AMLO pone el despertador a sus gallos

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Adormecidos, así fue como el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que podrían estar tres de sus “gallos” enviados al Poder Judicial. Ayer, su amigo, excolaborador y actual consejero de la Judicatura Federal,  Bernardo Bátiz Vázquez, recibió una llamada de atención por parte del mandatario, quien le reprochó que no diga nada sobre la corrupción, que asegura, hay en el Poder Judicial. Los reclamos también alcanzaron a Loretta Ortiz Ahlf y a Eva Verónica De Gyves Zárate, consejeras que, al igual que don Bernardo, él propuso. El reclamo es que ninguno de los tres se ha pronunciado sobre la devolución de mil millones de pesos que autorizó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a favor de Carmela Azcárraga ni sobre la necesidad de una limpia y reforma el Poder Judicial. “Un Llamado respetuoso fraterno, a los miembros del Consejo que me tocó a mí proponer, tres de primera, dos mujeres y el maestro Bátiz, un hombre íntegro, pero no los escucho, no sé nada de ellos… a lo mejor en ese ambiente los adormecen”, dijo. Habrá que ver si los consejeros escucharon la campana del despertador que sonó en Palacio Nacional y pronto le mandan una señal al Presidente.

En México el fiscal general de Colombia

Esta semana, nos informan, estará en México el Fiscal General de la Nación de Colombia Francisco Barbosa Delgado. Durante su visita, don Francisco tratará con autoridades mexicanas dos temas fundamentales: el tráfico de migrantes y el narcotráfico. Se espera, nos dicen, que el fiscal colombiano sostenga una reunión con su homólogo mexicano, Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República, y con algunos otros funcionarios y diplomáticos con quienes revisará el estado de la  cooperación y la coordinación de estrategias entre los dos países contra las organizaciones delincuenciales del crimen trasnacional.

Llega un diablito a Palacio Nacional

Nos comentan que a los elementos militares que cuidan las puertas de Palacio Nacional poco les importa si son cercanos a la familia del presidente Andrés Manuel López Obrador, si ellos no los conocen o no están en la lista de invitados, no los dejan pasar y no importa que pasen varios minutos bajo el sol, mientras se autoriza su ingreso. Por ejemplo, ayer martes, Eduardo Villegas Megías, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, y José Alfonso Suárez del Real, jefe de la oficina de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, pasaron varios minutos esperando que su ingreso fuera autorizado. Sin embargo, nos hacen notar que don José Alfonso llegó a la puerta de Palacio con un diablito de carga. ¿Será que Suárez del Real está practicando por si en algunos años tiene que ayudar a alguien que él conoce muy bien a mudarse a ese inmueble?

Ceden el micrófono a Ebrard

La 76 Asamblea General de la ONU ya inició sus trabajos, a los que acuden jefes de Estado. En esta ocasión Naciones Unidas dio la opción de que los gobernantes enviaran su participación mediante un mensaje grabado. En el caso de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, decidió no enviar un mensaje y delegar todo en el canciller Marcelo Ebrard, quien dará un discurso con las posturas de México en temas globales el próximo sábado, obviamente en la sesión de ministros.

Comentarios