El renqueo del presidente

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

A quien no le fue nada bien en su bateo del viernes fue al presidente Andrés Manuel López Obrador. Al reinaugurar el estadio de beisbol de San Luis Río Colorado, Sonora, el tabasqueño aseguró que cuando estaba en el campo de béisbol para inspirarse “veo algunas caritas en la pelota y macaneo más fuerte”. Sin embargo, la inspiración no le funcionó frente el bat y no pudo conectar la pelota por lo que fue ponchado tras tres intentos. La falla no habría pasado de un mal momento deportivo de no ser porque la mañana de ayer, cuando el presidente bajó a desayunar en Puerto Peñasco, se le notó con dificultad para caminar, renqueando mientras andaba. Nos dicen que este síntoma, como su tendencia a inclinarse sobre los atriles en los que da discursos, es por su problema de ciática. Desafortunadamente, no hay forma de saber los detalles porque el mandatario ha decidido que su salud no sea un tema de escrutinio público, pese a que por sus manos pasan decisiones que inciden en todos los mexicanos.

Otro retraso en el Banco del Bienestar

En febrero pasado el gobierno anunció la Bancarización Migrante, es decir, la apertura de cuentas para mexicanos que viven en Estados Unidos. El programa se aplica a través de la Red Consular de México en la Unión Americana, que es la que entrega las tarjetas correspondientes. El problema es que ahora el programa se ha tenido que detener porque el Banco del Bienestar —que no para de dar tumbos— ha pedido que se suspenda de manera temporal la entrega de los plásticos. Así que a través de un oficio se hizo saber a las representaciones diplomáticas que la reactivación se hará hasta nuevo aviso.

Desprecio a los migrantes “VIP”

Al parecer la administración de Joe Biden y en particular el Senado de Estados Unidos está cerrando más puertas de las que se pensaba. La Cámara Alta rechazó extender el programa de Centros Regionales EB-5 que desde 1990 ofrece a inversores extranjeros la posibilidad de residir legalmente en la Unión Americana a través de proyectos de inversión de capital que sean capaces de generar al menos 10 empleos en zonas específicas de su territorio. Es decir, que ni siquiera invertir y dar empleo califica como razón suficiente para obtener un estatus de residencia en ese país. Si ni siquiera esos migrantes son bienvenidos, no hay mucho que esperar del trato a los demás.

Alito busca defensores

Quien se movió rápido fue el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno “Alito”, en busca del respaldo de organismos y personalidades internacionales para bajar la presión del conflicto y enfrentamientos internos que buscan su renuncia del partido. Por lo pronto logró que la Premio Nobel de la Paz, la guatemalteca Rigoberta Menchú, le enviara una carta de solidaridad frente a los hechos de violencia ocurridos hace unos días en la sede partidista. A ver si le alcanza al líder para acallar las voces y críticas por la debacle electoral del partido y por su supuesta alianza legislativa con Morena.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios