se le entregó por su renuncia en septiembre pasado, el organismo respondió que el exservidor no había aceptado recibir ningún finiquito. Fuentes del gobierno federal nos detallan que Cárdenas Gracia incluso envió una carta al Indep donde señalaba que devolvía el finiquito porque consideraba que no era viable aceptar dinero, puesto que él había decidido renunciar. Un detalle de honorabilidad de don Jaime, que demuestra que es mejor el comportamiento ético, que la obediencia ciega.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios