Oaxaca y el aborto con-sentido

Noé Mijangos

El júbilo que se vivió en el congreso de Oaxaca este 25 de septiembre, por mujeres que dignamente esperaban el resultado de la votación para la legalización del aborto, no pudo tener otra magnitud que lo que se exigía de legisladores que estuvieron a la altura de las circunstancias y demostraron que la legitimidad es una situación que se gana todos los días. La penalización del aborto provocaba estragos de salud en mujeres que víctimas de la violencia masculina soportaban históricamente la desigualdad y mandaba un mensaje muy fuerte de impunidad en instituciones que como la iglesia, demandaban el curso de la vida, a costa de poner en peligro a la madre o de excluir en vida a un ser proveniente de una relación ilegal e ilegítima: incesto, violación, estupro.

Muy bien conocemos que los “excluidos” en vida o en muerte, deben ser reverenciados para reconciliarnos con ellos, pero eso no obsta para que se mantengan en el ánimo de la mujer sentimientos de culpa que sean el apoyo para la “revictimización” que los organismos de persecución de delitos, en muchas ocasiones, asumen como pretexto de redención institucional. Expiar culpas ha sido la cereza del pastel de una falocracia o masculinización del poder que denuesta la vida de la mujer porque permite que la cultura de la igualdad se someta al escrutinio de los hombres. De ahí la lucha histórica que ayer terminó parcialmente, y en cuyo deseo se fincó la elección del primero de julio para renovar la esclerótica legislatura en donde la oposición fue decorativa y la partidocracia oficial dominó con incentivos preferenciales para los “congresistas a modo”.

No nos olvidamos de que la iglesia y el gobierno panista de Baja California obligó en 1999 a que el producto de una violación de una niña de Salina Cruz, Oaxaca, de 13 años (Paulina), pudiera ofrecer licencia para el aborto en una comunidad que le era ajena: Mexicali. En esa ocasión, una carga fuerte de adrenalina desencajó el ánimo de oaxaqueños que veíamos a distancia que se gestaba una injusticia marcada de coraje por pretender hacer parecer a las instituciones como patrocinadora de actos píos cuando en realidad se trataba de una doble moral. La sociedad civil es un “tercer género” que se diferencia de la “sociedad política” y las “instituciones sociales” clásicas. La sociedad civil mexicana se manifestó ayer gloriosa al ver como un triunfo lo que sucedía en la sociedad civil oaxaqueña. Auspiciar prácticas que mejoren la capacidad de resolución humana desde la perspectiva de la conciencia colectiva, son ahora factores que deben pasar por la sociedad civil; es otorgarle certidumbre a aquellos preceptores que obedecen preceptos de sano derecho.

Muchos participantes hombres de la sociedad civil, deberíamos considerar remitirnos a un taller de “trato diferenciado legítimo”, en donde nos demos cuenta de que el rezago de la mujer en ocupaciones de importancia, nosotros mismos lo fomentamos. Sólo para ilustrar esta situación, derivado de una investigación realizada en 2014, la proporción entre hombres y mujeres en la estructura ocupacional daba una proporción promedio de 60/40. Diez puntos ha sido la diferencia desde el 2004, año tope que aquella investigación data (Rodríguez-Pérez y Castro-Lugo). Llegar al 50% de oportunidad realizable en sus aspiraciones ha hecho que tanto el INE como el Poder Judicial de la Federación hayan convocado sólo a mujeres para ocupar puestos de relevancia. No debemos atacar esta política pública, pues aún no da lugar a “discriminación positiva”.

El aborto ha dado pie a polémicas en donde la “falocracia imperante” o la “masculinización galopante”, hace que el saldo siempre esté del lado de los transgresores, arguyendo que las víctimas hacen de sus bases discursivas una mera prolongación de su efecto manipulador que se origina en la infancia y se pervierte en la adultez. Las razones culturales que pretenden desideologizar a la mujer, para detentarle la decisión sobre su propio cuerpo, es hoy una “discusión bizantina”, carente de prospectiva sólida.

Twitter: @JNMIJANGOS
Blogger: jnmijangos.blogspot.mx

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios